Seguidores

domingo, 15 de mayo de 2011

* EL SÁBADO, NOS FUIMOS DE BODA

Hay gente que deja huella. Que merece la pena conocer en profundidad y cultivar su amistad. La que es amiga en las dificultades y en la abundancia. De esas personas que no miran para los lados, cuando está en apuros… de la que tiene la sonrisa amplia y sabe estar… desprendida y cercana. Ella, carece de recovecos: “al pan, pan y al vino, vino”. Clara, transparente. La puedo resumir con una sola palaba: AMIGA.

Yo la conocí siendo una pibita. Yo estaba entradito en años. Coincidimos, en un programa que yo dirigía: Tenderete. El programa había vuelto después de una larga ausencia. Pretendía, en esta nueva andadura del programa más emblemático de Televisión Española en Canarias, pasar raya y sumar. Tener conciencia de la realidad. Salir de la duda, después tan larga ausencia. Para tal fin, busqué por los rincones de las islas solistas veteranos, que no viejos, y la nueva hornada. Entre los nuevos brotes, llegó una chiquilla, resuelta y apocada a la vez. Quería buscarse un hueco entre los grandes, entre los solistas ya consolidados y allí, en Tenderete, tenía su oportunidad. Ella, con una sola copla, salió y convenció. Estaba empezando a escribir su propia historia.


Nuestros contactos, continuaron. Distanciados en el tiempo, sí; pero unidos por ese hilo invisible de la amistad y el respeto. A veces, sonaba mi teléfono o el suyo. Hablábamos de lo divino y de lo humano, de las cosas por las que estábamos preocupados. La chichilla aquella, se hizo mujer y caminó solita, o en grupos, por distintos escenarios dejando la impronta de su voz y su valía. Hace unos días, telefónicamente, me anunció su boda. Cumplida como ella sola me envió una invitación para mi y mi compañera del alma Lydia Díaz. “no podemos faltar, me decía Lydia Díaz” y así buscando un hueco entre tanta actividad nos dispusimos a acudir a los altos de Gran Canaria, en Tejeda.


En el camino, conducía Lydia, nos enseñoreamos con el paisaje… Una otra vez, los roques, en las vueltas de camino, aparecían y desaparecían. Un tríptico petrificado: Bentayga, Nublo y Fraile, emblemas de Gran Canaria. Allá, al final de la carretera: Tejeda. También, algún almendro despistado que lucía, fuera de tiempo, todo su esplendor…

Llegamos y, como un mariscal de campo, el amigo de siempre: Antonio Acosta ”El Puncha” . “Viejito”, me dijo, traigo unas papas negras y un vino que te van a despertar recuerdos dormidos… Estaba flanqueado por Abelardo García “El Tormento”… Dentro del ayuntamiento, las voz de Federico Santana, entonaba el Ave María… ¡¡¡se están casando!!! Decía, un niño en la entrada del recinto ¡¡¡se están casando!!!.


No hay novia fea, pero Jesica García, que es de quien hablo, estaba guapísima y nerviosa a la vez. Fran, su marido, elegante y cercano… Una tremenda “carajera” del arroz recibió a la pareja… Me vino el recuerdo la sátira del abogado y poeta José Rafael: “del arroz de las bodas comen las palomas… de las separaciones, nosotros, los abogados”…


Después, cuando se pierden las formalidades y entras en el cuerpo a cuerpo con conocidos y gente del folclore vivimos unos momentos mágicos. No faltó de nada, había “trinquis” a tuti pley y entullo pa´todos… Jésica, radiante, empezó con una de sus isas y le siguieron todos solitas… El tenderete, con “El Puncha” de introductor, estaba garantizado. Bueno garantizado hasta que llegó Abelardo, el mejor Abelardo y mandó a parar para dedicarle a Jésica y a Fran, temas cuidadosamente elegidos. Con la respiración contenida y con la cámara, ratos Lydia, ratos yo, hicimos cuantas fotos pudimos para inmortalizar el momento. Un momento, mágico, irrepetible…


El fiestón, se prolongó hasta bien entrada la madrugada… ¡No podía ser de otra manera!

¡¡Felicidades Pareja!!

ALFREDO AYALA OJEDA

5 comentarios:

  1. Somos Jesica y Fran.....los novios!!!!ya marido y mujer.... Estamos asombrados con tal tremendo detallazo que han tenido al publicar nuestra boda con esmero, carinô y dedicacion......
    EStamos en el hotel....y como de costumbre pusimos el blog para informarnos de historias nuevas.Nos llebamos una grata sorpresa al ver nuestra boda publicada. Lidya y Alfredo, gracias por compartir este dia tan especial para nosotros.Simplemete queriamos que estuvieran las personas que han dejado huella en nuestros corazones y ustedes estan entre ellas Os queremos

    ResponderEliminar
  2. Hola a tod@s este blog dice mucho deci,es un detalle muy bonito verlos por aquí,es un detalle que la gente se combierta en parte de tu vida sin darte cuenta yo no pude estar serca ese día pero de alguna forma estabais en lo mas profundo de mi corazon,es increíble el aprecio y el cariño que se le puede cojer a alguien de la noche a la mañana,Fran,Jessi sois un ejemplo e seguir,jessi gracias por ser quien eres,no cambies nunca...

    ResponderEliminar
  3. A mi madre y a mi padre de Gran Canaria, y a mi pekeña hermanita, que los quiero un montón, me alegro mucho que hayan dado este paso. Estoy muy orgullosa de ti Jesica, para mí siempre serás mi mayor "ídola" y que nadie diga lo contrario, te echo muchísimo de menos, siento mucho no haber podido asistir a tu boda, pero cuando las cosas no salen bien, no se puede tirar de ello. Me hubiese gustado ir y darte el mayor abrazo que se puede dar y darte las gracias por todo lo que has hecho por mí. Que sepa todo el mundo que las grandes personas triunfan y ella es una triunfadora. GRACIAS JESICA Y MUCHISIMAS FELICIDADES.

    TE QUIERO MUCHO

    Ana Cristina.

    ResponderEliminar
  4. Qué maravilla vivir momentos así rodeados de amor, amistad y esa alegría contagiosa que destilan los canarios cuando hacen sonar sus parrandas. Los comentarios de Alfredo Ayala traducen su amistad y admiración por la novia, el afecto que envolvió la fiesta, los buenos cantores y claro está,,,la presencia infaltable de El Puncha, con su simpatía y bohonomía animando la fiesta. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  5. Se merecen todo lo mejor de este mundo y se lo deseamos la familia al completo aunque no puedo pasar por alto el grado de cariño que en específico yo ( Elda ) siento por ti Jessica, eres una gran persona y con todo mi cariño escribo aqui lo que pienso.Siempre estarán en mi corazón y lo único que siento es no haberte conocido antes y no vernos más a menudo, disfruten mucho de todo lo que les queda por andar y que el verdadero amor los guie siempre por el camino de la felicidad aunque algunas piedrecillas siempre van a encontrar, aprendan a separarlas de vuestros caminos, tomenlo como un buen consejo de alguien que ha vivido mucho más de la edad que tiene, sean felices y coman perdices, los queremos y yo más. Elda y familia

    ResponderEliminar