Seguidores

miércoles, 7 de julio de 2010

* SE APAGÓ LA "ESTRELLA", QUEDA LA "VOZ"

        
     Los hombres pasan... las obras quedan...



Manolo Mena, el amigo nos dejó. Partió para siempre a reunirse con esa tremenda parranda que se va formando con los mejores en algún oculto o lejano lugar... Allí cantará con su voz de tenor y su estilo peculiar y propio, junto a Don Sebastián Ramos, El "viejo" Navarro, Esteban Ramírez, Dacio Ferreras, Marcelino el de San Andrés, Antoñita "la cubana", "El Minuto", José Antonio Ramos y tantos otros...


Se apagó "la Estrella", como lo apodaban cariñosamente o "el Majuelo", por haber fundado junto a otros muchos, el excelente grupo "Los Majuelos". En lo Majuelos, su exquisita vestimenta, el extraordinario cuerpo de baile, sus voces entre las que recordamos a Mari Carmen González, fue uno de los grupos señeros...

Sin embargo, Los Sabandeños, cuando atravesó la crisis de 1.971, lo llamó para engrosar sus filas, allá por 1.975. Desde entonces, "La Estrella", implantó, durante más de tres décadas su personalísimo estilo y manera de entender el folclore, introduciéndose además con brillantez en los vericuetos de boleros y baladas...


Era serio, meticuloso y se entregaba en todos los órdenes de la vida con férrea voluntad que a veces resultaba maniática. Se cuidaba con un boxeador a punto de disputar el título del mundo: no fumaba, no bebía. Su pasión era la música y su entrega fue total.

Hoy, la gente del folclore, la gente que le rendía pleitesía se ha reunido en torno a él, para levantar ese testimonio de admiración que se le rinde a los grandes, a los que han significado y dignificado nuestra seña de identidad.

Otro maestro, Fernando Garciarramos, lo ha perpetuado en una obra que refleja el perfil del alma de una "Estrella" que se apagó, pero que nos dejó su "Voz"

ALFREDO AYALA OJEDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario