Seguidores

miércoles, 24 de septiembre de 2014

* CON LOS SENTIMIENTOS NO SE JUEGA: FIESTA DE LAS MARÍAS

Pasados los días y más tranquila, intento escribir unas líneas sobre lo acontecido en mi pueblo, en Guía de Gran Canaria, el pasado fin de semana, pero empiezo contando una historia vivida en primera persona, que mucha gente no conoce, y creo que ya va siendo hora de publicarlo…

Hace dieciocho años, con la participación de los vecinos, hicimos una carreta que desde Ingenio Blanco se bajó a Santa María de Guía, estuvimos meses para terminarla, fue duro pero la ilusión era inmensa, queríamos lo mejor, para mostrarnos ante nuestra Virgen de Las Marías.
Conseguimos terminarla, estaba preciosa o por lo menos eso nos parecía. Llegó el día esperado, todos nos levantamos muy pronto, la emoción nos embargaba. Nadie se quedó dormido aquel día, estábamos muy cansados por el trabajo realizado, pero sobre todo por la bajada de la rama, del día anterior.
Nos dispusimos a salir, enganchamos la carreta a un tractor y empezamos nuestra aventura... Íbamos muy despacito, tardamos en llegar a la Cuesta Caraballo una eternidad, y justo cuando empezamos a bajarla, se rompió el enganche.  Toda nuestra ilusión se había quedado en nada, bueno sí, quedó en llantos. Pero tenemos en Ingenio Blanco a un señor, que nunca se da por vencido y allí estuvimos hasta que consiguió arreglarlo. Así que pudimos continuar con nuestra marcha y muchísimos nervios.
Por fin, llegamos a Guía… nos pusimos donde nos dijeron y a esperar. Mientras nos llegaba el turno, para salir (desde la calle Sancho de Vargas) donde está la parada de guaguas, empezamos con gran alegría a tocar, cantar y bailar. Nos tocó salir, y seguimos con la parranda, con toda la ilusión del mundo llegábamos a la esquina de la plaza, por la farmacia y solo pedíamos que el enganche aguantara, aunque sabíamos que con la ilusión que habíamos puesto, la Virgen pondría su mano para que todo saliera bien y así fue, nos tocaba a nosotros… empezó a sonar una isa, nuestro grupito de baile (chicos y chicas de dieciséis y diecisiete años) bailaban mientras cantaba una de las vecinas del barrio (también de la misma edad) y tocadores de todas las edades, más los vecinos que iban con la carreta. En un momento todo se volvió gris, todo se entristeció, en plena actuación nos viene alguien (que no sé si a día de hoy es Mayordomo, pero que en aquel momento no lo era) y agarra a nuestro timplista de la camisa, para que salga fuera, porque dice que el pantalón que llevaba no era el adecuado para pasar por delante de la virgen, el chico siguió tocando sin hacerle caso (no entendía que en plena actuación, este individuo intentara echarlo, puesto que eso, si hay que hacerlo debe ser antes). Pues lamentablemente la cosa no quedó ahí, como no quiso salir, apareció la policía local y vinieron a por él, lo agarraron y se lo llevaron, vuelvo a repetir que era delante de la virgen, en el momento en el que le estábamos cantando. Entonces decidimos parar la actuación, y no seguir, entendíamos que veníamos juntos y teníamos que permanecer así. La isa se quedó a medias y nos marchamos. Éramos jovencitos y lo proclamamos a los cuatro vientos, al día siguiente nos llamaron de una emisora de radio de Gáldar, “Radio Doramas” y fuimos, claro que fuimos, allí contamos todo lo sucedido. La gente se tiraba manos a la cabeza, y por la repercusión que tuvo el programa, nos llamaron los Mayordomos, para convocar una reunión en el barrio, y aceptamos.
Fue al sábado siguiente, vinieron dos, y después de un acalorado encuentro, hablamos y todo quedó claro, nos pidieron disculpas por las formas, no creyeron jamás que interrumpiríamos la actuación, al quitar de en medio a uno de nosotros,  pero que teníamos que entender que si dejaban pasar a uno, tendrían que dejar pasar a los demás.  Y lo entendimos, el daño estaba causado pero sabíamos que otro año no pasaría. Aprendimos la lección, y creíamos que ellos, también.
Llegamos a un acuerdo, que solo ellos, los dos Mayordomos que vinieron y nosotros, los que estuvimos en esa reunión, sabemos. Nosotros hemos cumplido,  así lo venimos haciendo año, tras año. Hoy en día, podemos o podíamos decir, que Las Marías, era una de las fiestas más puras, que existía. Donde el respeto era lo primordial.
Pero con el tiempo, entiendo que se va perdiendo, que el respeto no existe, o por lo menos no lo suficiente. Y me explico… todos los que bajábamos desde Vergara, el tercer fin de semana de septiembre, teníamos una meta y era llegar a Guía, a la iglesia, para ver a nuestra Virgen, no importaba el lugar en el que íbamos, solo importaba llegar, ahora ya no es así, se guardan sitios, te dirigen, te empujan, te dicen, te gritan… para ir al principio, para llegar antes, como si entendieran que la Virgen solo ve a los primeros.
Este año, todo suena distinto, todo. Son muchos que por cuestión de salud, o de edad, no pudieron bajar de Vergara caminando, pero sí tienen su promesa. Sé de alguien que llegó al Hospital de San Roque, que siempre baja con su tambor, pero que algo le sucedió este año y no pudo hacerlo, así que prometió llegar con un bucio. Estaba desesperado porque no llegaban los tambores, y me preguntó que si faltaba mucho. Desde que los vio aparecer se emocionó, esperó pacientemente a que llegaran a su altura, para incluirse en el grupo y desde allí llegar ante los pies de la Virgen, el pobre no sabía lo que le esperaba. Cuando llegamos al lateral de la iglesia, había una gran valla, y tres mayordomos, que gritaban que solo podían pasar los tambores, que eran ellos los que podían subir las escalinatas de la iglesia, y que los bucios se quedaban en la parte de abajo, ya digo que esta persona, quería llegar a su Virgen, (entre otras cosas, para agradecerle que estaba vivo) que todos los años lo hace, unas veces te quedas cerca (muy pocas) y otras (la gran mayoría) bastante lejos. Pues no lo dejaron, el suplicaba que lo dejaran pasar, se puso muy nervioso y los tres mayordomos que allí estaban, hicieron caso omiso.
Conseguí hablar con uno de ellos, persona a la que he apreciado siempre, y le dije que se estaban equivocando, que no era justo, que cada uno tiene sus motivos y que hay que entender que la Virgen es de todos. También le dije, que no grabé en aquel momento la conversación por el respeto que le tenía, de haberlo hecho, hoy los que están leyéndome, entenderían de lo que hablo, es más, le puse una comparación. “parecían perros de presa, cuando se les da manga”.
Este señor, quedó fuera, desconsolado y llorando, pero no solo él, todos los que vimos semejante actuación, nos quedamos de la misma forma.
No había pasado cinco minutos, cuando un chico con un bucio, pasó la valla, y desde allí tocaba, no hacía nada más, había sitio, ya que muchos tambores no pasaron y tocaban desde abajo. Recuerdo verlo mirando a la Virgen y tocando, cuando un agente de la autoridad, desde la calle, le gritaba para que saliera, él se negó. Volvió a gritarle y él seguía tocando su caracola, el agente muy nervioso, destrabó la valla, cosa que le costó, supongo que por los nervios, de ver a alguien que no le hacía caso y llegó hasta él, lo agarró del brazo y lo empujó, el chico seguía negándose, entonces pasaron más agentes y entre todos lo sacaron de allí, podían haber siete u ocho guardias, cierto es que no los conté, la gente estaba asombrada, les gritaban a los policías pero ellos a lo suyo, a sacar a aquel “delincuente” que se le había ocurrido tocar el bucio, en el lugar donde estaban los tambores. Sé que algunos, grabaron con sus móviles lo que allí pasaba, no sé  si han hecho algo con esa grabación, si la han borrado, si tienen miedo a publicarlo, o si han hecho buen uso y se lo han enseñado a quién corresponde. El caso es que a este chico que cumplía con su promesa, lo echaron y de muy malas maneras.
Eso sí, la banda de música tenía su lugar al ladito de la Virgen, los peregrinos que llegan cansados, agotados, pero ilusionados no, pero ellos sí. Otra sorpresa es cuando conseguimos entrar a la iglesia, allí sonaban los tambores y los bucios. Y de buenas a primera empiezan a mandarnos a callar, porque un grupo de jóvenes así anunció el cura, iba a cantarle una canción a la Virgen, y se hizo el silencio. ¡¡¡Oh Dios Mío!!! Una letra, preciosa, emotiva se escuchaba, a estos chicos se les dejó pasar y tener su sitio delante mismo de Nuestra Señora y como si de un concurso de murgas se tratara, hicieron su actuación. Y digo concurso de murgas, porque efectivamente quien estaba actuando era una murga. ¿¿¿Una murga en la iglesia??? Señores Mayordomos, creo que han perdido el norte.

Quiero dejar muy claro, que no tengo nada en contra de la murga, que lo hicieron muy bien, pero simplemente que no es el sitio. Entiendo que las murgas son para carnavales, que tienen su lugar desde mediados de enero hasta casi marzo, para ellas. Dicha murga, había actuado el viernes en el teatro, lugar digno para ella, junto a solistas y verseadores de lujo. Pero, ¿¿¿en la iglesia???

En dicho espectáculo, “Coplas a Las Marías”, se pagaba la entrada, cierto que a seis euros, pero algo que se supone que es para el pueblo, y que en los momentos que vivimos, de crisis, podría haberse hecho allí mismo sin cobrar, o en la plaza Grande, para alegrar a todo el mundo y no, a unos pocos privilegiados que son los que tienen dinero y pueden pagar dicha entrada.

Otro señor, me contaba que lleva veinte años y no es una cifra hecha a la ligera, porque hizo las cuentas delante de mí, diciendo… mi hija tiene 22 y yo llevo con esta promesa, 20 años. Bajar la rama y después de que la gente empiece a salir de la iglesia, dejar mi sombrero y darle un beso al manto, pues hasta eso, este año se lo quisieron impedir, y palabras textuales de alguien a este señor, fueron: “es que, si te dejo en qué vamos a convertir esto”

Que a alguien, que siempre participa con Las Marías, le hayan regalado algo para la virgen, como una simple calabaza y le dijeran, “llévasela a la virgen” y decirle que no, porque esto no es una romería ofrenda, a ustedes que más les da, recogerla y entregarla a la iglesia, a cáritas o a una familia que no tenga recursos, ¿tan difícil es?

Si hablamos de tradición, me podrían decir, ¿de dónde han sacado el baile de la Virgen? Queda muy emotivo ver, cuando llegamos a los pies de Nuestra Señora, que nos recibe moviéndose a un lado y a otro, como si la estuvieran meciendo, pero y eso por qué, qué razón tiene, se hizo el año pasado y ha vuelto a hacerse este año, para que me entiendan, es como si en el transcurso de la rama, pidiéramos "agua, agüita, la rama está sequita”, no señores, eso no nos pertenece.

Si recuerdan como empecé este texto, les diré que tampoco se puede pasar por delante de la Virgen con gafas de sol, te dicen: o te las quitas o no pasas. Pues deberían echar un vistazo a todas las fotos que existen del día de la romería para que vean, que unos sí y otros no, el mismo que dice que no puedes pasar, este año las llevaba puestas, claro que dirá que las necesita, y no voy a ser yo la que diga que no es así, pero han pensado que a lo mejor, las demás personas que van también las necesitan. También me gustaría que se fijen en la vestimenta completa, se llegó a decir en programas de radio y televisión, que tampoco cuesta tanto dinero vestir bien, para pasar por delante de la virgen. Eso es, ¿para todos o solo para algunos? Existen fotos de personas, con zapatos que nada tienen que ver con lo tradicional, cantándole a la Virgen y con los Mayordomos detrás.

Señores Mayordomos, ¿ustedes no creen, que deberían replantearse el origen de la Fiesta de Las Marías? Doscientos tres años del voto hecho en Vergara, presumiendo siempre de la pureza de las fiestas, de la promesa hecha por los campesinos, a Nuestra Virgen de Guía, que con ramas y caracolas intentaban espantar al cigarrón.

Con el dolor de mi alma, les digo que piensen que la gran protagonista de toda esta historia, es LA VIRGEN DE GUÍA, LA VIRGEN DE LAS MARÍAS, y que si a ella le preguntaran, estoy completamente segura, que no le importaría como fuesen a verla, con tal de que fueran, pero que entiendo que hay que establecer unos parámetros, unas normas, si queremos conservar la tradición, claro que sin menospreciar el fervor, la convicción, los ruegos, las promesas hechas por toda persona que se acerque ese día a nuestra Señora y sobre todo, el agradecimiento.

También diré que me parece encomiable su labor, la de los Mayordomos, pero que se dediquen a eso, a lo que han hecho siempre, a mantener y conservar la tradición no a inventar.

¿Mantenemos tradición o creamos espectáculo?

Mi  gratitud a todas esas personas, que de forma anónima, sin un nombre que las avale, año tras año, están ahí, cumpliendo con la promesa y que aún estando cansadas de ver tantas injusticias, me pidieron, que no fuera dura al escribir, porque se trataba de nuestra Fiesta de Las Marías.

Habrán podido comprobar, que no he nombrado a nadie, pero que sí doy la cara y digo lo que he visto, si quieren hacer algún comentario al respecto bienvenido sea, pero eso sí, con nombres y apellidos como lo he hecho yo, dando la cara y con respeto.

La Fiesta de Las Marías, es un sentimiento.

¡¡¡QUÉ VIVA LA VIRGEN DE LAS MARÍAS!!!

LYDIA DÍAZ PÉREZ


18 comentarios:

  1. Carmen Nieves Garcia Delgado25 de septiembre de 2014, 15:28

    MARAVILLOSO AMIGA Y ES VERDAD SE CONFUNDE TRADICION CON ESPECTACULO ,CONOSCO MUY BIEN AL MAYORDOMO MAYOR DE LA VIRGEN LO CRIO MI MADRE QUE EN GLORIA ESTE SE COMO ES Y DE QUE PIERNA COJEA SI SEÑOR COJEA ,YA ESTA BIEN POR FAVOR LA VIRGEN ES DEL PUEBLO Y PARA EL PUEBLO Y SI AY QUE SALIR A LA CALLE Y APOYAR EN ALGO CUENTA CONMIGO AMIGA CHAPO SE LO PASARE A NUESTRO AMIGO ANTONIO CUYAS AHORA QUE TIENE TAMBIEN ANECDOTAS Y NO BUENAS PRECISAMENTE Y HAVER SI DEJAN YA AL PUEBLO VIVIR SU TRADICION Y NO TOCAR LAS NARICES LYDIA MARAVILLOSO TEXTO Y COMO LO CUENTAS TENGO EL BELLO DE PUNTA AMIGA ADELANTE TIENES MI APOYO LA UNION HACE LA FUERZA UN BESO FUERTE FELICIDADES.

    SENTIMIENTO,TRADICION Y CORAZON Y AMOR POR LA VIRGEN ASI ES LYDIA ME GUSTO MUCHO FELIZ DIA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu comentario, Carmen Nieves. Has sido muy valiente porque a pesar de que nadie ha querido hacerse eco de lo que aquí he contado, se ha convertido en menos de 24 horas, en uno de los más leídos del blog, en los últimos treinta días.

      Eliminar
  2. Lydia, suele pasar que el mensajero, sea el culpable de todo. Lo fácil, es dar la palmadita en la espalda. Lo difícil, es tener el coraje para denunciar públicamente lo que a tu juicio - que comparto-, está sufriendo deterioro... Yo también hable con algunos lugareños que estaban escandalizados pero solo de boquilla pa´dentro. Después, callan. Las críticas, traen problemas para quien las hace. Pero una vez señalados los problemas, uno duerme en paz con su conciencia. Ahora, estoy preparando un articulo sobre el tema que publicaré en este blog.

    ResponderEliminar
  3. guillermina pérez rodríguez28 de septiembre de 2014, 2:13

    ¡¡¡VIVA LA VIRGEN DE LAS MARÍAS!!! Que viva para siempre, aquel Voto que se hizo en Vergara por nuestros antepasados. Sres. Mayordomos. ¿Qué está pasando, con la pureza de nuestra promesa a Nuestra Señora, La Virgen de Las Marías? que con tanto Sentimiento, año tras año, (entre todos los Guienses) queremos conservar tal y como se ofreció hace docientos tres años, y, no con innovaciones, como las producidas este año. Por un momento, por favor, pensemos qué dirían nuestros ancestros si pudieran estar juntos a todos el sábado dentro del Templo, y ver a una murga, mientras en las escalinatas, fuera de la iglesia, la policía se llevaban a un devoto, por estar tocando la caracola,junto a los tambores, con tres mayordomos al lado. ¿Estos actos fueron los que Prometieron Nuestros Antepasados en la Montaña de Vergara? ¡¡¡Por Dios y Las Marías Bendita!!! ¿Como es posible Sers. mayordomos, que ustedes permitan semejantes actos, que no tienen nada que ver con la Promesa Hecha en Vergara?. Quiero aclara que,, no tengo nada contra la murga,, les deseo lo mejor, pero en los carnavales. Conozco a todos los Mayordomos y el 99% son maravillosas personas!!! siento un profundo respeto hacia su buen hacer, ellos quieren simplemente que se cumpla el voto hecho en Vergara, y si pueden quieren hacer su trabajo sin que se note, pero, con ese encanto que tienen,si tienen que llamar la atención a alguien, lo hacen pero, con dulzura, con sentimiento, con educación y, NO, con aires de notoriedad, como ese 1% que presume de aquí mando YO y si no llamo a la policía!!!. Sres. Mayordomo jóvenes y alguno no tan joven, les pido tranquilidad,serenidad,paciencia,Mucho Sentimiento, hacia las personas que con sacrificio llegan a los pies de Nuestra Señora de Las Marías. Termino apoyando a Lydia Díaz Pérez en todo lo que dice en su artículo. Por qué, porque es puro Sentimiento y pone el alma y su corazón en defender Las Tradiciones y sobre todo La Virgen de Las Marías. GRACIAS!!! Lydia por permitirme expresar mis sentimientos en tu blog. Mi nombre es: Guillermina Pérez Rodríguez.

    ResponderEliminar
  4. Copio y pego lo que en facebook escribí, para aquellos que no pertenezcan a esa red social y por lo tanto, no lo pueden leer:

    "Me hubiera gustado que todo esto que está aquí escrito, y me refiero a la opinión de ustedes, la hubieran puesto donde la puse yo, en el blog, por el simple hecho de que aquí solo lo pueden leer las personas que tengo agregadas y allí lo podría leer todo el mundo, pero realmente les estoy muy agradecida, y deseo de todo corazón que todo esto sirva de algo, ya que no lo hago como crítica destructiva, todo lo contrario, si quieren llamarlo crítica que lo hagan pero constructiva, me importa mucho, pero muchísimo la Virgen de Las Marías, y todo lo que conlleva. De no ser así, "juraíto" que no hubiera escrito nada. Cuando digo algo, es porque estoy totalmente convencida y porque lo he comprobado, no me la voy a jugar ya que estoy bastante escarmentada. El día de la romería, me dijeron unos amigos, no te atrevas, sabes que no les va a gustar y mi respuesta fue: lo siento, no aprenderé jamás, pero cuando veo injusticias no puedo callarme.
    Maica, tú hablabas de tu embarazo y te creo, si haces cuentas tengo dos hijas, una nació el 1 de marzo de 1997, si recuerdas lo primero que cuento, comprobarán que en ese momento yo estaba embarazada (tenía cuatro meses) y mi otra hija, nació el 19 de septiembre de 2001 (ahí estaba embarazadísima, tanto como que mi hija nació el miércoles siguiente) Me había dicho mi médico que no se me ocurriera, y lo intenté pero no pude, era más fuerte la devoción, así que cuando todos salieron para ir a la bajada, yo me quedé desconsolada llorando, pero no en casa, salí caminando desde Ingenio Blanco, muy despacito con una ramita de eucalipto, y llegué a la Portada, allí los esperé, dejé que pasaran y fui caminando al final, con los chicos y chicas de Protección Civil, que a cada paso, me preguntaban que cómo estaba, que si necesitaba algo. Y esto no es afán de protagonismo, son ganas y deseos de llegar junto a mi virgen de Las Marías.
    Esto que cuento, mis intimidades, lo hago para que entiendan que la Fiesta de Las Marías, la llevo tatuada en mi alma.
    Pepa, precisamente esta tarde, le decía a mi familia, que no iba a participar más, que así no, que yo iba a Las Marías a disfrutar no a sufrir ni a coger nervios, sí que iría a ver a la virgen, pero nada de tambores, ni bucios, después de lo que has escrito te diré que el próximo tercer domingo de septiembre, si llego allá, volveré a gritar “Viva La Virgen de Las Marías” y volveré como siempre a emocionarme y que espero verte allí.
    Pero también gritaré a los cuatro vientos, que los Mayordomos sin el pueblo, no son nadie. Y que quede clarito, que ellos lo saben porque con estas mismas palabras, se los he dicho.
    Y que conste, que quedan aún muchas cosas que contar…"

    Con la repercusión que está teniendo, entiendo que somos muchos los que nos preocupamos por nuestras costumbres y tradiciones, por nuestra Fiesta de Las Marías.
    A todos, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  5. Buenas entiendo el comentario de que mucha gente cumple sus promesas y quieren tocar a la virgen....pero ahi un tema el cual usted está muy equivocada...que pasa si la murga que cantó no canta y la que canta es estrella y guia o lairaga del norte o cualquier otra agrupación folclórica? Mire señora en muchas otras fiestas como son las fiestas del carmen cantan agrupaciones recreativas culturales que es como se llaman a las murgas y no pasa nada esa asociación lo unico que ha hecho ha sido hacer un homenaje a nuestra virgen la cual como usted reivindica es del pueblo y esos chicos son del pueblo igual que su barrio organizo una carreta con un tractor que eso no es típico en las marias ya que todas van tiradas por yuntas y si esos chicos cantaron dentro de la iglesia delante de la virgen fue porque primero el cura daria su beneplácito y segundo los mayordomos lo dieron también. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Señor o señora lector o lectora… muchísimas gracias por leerme. Y sobre todo, por identificarse como lo he hecho yo.
      Me dice que estoy muy equivocada y me hace una pregunta. Respeto su opinión y le contesto a su pregunta. Por supuesto que si quien canta es una agrupación folclórica, no pasa nada. Durante muchos años lo hizo una agrupación de Guía y luego una agrupación de Lomo Blanco.
      En la Fiesta de Las Marías no cabe una murga, ( y no es que lo diga yo) simplemente porque no es costumbre, ni una tradición, ni tan siquiera es el voto que se hizo en Vergara hace doscientos tres años.
      Referente al tractor que nombra le diré, que se utilizó para el desplazamiento de la carreta desde Ingenio Blanco a Santa María de Guía, concretamente a la calle Sancho de Vargas, lugar que nos indicó los mayordomos hasta la espera de la yunta.
      Y quédese con eso que dice sobre el beneplácito del cura y de los mayordomos, ahí es donde está el problema, NO en la murga, sino en los mayordomos.

      Saludos para usted también ;)

      Eliminar
  6. Zoraida Dámaso Machín29 de septiembre de 2014, 16:27

    Soy de los pocos jóvenes del pueblo que vive estas fiestas con tanta devoción, lo llevo en la sangre como se suele decir.
    Todos los años colaboro voluntariamente con uno de los mayordomos (cosa que casi nadie hace aunque se etiqueten como devotos) y creo que se basaron en esto para decidir si dejarles cantar o no:
    Coro: Agrupación de personas que cantan simultáneamente una misma pieza musical o parte de ella.
    Murga: Banda de música cuyos componentes tocan instrumentos rudimentarios y entonan canciones con temas jocosos.
    Queda claro que no tocaban instrumentos rudimentarios, ni su canción era de tono jocoso. Cantaron un himno a su virgen, a capela y con la mayor de las devociones, igual que no pueden impedirle a nadie llegar a ver a su virgen tampoco pueden impedirles a un grupo de jóvenes que muestren su devoción de la forma que mejor saben que es cantando.
    Este año mi madre que siempre toca el tambor esta enferma y no pudo traerlo desde montaña alta como lo hacemos cada año, y dio la casualidad que yo llevaba el suyo y por so pude entrar, lo normal es que yo llevase mi caracola como lo hago desde hace 17 años. Cuando vi que solo dejaban pasar a los tambores fui de las que grito e intento hablar con los mayordomos pero en ese momento todos estábamos nerviosos y los que perdieron fueron los que no llegaron a ver a su virgen. En eso erraron los mayordomos, pero que la gente no llegase a la virgen no es culpa de la murga.
    El baile de la Virgen y el himno son solo una muestra de que los jóvenes queremos participar y mantener las tradiciones, es solo un soplo de aire fresco, no hay porque apalear los nuevos cambios ni tomar a la murga como cabeza de turco.
    Se pueden tener raíces y también alas.

    ResponderEliminar
  7. Primero que nada, buenas noches. Después de haber leído el artículo cuatro veces me dispongo a hacer una serie de reflexiones que me gustaría compartir. En primer lugar, dar la enhorabuena a la escritora por su artículo porque a pesar de no estar de acuerdo en prácticamente nada, hace falta tener jeito para escribir un artículo tan amplio y que recoja tantas cosas.

    1. En primer lugar, no entiendo cómo se puede hacer una crítica a los Mayordomos, para concluir alabando el trabajo de los mismos... Algo no me cuadra, pero bueno está claro que nunca va a llover a gusto de todos. Los Mayordomos trabajan y se equivocan, por supuesto, pero sin duda lo hacen con la mejor de las intenciones y si hay unas normas son para cumplirlas, nos guste o no, mas que nada por mantener un orden.

    2. No salía de mi asombro al leer lo que respecta a la ACR Los Chismosos Murga, y hay algo que me chirría de verdad. Leí por ahí, que si fuera Estrella y Guía sería distinta porque es un grupo folclórico. ¿Me está diciendo usted a mi que la misma canción, interpretada por Estrella y Guía si estaría bien vista para usted, sin embargo, como la canta una murga no le pega?. Es más, hago otra pregunta ¿en qué momento que cantara una murga hizo que se traicionara la tradición?.

    3. Nadie duda de que la protagonista es nuestra Virgen de Guía, pos supuesto que sí, faltaría más. Pero les hago otra pregunta ¿ si no son los jóvenes los que participan e innovan para a su vez mantener la tradición, quiénes mantendrán las Fiestas de las Marías en el futuro?. De verdad que leo y leo y no consigo entender determinadas cosas. Nos quejamos de que el joven guiense no participa y lo que debería ser un orgullo para el pueblo, que es ver cada vez más jóvenes participando en la celebración y aportando su granito de arena a esta Fiesta de Las Marías, lo convertimos en un debate.

    4. En la Iglesia tiene cabida todo el mundo, sea una murga, una chirigota o Alaska y los Pegamoides siempre y cuando se vaya con respeto y lo que se haga salga del corazón y no me cabe la menor duda de que eso fue lo que hizo la murga, cantar con el corazón, porque desde mi sitio en la Iglesia me transmitieron esa energía. La gente lloraba de emoción y aplaudía cuando veía a la Virgen bailar. Sometan a votación si el pueblo de Guía quiere seguir escuchando a Los Chismosos en la Iglesia, porque es muy fácil generalizar y hacer creer a la gente cosas que no son.

    Gracias a los jóvenes de Guía que año tras año hacen que la fiesta crezca. Gracias a nuestros mayores porque de ellos aprendemos día a día y como no, gracias a los maravillosos Mayordomos de Las Marías, que con sus fallos, siempre trabajan por y para esta fiesta. Y si me lo permiten, me copio una frase de la opinión de Zoraida Dámaso: Se pueden tener raíces y también alas.

    ResponderEliminar
  8. Les ruego que lean el texto extraído de la web: www.fiestadelasmarias.com

    HISTORIA: Hace casi dos siglos ya, pues sucedió en el año 1811, los vecinos de los Altos, del Barranco del Pinar, de Piedra de Molino, de Junquillo y Verdejo, Palmitales, Calabozo y Paso, Caideros de San José, Saucillo y Lucena, ofrecieron esta fiesta votiva a la Virgen de Santa María de Guía, en franco agradecimiento al milagro patente por haber salvado sus tierras y cosechas del azote de la cigarra que habría de hundirlos en la miseria y en la más negra desesperación. Este voto se hizo en la Montaña de Vergara, de rodillas, llorando ante el desastre inminente. Todos se postraron a la vista de las torres del Santuario de la Virgen, con los ojos clavados en una esperanza que sólo la Fe les hacía tangible. Y la Virgen les oyó. De allí a pocos instantes, vieron unas nubes que subían barranco arriba desde el mar y que al llegar sobre las tierras que gemían bajo el castigo de la plaga, descargó en lluvia torrencial arrasando en pocos momentos la cigarra y alejando en forma tan milagrosa la devastación y la ruina que se cernía sobre sus heredades y sobre toda aquella comarca.
    Allí mismo, encima de la tierra redimida del castigo, ofrecieron los más viejos – en sus nombres y en los de todos los que de sus sangres de allí en adelante le sucedieren,- llevar cada año a la Santísima Virgen de Guía la ofrenda de sus terrazgos y el fruto de sus trabajos y afanes.
    Desde entonces, cada año, se ha venido celebrando ininterrumpidamente esta fiesta, una de las más hermosas y profundamente populares que en nuestra tierra ofrece la tradición y la Fe. Las generaciones actuales quieren incrementar esos sentimientos de gratitud y devoción a la Santísima Virgen y, en este año, a través del tiempo, se harán presentes con fuerza nueva todos los descendientes de aquellos que hace ya casi doscientos años, ofrecieron a la Virgen este homenaje eterno en unión del pueblo de Guía, en la realización del voto aquél, voto que está hecho de Fe, de Esperanza y de Amor a Nuestra Patrona la Virgen de Guía.
    LA RAMA: La actual Bajada de La Rama repite el trayecto que originalmente hicieron los campesinos de las Medianías y Altos guienses, junto con campesinos de Gáldar y Moya, para suplicar juntos a la Virgen de Guía el final de la tan terrible plaga de langostas que asolaba sus campos. Reunidos todos en la Montaña de Vergara, descendieron juntos jaleando ramas, tronando sus bucios, golpeando sus tambores, ollas y cacerolas, junto a hogueras que hacían los vecinos para, entre todo este estruendo, espantar a las ansiosas langostas. Al llegar al templo parroquial de Santa María de Guía, rogaron y suplicaron a la Virgen que pusiese fin a tan pavoroso desastre. Ante tan humilde y sincera petición, la Virgen provocó la lluvia, y con ésta, llegó el anhelado final de tan terrible catástrofe; el ruego y la súplica, se convirtió en franca gratitud y, de esta manera, nació la promesa perpetua de bajar cada año desde Vergara hasta la Iglesia matriz a ofrecer con alegría y regocijo, y como tributo de sincero reconocimiento hacia Nuestra Señora de Guía, los frutos de sus trabajos y afanes.
    Para revivir tan bonita costumbre, quienes participan en este histórico reconocimiento, bajan cada año desde la Montaña de Vergara portando:
    Un ramo de árbol (pino o eucalipto principalmente). Se procura adornar de flores (poleo, incienso, hinojos, etcétera) y frutos del país (pimientos, zanahorias, uvas…)
    Caracolas o bucios, instrumento tan típico de esta fiesta, que haciéndolos sonar rememoran de esta manera aquella práctica histórica que se realizaba para espantar a la tan temible langosta.
    Tambores o cajas de guerra que tan rítmica marcha introducen en la bajada y que fueron empleados, al igual que las caracolas, para espantar a la cigarra.

    ResponderEliminar
  9. Y sigo con el citado texto, de la web: www.fiestadelasmarias.com

    PROCESIÓN: Justo al mediodía, cuando la campana donada por el celebérrimo Canónigo Gordillo repica para dar las doce en punto, tras la función religiosa, comienza la procesión de la Virgen de Guía por las calles históricas de su ciudad.
    Este evento religioso está cargado de una alta emotividad, pues acompañan a la Virgen en su recorrido muchas personas con solemne promesa, manifiesta en su silencio, emotivo agradecimiento u oración.
    Desde su inicio hasta su finalización, la solemne procesión va acompañada de los romeros, por el emotivo estruendo de las caracolas y bucios, por el rítmico compás que introducen tambores y cajas de guerra, así como por hermosos ramos de pino, eucalipto, castaño o laurel adornados con productos de nuestro terrazgo, frutos del trabajo y afán que muestran los romeros.
    Espectacular es la imagen que presenta Nuestra Señora así como el frontispicio de la Iglesia y de las fachadas de las viviendas en las calles por donde transcurre la procesión.
    Engalanada con su manto verde y grandiosa orfebrería, entre las que brillan las cigarras de oro que luce tanto ella como el niño, confeccionadas por plateros de Guía, destaca la Virgen de Guía en sus andas de baldaquino, con atributos marianos, con el sol de ráfagas y la media luna, todas en plata.
    ROMERÍA: Al finalizar la procesión por las calles, La Virgen es situada a la entrada del Templo Parroquial, comenzando así la esperada Romería de Las Marías.
    De una fiesta votiva, de una promesa popular, surge entonces, una romería singular y solemne. Y quien participe en la misma, bien como romero, bien como visitante, se fascinará al instante por la canariedad, el tipismo, el decoro y el respeto por las tradiciones que envuelven a este celebrado evento, donde de forma exclusiva se rinde pleitesía a la Virgen, sin corporaciones ni personalidades públicas que mengüen o desvíen esta histórica tradición popular.
    Por las aún engalanadas calles y fachadas del casco histórico, transcurren carruajes y carros tirados por sobrias yuntas, fruto de una concienzuda tarea de recuperación y rehabilitación de esta imagen tan típica de nuestra fiesta. Todos los carruajes y carretas deben cumplir ciertas normas estéticas, así como los romeros. De esta manera, en esta fiesta votiva se prohíbe el trasiego de romeros mal ataviados, de señoras vestidas de señores, de niños con su bigote pintado o de sombreros que luzcan propaganda, todo en aras de conservar fielmente la tradición histórica y cultural de esta fiesta.
    Justo al pasar el último carruaje delante de la Virgen, se produce su retorno al interior del Santuario, acompañada por los mayordomos que agrupados entran simultáneamente, mientras que numerosos romeros loan a Nuestra Señora y se estremece el Templo con el estrépito y fragor de los bucios y las caracolas. En ocasiones, por parte de los mayordomos, se recuerda a viva voz a algún mayordomo o persona fuertemente vinculada a la Fiesta y que haya fallecido recientemente. Finaliza la Romería y la Fiesta de las Marías con une evento de gran tradición popular, bien sea una trilla, una luchada, una pelea de carneros, etcétera.

    ResponderEliminar
  10. Y por último, extraído de la misma web: www.fiestadelasmarias.com

    MAYORDOMOS:
    La unión, el fervor y el agradecimiento ha sido una constante de los campesinos de la comarca, que desde entonces han venido cumpliendo fielmente, lo que se ha llamado el Voto de Vergara, por ser esta la Montaña donde los campesinos hicieron dicha promesa.

    Desde entonces se constituyó una junta de organizadores que se denominan Mayordomos, que son los encargados de que anualmente se cumpla lo prometido a la Virgen María, y que además velan por que esta tradición se mantenga pura a sus orígenes.

    Los Mayordomos de la Fiesta de Las Marías de Guía, desarrollan su labor desinteresadamente, y en muchas ocasiones pasa dicho “título” de generación en generación, teniendo como única premisa el cumplimiento de la promesa y del respeto en todo momento a las tradiciones, y a la recuperación del acervo histórico.

    De esta manera en los últimos años han introducido elementos que le dan mayor identidad a la fiesta, como la recuperación de carros de carga tirados por yuntas, exhibición de trilla de cereales, etc; pues en definitiva el origen de esta fiesta no es otro que el campo grancanario.

    Está todo dicho, ¿no creen?

    Muchísimas gracias a todos y todas por el respeto desmostrado, lo digo de corazón.

    ResponderEliminar
  11. En mi opinión este ofrenda conmemorativa se empieza a convertir en un "circo", en el que los protagonistas siguen siendo los mismos; un grupo de personas, que con el beneplácito de Los Mayordomos hacen todo aquello que se les va ocurriendo.
    En los últimos años los/las señores/señoras de los tambores están adquiriendo un protagonismo que, entiendo yo, empieza a ser perjudicial para las fiestas, debido a que pasan por encima del resto de devotos, que por una u otra razón quieren tener el mismo derecho de ocupar un lugar cerca de NUESTRA VIRGEN.
    He aquí donde redunda el peligro de que ciertos "grupos" posean un lugar privilegiado en este evento, ya que no por llevar un tambor tendrías por qué tener prioridad ante el que clama con su voz, con un bucio, con un cacharro, con una rama, etc.
    No convirtamos esta fiesta de todos los que intentamos mantener tradiciones e inculcarlas a nuestros hijos, en UN CIRCO DONDE TODO VALE.
    Y por último mostrar todo mi apoyo a ese chico que tuvo la valentía de saltarse una NORMA ABSURDA, y acercarse a su VIRGEN de igual manera que lo hicieron los señores y señoras de los tambores (que algun@s llegan bien puestos después de los almuerzos en medianías).

    ResponderEliminar
  12. Buenas tardes, en el artículo que ha escrito Lydia Díaz me veo identificado porque ella estaba allí y también lo vio.
    Este año por cuestiones de salud no pude bajar desde Vergara tocando el bombo como lo hago ya desde hace muchos años, mi hija la mayor que siempre baja tocando junto a su madre la caracola me dijo no te preocupes que yo este año toco tu bombo, el resto de mis hijos y mi nieto también bajan todos los años, este último desde que tenía cuatro años. En todo momento hemos ido inculcando a nuestros hijos y nietos esta tradición con devoción y fervor a nuestra madre la VIRGEN DE LAS MARIAS.
    Espere la rama en el Hospital para luego bajar hasta los pies de nuestra señora con todos los romeros que venían desde Vergara, cual es mi sorpresa que cuando llegamos a las escalinatas de la iglesia con toda mi ilusión puesta en llegar a la altura de la Virgen y agradecer que de momento estoy vivo, empiezan tres mayordomos a apartar la valla para que entre los tambores solo tambores, cuando voy a entrar me dicen no puedes pasar porque no tienes bombo, me quede mirando para ellos y les digo, llevo muchos años bajando y colaborando en varios actos y ustedes me dicen que porque no tengo bombo no puedo pasar, les explico por qué no tengo el bombo y su contesta es, si no tienes bombo no pasas, las normas son las normas, mi hija me quiso dar el bombo para que entrara y no la dejaron, otra persona que también estaba cerca de mí me lo quería dar y tampoco, me puse bastante nervioso lo cual no es bueno para mí en estos momentos y les dije y que pasa con las caracolas porque no pueden pasar, a lo que hicieron oídos sordos.
    Me entro una tristeza y un dolor que es inexplicable. Solo pude ver a la Virgen al día siguiente en la procesión.
    Yo siempre he alabado la actuación de los Mayordomos, pero este año se han hecho algunas cosas que están mal y hay que decirlas, esto debe ser una crítica constructiva, y ellos tomar nota para cuando se reúnan y ver totas estas e intentar mejorarlas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. La libertad es el bien más preciado que pueda tener una persona, sobre todo por lo que cuesta obtenerla. Así Lydia Díaz Pérez que esta se defiende haciendo uso de ella, su desuso solo ayuda a perderla. He leído con detenimiento tu relato en el que puntualizas y opinas sobre hechos acontecidos que describes de forma clara y concisa desde el sentimiento de alguien que, como la mayoría de l@s guiens@s, siente la fiesta de Las Marías. Antes de expresar mi opinión al respecto quiero reconocer y felicitar a Los Mayordomos su labor centenaria en la que tantas cosas han ido cambiando, a pesar de conservar la esencia del Voto de Vergara, Algunos de ellos llevan muchos años y son portadores del conocimiento de su evolución en el tiempo. Dicho esto creo que lo que Lydia relata es compartido por much@s. Es evidente que el tiempo hace evolucionar cualquier tradición en sus modos y maneras, pero nunca, más cuando es una fiesta votiva, deben anteponerse a la libre participación de las personas ningún tipo de privilegio. Lógicamente es necesario disponer de unas normas para que todo transcurra de forma ordenada respetando su esencia. Las formas en la vigilancia de su cumplimiento deben ser más exquisitas aún, pues ello evitaría situaciones como las que se relatan. Para no alargar mas mi comentario solo añadir que Los Mayordomos deberían reflexionar sobre la cuestiones planteadas y sobre todo releerse, como lo ha hecho Lydia, los textos que figuran en su web, seguro que encontrarán que se ha escapado algún gazapo de difícil enmienda. Dicho queda, desde el animo constructivo en pro de los centenarios que nos quedan por mantener la promesa.

    ResponderEliminar
  14. Pensé en no volver a escribir más sobre este tema, pero en vista de que siguen llegando comentarios, de que se sigue hablando, de que a pesar de haber explicado que esto no tiene nada que ver con el estar en contra o a favor de alguien. De que se han empeñado en desviar la atención, para que un colectivo se sienta agredido y en cambio los verdaderos culpables, no se den por aludidos. De hacer oídos sordos, como que conmigo no va la cosa, de ir por ahí diciendo que "digan lo que digan... la romería de Las Marías es la mejor" de no reconocer que algo pasa, de no darse cuenta que este año, tanto el sábado como el domingo, había menos gente.
    De estar ese sábado en Vergara, disfrutando de besos, abrazos, de bromas, de emoción a pasar a un simple "hola" y por obligación porque se está de cara al público, es muy fuerte y lamentable.
    Sintiendo las miradas de gratitud en algunos casos y de desprecio en otros, a pesar de todo eso, seguiré luchando por mis convicciones, por lo nuestro, por nuestra cultura, tradiciones y costumbres, por lo que nuestros antepasados hicieron ya que gracias a ellos, tenemos lo que tenemos, lucharé para que las generaciones venideras, el día de mañana cuando vean que se está apaleando lo que han aprendido, hagan como hice yo y griten a los cuatro vientos, que lo nuestro no se toca.

    Gracias a todos y a todas, por el respeto y a los que han dado la cara también.


    ResponderEliminar
  15. Alfredo Ayala Ojeda3 de octubre de 2014, 9:43

    ¡Menuda carajera!
    “Nadie ama al mensajero que trae las malas noticias” querida Lydia. Lo decía William Shakespeare y, todavía, la frase continúa vigente. Vivimos tiempos de madriguera. De, escribe tú que a mí me da risa. Elevar voz crítica, por muy constructiva que sea, es pecado. Los pueblos chicos, suelen ser infiernos grandes. Y al infierno, -al menos en este caso- se llega de remplón, sin hacer escala en el purgatorio. En estos días, tu delito, ha sido escribir y publicitar lo que a tu juicio desafina. Es, entiendo, una crítica sana para que las aguas vuelvan a su cauce.
    Las cosas cuando se tuercen, cuando se orilla la tradición, acaban de mala manera. Por eso, por poner el acento en la vocal adecuada, me alegro que alguien, con tu valentía, salte al terrero y, en defensa de la costumbre, eleve su voz. Porque la fiesta, aunque estén sustentada en Los Mayordomos, es de todos y cada uno. Si exclusión.

    ResponderEliminar
  16. Quiero darle la enhorabuena a la murga, porque van a participar en los Carnavales de Las Palmas de Gran Canaria, en el Parque de Santa Catalina. Les animo a seguir hacia adelante, y les deseo el mayor de los éxitos, lo digo de corazón, ya que ese, sí es su escenario.

    ResponderEliminar