Seguidores

lunes, 16 de mayo de 2011

* APUNTES SOBRE BAILES, DANZAS Y RITUALES

A MODO DE PRESENTACIÓN 
Hace mucho tiempo, y aún continúo, tomé numerosos apuntes con la intención de aglutinar, en un programa de televisión rituales, danzas y bailes. Quería, de manera resumida y despojado de una erudición, que debo reconocer que no poseo, contar de manera llana mis lecturas, vivencias y encuentros con notables de nuestro folclore.

Con ese escaso bagaje y, seguramente, con más voluntad que acierto, me puse a “juntar” letras, tiempo y ganas para difundir, ahora en el blog de mi compañera Lydia Díaz, mis anotaciones. No era mi intención inicial, porque a lo escrito, entiendo, le falta el complemento de la imagen pero a veces, las circunstancias obligan.

Me dictaba, mi vocación de servicio, pasar mi memoria al papel. Contribuir con mi reconocimiento, respeto y admiración a cuant@s se inician o dedican en cuerpo y alma a la parte más interesante y desconocida a la vez, de nuestro folclore: l@s bailadores. Abnegados hombres y mujeres, anónimos muchas veces que, generosamente, custodian, como celosos guardianes, nuestras danzas y bailes; ensayan incansables, un día si y otro también. Miman y cuidan, cultivan y sostienen en peso, veces entre cuatro paredes, veces al aire libre, sin otra meta que mantener y difundir nuestro folclore… Ell@s, son los grandes sacrificados de los grupos; los que se quedan en tierra, cuando resulta costoso un desplazamiento; los que se evitan en programas de Televisión…

Me dolía en el alma que en la tele y entono el “mea culpa” siempre se invitara a tocadores, solistas y, en contadas ocasiones, al cuerpo de baile. Bien es cierto que los espacios donde se desarrollaba el espectáculo se consideraba pequeño y los realizadores, ante el temor de quedarse con el hueco desierto, cuando en el transcurso de la grabación no actuaban con el cuerpo de baile, entendían que afeaba la imagen del programa. Pero no es menos cierto, que cuando se invita a una agrupación que cuenta con cuerpo de baile y este no acude, se ofrece una información sesgada, incompleta…

Quiero también, desde aquí, ofrecer mi público homenaje de gratitud a la familia González, del Municipio tinerfeño de Tegueste, que durante más de siete décadas han sido los que han mantenido viva la riquísima danza de las flores y a otras tantas familias herreñas que han sabido conservar la pureza de sus danzas. Son dos de las danzas itinerantes que suelen abrir o acompañar los cortejos procesionales en fiestas señaladas. También nuestro aliento y apoyo a la danza de cintas de Güimar que trabajan contra viento y marea para conservarla… Pero sin olvidar las de varas del sur de la isla de Tenerife, quizás las más desconocidas.

Hace poquito, con toda la planificación y estudio realizado, me atrapó una idea que podía ser interesante, al menos así lo entendí. Consistía en hacer un amplio muestrario, a modo de exposición viva, sobre nuestras, danzas, rituales y bailes. El proyecto, duerme el sueño de los justos en un cajón de mi despacho.

No los aburro más. Si tienen ganas de leerme los emplazo para una próxima entrega…

ALFREDO AYALA OJEDA

1 comentario:

  1. Amigo Alfredo: No te olvides del " Pericón " de Aguimes...Recuerdo cuando me hiciste aquella entrevista, siendo yo " un pollillo " en mi pueblo, la Villa de Aguimes, allá por el año 1968. Ya llovió ehh¡¡¡. Querias que te hablara del Pericón. de donde salió, de donde vino, quien lo trajo, quien se lo llevó, etc., etc., así que, cuando hagas ese muestrario que tienes en mente, ya sabes...No te olvides del " Pericón " Saludos afectuosos de J. Olivares

    ResponderEliminar