Seguidores

miércoles, 31 de agosto de 2011

* FRANGOLLO CANARIO

Hoy vamos a cambiar la línea que hemos seguido hasta ahora y les voy a dar una receta de repostería canaria su nombre es Frangollo Canario.

Esta receta me la ha proporcionado, mi ABUELA ISABEL.

A continuación les voy a dar una breve explicación en qué consiste el Frangollo.

Este producto se obtiene del millo sin tostar, se muele y se deja algo grueso, pero no mucho, sin llegar a ser gofio.

Por otro lado quería hablarles de otro componente de esta receta, se trata de las pasas de Corinto.

De todos es sabido, que los países del Mediterráneo son famosos por sus plantaciones de los diferentes tipos de uvas que existen, para elaborar sus famosos vinos llamados también Caldos.

Pues bien, las pasas de Corinto son unas uvas que proceden de esta ciudad, la cual está situada en el Peloponeso, una región del sur de Grecia, las uvas tienen varias características destacadas, como que no tienen pepitas o pipas, su color es oscuro y de un sabor intenso, aroma muy pronunciado, acidez baja y ricas en azúcar.

Para secarlas los Corintios tienen varios métodos:

Desecación natural al sol. Las uvas conservan todo el sabor y las cualidades del producto, el tiempo de proceso es de 6 a 8 días o más.

Desecación por calor artificial. Se puede hacer al horno o al microondas, se empieza por bajas temperaturas y luego se van subiendo, estos procedimientos reducen evidentemente el tiempo de secado.

Explicado esto pasamos a la receta.

Ingredientes:

-1/2 Kg de Frangollo

-200 gramos de almendras troceadas.

-200 gramos de pasas de Corinto.

-1 paquete de matalauva.

-250 gramos de mantequilla.

-1 rama de canela.

-2 litros de leche.

-1 limón.

-3/4 de lata de leche condensada.

-Azúcar.

Preparación:

Ponemos el frangollo de remojo en agua un buen ratito.

Hervir 1 litro de agua con la rama de canela, la matalauva y un par de cortezas de limón.

Escurrimos el frangollo y lo introducimos junto con la mantequilla en el agua hirviendo.

Procedemos también a ir añadiendo lentamente la leche, removiendo constantemente y bajamos un poco el fuego.

Añadimos las pasas y las almendras.

Una vez guisado retiramos del fuego y le añadimos la leche condensada y el azúcar al gusto, téngase en cuenta que la leche condensada es muy dulce, en el momento de añadir el azúcar.

Deseo les guste.

Hasta la semana que viene amigos.

JUANMA GONZÁLEZ SANTANA

1 comentario:

  1. Hoy, amigo Juanma, me has dado en la línea de flotación. Estoy "tocado y hundido". Me has puesto los "dientes largos" con tu frangollo y nada mas pensar las "jartá" que me daba antes de ser diabético, se me ha disparao el ázucar.
    Un abrazo, amigo mió.

    ResponderEliminar