Seguidores

martes, 27 de septiembre de 2011

* “LLAMADOS DE MORENA”

La última ocasión que se me presentó la oportunidad de levar nasas, fue en aguas cercanas a la orilla de la Aldea de San Nicolás: frente al histórico “Charco”. Me había invitado un amigo de los que ya casi no se estilan: Manolo Montesdeoca, brillante operador de sonido de TVE. Con él, hablando en argot marinero, me embarqué en distintos programas como Tenderete, recalando, en 1.984 por Venezuela y, posteriormente, por distintos puntos del Archipiélago.

En Manolo, no solo latía un corazón isleño. Manolo, era un “león”: lo leía todo. Tenía hambre del “saber popular” y atesoraba una basta cultura de las cosas de la tierra que aún guardo celosamente en mi memoria. Serenos y dialogados; largas e ilustrativas fueron nuestras charlas… Desgraciadamente, una mañana de hace algún tiempo, en plenitud, falleció repentinamente… Desaparecía, junto a mi joven amigo un valioso archivo, uno más…

Recuerdo que nuestro último contacto profesional, fue en tierra firme cuando regresábamos de levar nasas y buscábamos soco en el muellito de la Aldea de San Nicolás… Mientras el pescador vertía sobre el cemento los frutos del mar y los curiosos se arremolinaban para observar cómo fulas, brecas, sargos daban sus últimos coletazos, una serpenteante “morena pintada” reptaba buscando una libertad que se me antojaba imposible. Viéndola arrastrar su cilíndrico cuerpo por el áspero cemento, mientras apurábamos un cigarrillo, le hablé de la intención de hacer un programa especial dedicado a los “Cantos de llamado” para la serie “Senderos Isleños”. Le añadí que nunca, que yo sepa, se había prestado atención a la pesca de esta especie mediante cantos y silbos. Solo el musicólogo Lothar Siemens había abordado el tema en una separata referida, exclusivamente, a la isla de Madeira...

Manolo, profundo conocedor de la zona y de su gente, nos habló de pescadores, que solían enlabiar a las morenas para seducirlas mediante cantos y silbos… Manolo Montesdeoca, de manera gráfica, me contó curiosidades del “zumito” de caballas o sardinas que preparaban los pescadores ocasionales para atraerlas cuando la mareas veraniegas son propicias para su captura… Pero el tiempo apremiaba y el reducido equipo de “Senderos Isleños” emprendimos el regreso a la Tele.

Durante días, Juan Martínez realizador con el que compartía la dirección de la serie, Antonio Casanova, quien trazó el hilo conductor del programa, los ajustes del guión tanto de Juan Martínez como míos y los sabios consejos de Paco Navarro, nos pusimos a devorar y ordenar la escasa información existente…

Habíamos elaborado un largo plan de trabajo que contamos, meticulosamente, a un cámara de lujo: Juan Antonio Cubas. Creo, sinceramente, que sin su valioso trabajo, sin su colaboración y profesionalidad, cada capítulo de “Senderos Isleños” no hubiera acaparado ni tanta aceptación, ni tantos elogios.

El capítulo titulado “Jo, morenita, jooo”, tardó mucho tiempo en grabarse. Cada vez que nos desplazábamos a cualquier punto de nuestra geografía, le dábamos un empujoncito… Hablamos con pescadores de siempre, con gente de tierra adentro, científicos, con sanadores o curanderos de la terrible y ponsoñoza mordedura de la fiera morena…

Hicimos un largo recorrido por el perfil de todas las islas. También tierra adentro… Creo que no nos quedó un rincón ni por recorrer, ni por preguntar. En nuestro andar encontramos la curiosidad del canto, siempre cambiante veces de profunda vocación religiosa y otras con retahíla de tacos autóctonos que hablaban por sí solos cuando la escurridiza morena se resistía a su captura...

Lothar Siemens, con su magisterio nos hizo la corrección: “No son cantos; son recitados”, nos dijo. Efectivamente. Solo en nuestro recorrido localizamos en la isla de La Gomera, a un amarrador de barcos, de nombre Jesús y conocido por “Mas dispués” que, musicalmente, le cantó a la morena…

“Sal morenita, pintada

Que me comes la carnada

Sale una salen dos..

Salen tres murión de Dios”
No faltó, para redondear el programa, nada más que haber grabado aquella morena albina que apareció en aguas de Los Cristianos, pero que murió cuando hacíamos los preparativos para grabarla…

Numerosas fueron las anécdotas, las curiosidades que recogimos a lo largo de las grabaciones que, celosamente se guarda en los archivos de Televisión Española en Canarias. Valiosas, las decenas de cantos grabados.

Este documento, único sirvió para que el grupo “Artenara” nos solicitara algunas de las imágenes para incluirlas en la presentación de uno de sus trabajos discográficos.

“Joo, Morenita, Jooo”, en la X muestra Internacional sobre temas del mar, celebrada en Las Islas Azores, resultó galardonada con el “Azor de Plata” premio que compartimos con la BBC que presentó el capítulo “Delicia en el país de las maravillas”.



El equipo de Senderos Isleños, estuvo compuesto por:

Dirección Juan Martínez-Alfredo Ayala

Realización: Juan Martínez

Producción: Alfredo Ayala

Guión: Antonio Casanova, Juan Martínez, Paco Navarro y Alfredo Ayala

Imágenes: Juan Antonio Cubas

Ayudante: Miguel Almeida.

ALFREDO AYALA OJEDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario