Seguidores

jueves, 16 de diciembre de 2010

* PENOSO, DON WILLY GARCÍA

El pasado lunes, cómodamente, me apoltroné en mi sillón de orejas. Se había anunciado, hasta casi aburrir, la presentación del primer capítulo de la ambiciosa serie "La Revoltosa", a la que dicho sea de paso, le deseo toda la fortuna del mundo.

Numerosa fue la asistencia y el lleno absoluto. Gente popular, amigos, directores de productoras, políticos... tantos fueron, los que hasta allí se acercaron, que hasta el mismísimo Presidente del Gobierno, Paulino Rivero, no pudo resistir la tentación de liberarse de sus múltiples ocupaciones y acudir a la cita.

Pero, en la presentación, me llegó cierto "tufillo" o mal olor, por la forma en que se llevó el acto, que fue como un pliego de descargo, del máximo responsable de la mal llamada televisión canaria, porque entendí más una respuesta parlamentaria, que una presentación de un acto que, se considera festivo y que creo magnificado.

Entre la "loa" a su ego de excelente gestor y salvador de la patria televisiva de estas ínsulas, la intervención del señor García, del Director General que se prolongó durante unos veinte minutos, fue penosa. Su osadía, como si todos nos hubiéramos bajado de un guindo, llegó a tal extremo que pidió a los estudiantes de Ciencias de la Información, que se metieran sin miedo en los estudios para sacar la titulación. ¡¡Qué horror!! Qué desconocimiento de lo que sucede en la calle y del oscuro porvenir que les espera, a los que han finalizado su carrera.

¿Sabe usted, señor García, cuánto gana un profesional que tras años de carrera, se dedique, si lo contratan, a esto de la tele? No llegan a mil euros.

¿Sabe usted, señor García que gran parte de los profesionales están en la calle, paseándose con un currículum y peregrinando por productoras?

¿Sabe usted, que los que curran tienen que hacer el "tres en uno" (conducir, montar la unidad, hacer de cámara o mezclador) y encima hacerle un precio a la empresa, para tener la posibilidad de que lo vuelvan a contratar, para seguir subsistiendo?

¿Sabe usted, que la gente con experiencia la despiden para contratar a los más baratos?

¿Sabe usted, cuánto cuesta el seguro de un autónomo?

¿Sabe usted, cuántos "bolos" tiene que hacer un empleado, para malcomer y pagar el seguro?

¿Sabe usted, dónde están los profesionales titulados?

Claro señor García, cómo el micro aguanta todo lo que le digan, usted se despachó a gusto, sin nadie que le pudiera toser.

Le contaba, sus tres años de andadura a toda una sala, pero en realidad era como dándole cuentas a Paulino Rivero, a modo de confesión, de su brillante paso por la tele canaria. Del acertado nombramiento del Presidente, algo así como, sin usted la tele sería imposible. En su larguísimo discurso, orilló el tema del folclore, la etnografía, los debates. No. De eso no se habla, no se toca… que me salpica.

Cuando me senté ante la tele, pensé que iba a escuchar algo más, sobre lo que nos ocupaba: "La Revoltosa". Pero de eso, poco.

¿Cuánto costó señor Willy, hacer el alarde de la presentación de la serie, para escucharlo a usted y justificar la entrevista de rigor a Paulino?

No se trata por igual, señor Willy, a unos programas que a otros. ¿Qué promoción ha tenido la otra serie, que se estrenaba inmediatamente antes que La Revoltosa? Yo entiendo, que La Revoltosa, es una de las grandes producciones de la Tele Canaria y le repito nuevamente, que me gustaría que tuviera todo el éxito, del mundo, pero los demás programas, también tienen su corazoncito.

No señor García, no. Cuente, sus cuentas y penurias presupuestarias en el lugar adecuado: en el Parlamento. Y, por favor, no use su juguete televisivo para convencer a quien está convencido, que usted poco o nada hace por nuestras señas de identidad, para que la Tele Canaria sea eso, la tele de todos y cada uno de cuantos vivimos en las islas.

ALFREDO AYALA OJEDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario