Seguidores

jueves, 22 de septiembre de 2011

* CHIMAQUE: “Paseando por mi Pueblo”

Porque de vez en cuando la Naturaleza se complace en mostrarnos con descaro uno de sus milagros, la isla de Tenerife adorna su vertiente norte con un paisaje impregnado de un verdor rotundo que trepa violento hasta la cumbre, donde los abruptos acantilados de un mar inmisericorde, dejan atrás la espuma y el salitre para ganar la bruma perenne de las alturas.

Y es esa perpetua presencia del celaje entre agujas de pinos, la que en su destilar e irrumpir en raudal por los profundos barrancos, otorga a este paisaje, un nombre singular desde el principio de los tiempos: Chimaque.


Y es que Chimaque… o “Fuente de Vida”, es un lugar que ha ganado tan bella denominación, por la ancestral gratitud de sus habitantes para con el generoso suelo que los acoge. Porque, este hermoso vocablo; Chimaque; evoca con rotundidad el amoroso vínculo del hombre con su tierra, y el orgullo de pertenecer a ella.

Cuando, en ese mismo paisaje, contemplamos las escalonadas planicies de las huertas remontando ladera arriba hasta perderse en el infinito de las cumbres; cuando al borde del abismo de los barrancos ingentes se apiñan tejados y azoteas hasta colmar el último resquicio del vacío; nos alberga el sentimiento de que ese amor por la tierra, siempre demanda el precio del sacrificio de sus gentes. Y es ese espíritu de constante sacrificio, el que ha marcado la pauta en el carácter de los afortunados habitantes de ese lugar.


Nada más que esta reflexión, puede dar sentido a la primera obra discográfica de la Agrupación Folclórica Chimaque: “Paseando por mi Pueblo”; porque en el contenido y presentación de la misma, abunda una desbordante entrega al amor por aquel lugar y su historia. Y es desde esa su historia, alimentada por el cúmulo de tradiciones inmersas en el folclore, donde Chimaque va desgranando un discurso musical y poético exquisito, contenido en un repertorio fruto del esfuerzo y la constancia de sus integrantes.


Una obra con esta extraordinaria calidad, no surge espontáneamente sino de la constancia y el esfuerzo de muchos años atrás. Allá, en 1996, comenzaba Chimaque sus primeros pasos en el pintoresco barrio santaursulero de San Luis, para iniciar una larga andadura; un extenso camino de experiencias que han conferido a esta formación musical la sabiduría y solvencia para acometer un proyecto de la envergadura como el que se presentó el pasado 17 de septiembre en el Cine-Teatro Municipal de Santa Ursula.


Isas, folias, malagueñas, seguidillas, berlinas…arrorós y tangos guancheros…compendian en esta obra una hermosa evocación a las cadencias y danzas que han configurado el perfil de la cultura tradicional de un pueblo, a través de temáticas desprendidas de las vivencias cotidianas, las costumbres y los sentimientos de sus habitantes. Resulta muy notoria la particular lírica en la percepción y descripción de los recoletos lugares del pueblo en temas como la isa “Paseando por mi Pueblo”, de la que toma su título el disco, o en las seguidillas.

Esta sólida motivación argumental, tiene una traducción musical espléndida en la labor compositora y arreglista de su director, José Feliciano López, figura de destacada referencia dentro del colectivo y fuera del mismo, por cuanto su quehacer y presencia se extienden más allá del ámbito cultural municipal, para posicionarse como uno de los valiosos precursores de la vigencia y continuidad de nuestro folclore en las Islas.


Como en todas las grandes formaciones, a esta calidad musical se suma una delicada y fidedigna expresividad escénica y coreográfica, a cargo de José Daniel Izquierdo Barroso. Pero, nada de lo visto y oído sería posible sin la entrega y dedicación de los 51 compañeros restantes, cuyas notables aptitudes quedan de manifiesto en la obra realizada. Una obra cargada de complicidad y espíritu colectivo, que se evidencia en el nutrido número de extraordinarios solistas participantes: José Luis Martín Afonso, Miguel Pérez Pacheco, Carmen Teresa Pérez, Natalia Farrais Pérez, Mª Candelaria López Hernández, Domingo García Jorge, Mónica Medina Quintero, José Ángel Dávila Pérez, Cristina Bárbara González García y Gregorio Miguel Mesa González. A este magnífico plantel se incorporan dos reconocidas figuras: Yaiza Torres, voz única e insustituible de nuestro folclore, y un sorprendente José Benavente, al que muchos de nosotros teníamos encasillado en otros géneros musicales, cometiendo el error de olvidar su prodigiosa ascendencia familiar, donde siempre se han prodigado inigualables protagonistas de nuestro acervo folclórico.



En definitiva, nos encontramos ante una obra de estructura y concepción plural, fruto de la concordancia de múltiples voluntades en torno al objetivo común de mostrarnos un espléndido retrato atemporal del sentir de un pueblo…de un bello lugar llamado Chimaque. Nuestro íntimo deseo es que esa “fuente de vida” fluya por siempre en el hermoso y extenso paisaje de nuestro folclore.

FÉLIX ROMÁN MORALES DÍAZ PARA ARTISTASENRED Y ETNOGRAFÍA Y FOLCLORE

(Fotografía: Fotoarte Virogo)

2 comentarios:

  1. Anoche, en el Traspatio que dirige Lydia Díaz, compartimos la lectura de este magnífico articulo que, aparte de invitar a todos a recorrer los rincones de nuestra breve geografia, resalta el trabajo de un grupo que, con sus nuevas incorporaciones, le espera un brillante futuro.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias amigos por esa lectura del artículo en EL TRASPATIO. Por motivo de un ensayo de Tigaray para la Fiesta de la Vendimia de Tacoronte, no pude oír el programa en directo. Menos mal que ya se puede escuchar en diferido a través de internet. Un fuerte abrazo a todos.

    ResponderEliminar