Seguidores

lunes, 8 de agosto de 2011

* UNA FIESTA SIN PLEITO, NO ES FIESTA

De siempre he tenido la voluntad de aportar todos los datos almacenados en mi memoria para que todos cuanto lo deseen se acerquen y penetren en la trastienda de programas como “Tenderete” o “La Bodega de Julián”. Que ustedes, amigos lectores, tengan conocimiento de causas, situaciones, anecdotarios, personajes, escenarios, etc. Dos clásicos que han ido levantando, lentamente, la auténtica antología de nuestro folclore y música popular.

Hoy, voy a referirme a dos personajes de nuestro folclore: Manolo Morales y Sergio Correa, con los que una tarde, expirando el siglo pasado les encomendé una estampa teatral con la finalidad de recrear una situación que decían nuestros mayores: “una fiesta sin pleito, no es fiesta”.

Siempre, en los programas que dirijo o participo, he pretendido recrear estampas de ese ayer, lejano en el tiempo pero cercano en la memoria de nuestros padres y abuelos. Muchas de ellas, efectivamente, nada tenían que ver con estos programas, pero, entendiendo, que hay que ofrecer otros aspectos, pues me documentaba sobre situaciones y estampas antiguas…

Y, aprovechando que la Parranda Cuasquías, acudía a la grabación del Tenderete y que Sergio Correa ese día tenía la misión de cantar unas coplas mientras hacía de encargado de un asadero… Hablé con ellos:


Foto: ALFREDO AYALA Y SERGIO CORREA

-Trato de crear un pleito en vivo y en directo… Para hacerlo, necesito la colaboración de ustedes. Lo cierto es que siempre que les he pedido algo, los dos no lo han dudado ni un momento…

Pues bien, les dije: “Quiero que Manolo Morales, en pleno programa, abandone la parranda venga hasta el asadero a pedirte una chuleta… Tú, Sergio, le dirás, en tono agrio, que todavía no están… que tenga paciencia… El, se irá cabreado, rezongando, hasta volver a reunirse con la parranda… Cuando llegue a su sitio, tú, desafiante, empiezas a poner en los platos las chuletas y los repartes a la gente que está aquí arremolinada esperando… y dices algo así: “¡Coño! algunos parece que vienen aquí, a matar el hambre…" Manolo, como un volador, vendrá de nuevo al asadero: “¡Coño! me quieres dar la chuleta...” Tú, Sergio, le dices: “¡Te voy a pegar la chuleta en la cara…!”

Y Manolo Morales, intentará darte una piña…

En ese momento, todas viejitas que están aquí con sus maridos, empezarán a gritar: ¡Lo que faltaba! ¡Déjense de pleitos! ¡A peliar a otro sitio!

Bueno, después de esa recreación del ayer, el programa continuó, divertido y ameno…

Una semana más tarde, grabamos otro programa en la isla de Tenerife. Paseábamos, a primera hora de la mañana Sergio Correa y yo por la Recova. Buscábamos “papas negras” y queso del sur de la isla… De pronto, una señora le dio unos “golpitos” a Sergio Correa en la espalda…

- “¡Muy feo! ¡Muy feo lo del pasado Tenderete! ¡Si quería pleito, haber ido a otro sitio! Pero no en televisión. Y terminó: ¡¡y menos por una chuleta!!”

Sergio Correa, intentó explicarle lo que había sucedido… Pero la buena señora, ofendida por lo sucedido, no dio su brazo a torcer…

Y también intenté darle una explicación… decirle que la tele, en ocasiones, es apariencia de realidad, pero ella estaba dolida… Le pareció horrible que en un programa folclórico, alguien fuera capaz de llegar a las manos…

ALFREDO AYALA OJEDA

2 comentarios:

  1. JAJAJA QUE BUENO EL GOLPE DE LA SEÑORA JAJA YO SE QUE HAY COSAS QUE SE ESCAPAN A BESES DE VUESTRAS MANOS JAJA QUE BUENA INTERPRETACIÓN ENTONCES AUNQUE FUERA TEATRO ES VERDAD QUE EN CASI TODAS LAS FIESTAS HABÍAN PLEITOS ES POR ESO QUE ERA REQUERIDA LA PAREJA DE GUARDIA CIVIL EN LOS ACTOS O SI NO NO EMPEZABAN

    ResponderEliminar
  2. Hoy precisamente que fui a visitarlo, le recordé ese momento y nos reíamos de la situación... Pero hay otros muchos que ire relatando en proximas ocasiones... la proxima la titularé: "¡deje las copas!"

    ResponderEliminar