Seguidores

jueves, 19 de mayo de 2011

* IMÁGENES DE MI INFANCIA Y EL "MOJO PICÓN"

Andaba yo entre pucheros y sartenes y se acercó mi nieta... abuelo, ¿no haces mojo? preguntó. Yo la mire, sonreí y le enseñé que estaba hecho.

Pero esa pregunta y su edad sacudieron mi mente, aflorando por un momento recuerdos de imágenes que quedaron grabadas en mis retinas, cuando tenía su edad.

Era una casa humilde en el barrio La Alegría.... (Ni luz, ni agua, ni corriente), luego nos fuimos al barrio El Toscal… Pero hay una cosa que si teníamos siempre, una guitarra y el mojo picón, recuerdo una mesa en el patio, alumbrada por una vela, mi padre tocando la guitarra, rodeados de vecinos, y en la mesa había chochos y manices, pejines o jareas… pero también papas y mojo.

Otro día, una pella de gofio y una cebolla en trozos, y como no.... papas y mojo.

Un día había unas lajas de queso y tomates, pero con papas y mojo (por cierto el queso era duro de la gomera y picaba)

Con suerte un vecino traía unas garbanzas, en ocasiones gofio en polvo, cabezas de rábanos y unas lapas, que se guardaban en un bote con vinagre... muy de vez en cuando, alguien ponía un trozo de carne de cochino o de cabra pero siempre papas y mojo. También siempre acudía alguien con otra guitarra y/o timple, luego estaba el que en el bolsillo no le faltaban unas conchas de lapas para acompañar a los que tocaban.

En un rincón del patio, teníamos un papayero y a su pie un viejo "picú" de esos que tenían que elegir si el disco era de 33 o 65 rpm. Y junto a él, discos de Los Guaracheros, Mari Sánchez, María Mérida o Pepe Monagas, (el humor y la picardía siempre han acompañado al canario)

¡¡Esta muchacha!! qué recuerdos me ha traído, eran tardes de primavera y verano. Recuerdo los juegos de la piola... alerta, las niñas con la comba o nosotros recogiendo todo lo que encontrábamos por San Juan, a ver quién hacía la hoguera más grande, y al anochecer un silbido gomero de mi padre, ese era el toque de queda, llegaba corriendo y lleno de sudor y suciedad, al acercarme a la mesa, picaba de lo que quedaba...... (Que era siempre poco o nada, por cierto) y de esa manera arraigó en mí la cultura del mojo, que intento nunca olvidar.



P.D. Alfredo es una persona entendida y estudiosa de nuestras costumbres, quizás algún día podría escribir algo sobre el mojo... no sé, quizás las diferentes maneras o formas de hacerlo, o como se ha arraigado en nuestras vidas y el provecho que le sacamos por lo sencillo y socorrido que es este " mejunje"

Saludos.

JOSÉ HERNÁNDEZ DÍAZ

1 comentario:

  1. CANDIDA RETAHILAS20 de mayo de 2011, 9:57

    AMIGO JOSÉ SI SIERRO LOS OJOS ASTA CREO ESCUCHAR LOS GRILLOS ENTONANDO UNA MÚSICA DE FONDO Y ALGUNA RANA QUE TAL VES PRESAGIA AGUA EN ESTAS FECHAS CADA SORISMITA QUE HAY, LOS MAYORES DECÍAN QUE ERAN LAS BARBAS DE SAN JUAN EN REMOJO YA EN JUNIO DECÍAN QUE ERAN SUS LÁGRIMAS JEJE Y AL COMPÁS DE LAS GUITARRAS LA MADRE O LA ABUELA NOS DEJABAN LA BOCA ABIERTA AL COMPROBAR QUE ADEMAS DE SER TAN SEVERAS EN CUANTO A LA DICIPLINA TAMBIEN TENÍAN ALGO BONITO DENTRO DE SU GALGANTA ES QUE UNA FOLIAS CANTADA POR ELLAS SON LAS QUE HOY NOS SACUDEN EL SENTIDO AL ESCUCHARLAS EN LAS PARRANDAS AAAAA....AMIGO TE FELICITO QUE BUENO QUE LO QUE NO SE HA ESCRITO EN LIBRO ALGUNO LO PODEMOS EXPRESAR EN ESTE BLOC ETNOGRAFÍA Y FOLCLORE Y COMENTARLO EN EL TRASPATIO QUE HUELE A TRADICIONES Y HACE AMIGOS

    ResponderEliminar