Seguidores

lunes, 21 de marzo de 2016

* “NOSTALGIAS DE LA TRASTIENDA”

Emilio López, es un amigo. Pero no un amigo cualquiera. No. Es un amigo con mayúsculas. Lo conocí hace muchísimos años sobre los escenarios, delante de las cámaras, en la radio, en parrandas, en carnavales o, simplemente, tomándonos una copa…

Hacía tiempo que no coincidíamos. La última vez que compartimos una noche intensa, repleta de música, humor y recuerdos, fue allá, por los años 2004 en la Bodega de Julio “El Tiznao”, en Tenerife, cuando invité al grupo que él dirigía “Tierra Trágame” a participar en el programa que yo creé y dirigí: “La Bodega de Julián”… En aquella ocasión después de escuchar un repertorio amplio y seleccionado, nos sentamos con otro gran amigo desaparecido, Sergio Correa y estuvimos chisteándonos y canturreando hasta que nos sentimos algo “perjudicados” y el gallo empezó a entonar su canción de amanecida invitándonos a una prudente y honrosa retirada…

Emilio, es un amigo intenso. Estar junto a él, es contagioso… Cuando lo encuentras, no se sabe donde ni cuando se termina la noche. Tiene marcha. Mucha marcha… Muchas horas he estado junto a él… Cada una de sus iniciativas son de premio. Él es la antesala de la fiesta, de la diversión… Bueno, mejor: Emilio es la fiesta… Amplios y ricos son sus conocimientos musicales… Lo mismo coloca un coro de voces que se embarca en temas carnavaleros…


Emilio, poco a poco fue perdiendo visión hasta quedarse ciego… Pero eso no mermó para nada su amor por la música. Él siguió al pie del cañón… Emilio, allá por el 78, con “Los Gofiones”, se desplazó hasta Madrid, cuando aquella histórica final de la copa del Rey disputada en el Santiago Bernabéu, entre la Unión Deportiva Las Palmas de Brindisi, Morete y compañía y el Barcelona de los Cruif, Sotíl, etc. Por la puerta del Sol caldeando el ambiente, con aquellos estribillos que sabían a gloria: ¡¡ Ay Brindisi, Brindisi, con tus goles nos haces felices ¡¡....

Dirigió o creó murgas de renombre como Los Guanches Picapiedra, Los Sobrinos, “El Tío Tom”…

Bueno escribir su biografía sería algo largo de contar…

Hacía tiempo que no coincidíamos pero hace unos días, recibí una llamada. ¡Hola. Soy Emilio… Emilio “El Ciego”!.

_ ¡Coño Emilio,! ¡Tanto tiempo…!

Estoy aquí en Guía, en el Casino. Como estás viviendo en Gáldar, si puedes venir nos saludamos…

Y naita más que colgar, me puse en el coche y salí eslapao a su encuentro. Allí, en el casino, nos abrazamos durante largo rato… Y al oído, me dijo:

“Estuve en Gáldar y le pregunté a Pepe Mejías por ti, pero me dijo que aunque te ve diariamente hoy no habían coincidido… Nada que como estrenamos espectáculo titulado “Nostalgias de la trastienda”, pues quería invitarte… Y pegó la hebra: “Nostalgia de la trastienda” retrata distintas páginas contadas y cantadas sobre la constante del isleño: la emigración.

Nostalgias de la trastienda, tiene anunciada su intervención en puntos emblemáticos de nuestra isla: Guía, Gáldar, Las Palmas, Vecindario, Ingenio y otros muchos puntos.

Prometí ir a ver el espectáculo. Voy, con un doble atractivo: Uno porque está mi amigo Emilio en el escenario. Otro porque sé que estando él, el espectáculo debe ser palabrita del niño Jesús…

ALFREDO AYALA OJEDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario