Seguidores

martes, 6 de septiembre de 2011

* TIRITIRITI, EL DIABLO VA SALIR

Hoy, estoy de recomendador. Me explico. El 7 de septiembre, hay, entre otras, tres fiestas que coinciden en tan señalada fecha: La romería ofrenda a la Virgen del Pino, en Gran Canaria; la Bajada de la Virgen del Socorro, en Güimar, isla de Tenerife y el “Diablo” de Tijarafe, en la isla de la Palma.

Todas ellas las he vivido de mil maneras distintas. Todas ellas, cuentan con asistencia masiva, son únicas y sirven de obligada disculpa para disfrutarlas. Durante estos últimos días he venido hablando de algunas de las fiestas distinguidas: el Pino y el Socorro. Faltaba que me adentrara en un acontecimiento distinto y distinguido: la Verbena del Diablo… Y hoy, claro, toca…


El escenario en la que usted, si decide recalar por la isla bonita, es Tijarafe, nombre de inmemorial raíz cuyo significado hace referencia a frescura o sombra. Tijarafe, se extiende de cumbre a mar y fue una zona que basó su economía en carbón y brea…


Foto: Danza del Diablo 2010, de Manuel Crespo

Tijarafe es nombre aborigen de inmemorial raíz, que al parecer significa "Frescura" o "Sombra". Sin duda, porque esta comarca fue y continua siéndolo, tierra de inmensos pinares, que se extienden hasta el abismo de los acantilados. Este verdor es como una mano que quisiera acariciar al mar. La madera y su aprovechamiento, como carbón y brea, fueron la base económica tradicional de Tijarafe hasta un tiempo no demasiado lejano.

Tijarafe, tiene encanto. “Cueva Bonita”, es lugar paradisíaco que invita a la ensoñación; el tajaraste, acompañado con las campanas de la iglesia, suena celestial y en este municipio, de la mano del desaparecido repentista Eremiot, Goyo, Aridane, viví momentos irrepetibles.

Foto: Danza del Diablo 2010, de Manuel Crespo

Pero en fiestas, Tijarafe, con sus pinas y adoquinadas calles, te atrapa. Compartí, en busca de ese inicio de una de las tradiciones más arraigadas, momentos con personas mayores y con algunos protagonistas de bailar el Diablo. Pretendía, era el objetivo, conseguir el dato sobre el inicio de la tradición para contarlo en programas como Senderos Isleños y Andar Canarias. Me llamó poderosamente la atención un tinerfeño Nicolás Rodríguez. Hombre de carácter que vivía y contaba los años por la llegada de la noche del 7 de septiembre, fecha en la que se enfundaba su vestido de hierro y fuego para irrumpir en medio de la Verbena sembrando el pánico, cuando la música con el “tiritiriti, el diablo va salir”, anunciaba el comienzo de un espectáculo lleno de sentido. Es la noche del diablo que representa al Mal y que con la llegada del nuevo día, agotada su carga de fuego llegada desde el mismísimo inferno, es derrotado por la Virgen de las Candelas, nuestra señora de la Candelaria.

Cuenta, la investigadora palmera María Victoria Hernández que antiguamente el armazón del diablo quedaba en la puerta de la iglesia, en señal de derrota, de rendición ante la virgen.

Recuerdo que en una de mis visitas, en vísperas de tan señalado festejo que hablé con el párroco.

El cura párroco de Tijarafe me atendió amablemente, cuando le pedía explicaciones sobre este número que se ha convertido en el más importante del festejo y que simboliza la lucha entre el bien y el mal entre la luz y la sombra… Y, resulta curioso que teniendo siempre el mismo final, tenga tanta aceptación…

-¿Cómo es posible que el diablo tenga tanto protagonismo hasta el punto de eclipsar a la virgen de la Candelaria en las fiestas de Tijarafe?

“Tiene, hasta cierto punto, relativamente, su importancia. Lo ha eclipsado porque a lo largo del tiempo la gente le ha dado más importancia a lo que es el diablo, a lo que es puramente festivo y se ha olvidado de cuál es el motivo verdadero. Eso ha hecho que durante mucho tiempo siempre se ha llamado a estas fiestas, las “Fiestas del Diablo”… cuando el diablo, es, puramente, un acto más, además está reducido a nada más que a la noche de hoy.”

-¿Estas son, resumiendo, las fiestas del “bien y del mal”. Lucha entre los dos poderes?

“Sí; podríamos decir eso. Hay una cierta tradición que dice que Dios le da “cierto permiso” al diablo para que esta noche, pudiese salir y que hiciese lo que quisiera. Sabiendo precisamente el señor, que la virgen va a salir al día siguiente. La virgen va a nacer esta noche y va acabar con el poder y esa lucha entre el bien y el mal, empieza esta noche con el mal y terminará al día siguiente con el nacimiento del bien".

Son las fiestas del Diablo, unas fiestas a las que invito a todos a que la conozcan. Un acto que comenzó con el nombre de cataclismo cambiando su nombre, posteriormente por Sinforiano y que hoy, tiene el definitivo de la Verbena del Diablo.

En otro apartado en este mismo blog pueden ustedes tener una información más amplia de cómo viví y relaté La Verbena del Diablo.

ALFREDO AYALA OJEDA

3 comentarios:

  1. QUE BONITO ESE RELATO ,,PRECIOSO,,,PERO YA EL DIABLO NO ES COMO LO ERA, YO NO LO VI ASI. NI LO VIVI ASI!!HE ESTADO DURANTE 2 AÑOS...QUE PENA!!POR QUE EL RELATO ES MUY BONITO!! FELICIDADES DON ALFREDO ...

    ResponderEliminar
  2. Se me olvidaba. Menuda la que también se tiene armada en el municipio de Yaiza, en la isla de Lanzarote: Tres parrandas de "abutti": Chima, El Golpito y Raices, en la NOCHE DE BAILE Y PARRANDA. Dice el reclamo "A NADIE DEJARÁ INDIFERENTE" y, claro, conociéndolos, sabemos y afirmamos que así será.
    Fijesen la espectacion que ha levantado este acontecimiento que el bar frente a la plaza ya tiene al fuego las sabrosas garbanzas.
    "Me he quedado rascao como un piojo por no poder asistir". Otra vez será.

    ResponderEliminar
  3. En septiembre Alfredo támbien coinciden unas fiestas que hablan del diablo de alguna manera, cierto es que no corresponden a la fecha 7 de septiembre como apostas en este blog, pero me pareció interesante hacer un simil con lo que decías y preguntabas al párroco, de que al final es el diablo el que se hace protagonista de la fiesta, como ocurre en Valsequillo con la "suelta del perro maldito"en la fecha del 29 de septiembre, correspondiendo a las fiestas de San Miguel, pero es esa noche de mayor auge de las fiestas. La Danza del Diablo no la conozco y a ver si un día las disfruto..... un abrazo Alfredo

    ResponderEliminar