Seguidores

domingo, 5 de diciembre de 2010

* CURIOSIDADES HISTÓRICAS

Hace algunos años, recibí una llamada. Procedía de la isla del Hierro y la efectuaba mi amigo Ricardo Fajardo. Quería, el amigo que, en vista que se había metido él y un colectivo en la publicación de un libro sobre los 20 años de vida del grupo Tejeguate que le escribiera algo sobre los múltiples trabajos que había realizado en la isla del Hierro: pueblo canta, canarias viva, perfiles isleños, tenderete, etc. etc. Y, claro, como al amigo lo había ocupado en tantísimas ocasiones, pues era de recibo que le juntara unas cuantas letras y se las enviara. Fue, esa petición, algo que agradó, sobre todo porque conocía con muchísimo detalle a todos y cada uno de los componentes del grupo y hacer acopio de mis recuerdos, era como revivir paso a paso, las penas y las alegrías que tenía acumuladas, de Tejeguate, la casa del miedo y del Hierro entero.

Mi primer recuerdo fue para el pequeño Juan Carlos Barbuzano Quintero, que grabamos para el pueblo canta. Fue quizás, la primera y última grabación, porque al poco nos llegó la noticia de su fallecimiento. Hoy, se me empaña la vista cuando recuerdo al pueblo unido, pegado a la radio en el programa "Encarna de noche" que en emisión solidaria reunió el dinero necesario, para sufragar los gastos de traslado del cadáver hasta la isla de El Hierro, donde recibió cristiana sepultura... A don Cecilio, enseñando a todos su especial manera de bailar tango; al flacucho y espigado Clorindo, bailador infatigable; doña Carmen, temperamental, que atesoraba los conocimientos de la tierra y del mar y con la que tuve el placer de grabar para Senderos Isleños, la pesca de la morena; don Gregorio Padrón, tocador de pito de primera línea... y ¿qué decir de Don Benito Padrón y de su hijo Ramón? auténticos aglutinadores y creadores del grupo Tejeguate.

Pues sentadito en mi vieja máquina de escribir, envié un artículo titulado: "Tejeguate, el latido de un pueblo", que no era otra cosa, que un repaso a mi andadura por tierras herreñas y mis vivencias junto al grupo y su gente.

Ahora, detenidamente, cuando pienso dejar varado este barco, que esta más para el desguace que para los excesos, me pongo a leer lo que quedó aparcado en otros momentos. Me llamó la atención, aunque el amigo Ramón me lo había comentado en varias ocasiones, el capítulo de M.P.A.I.A.C (Movimiento Para la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario.), en que invitaban al grupo Tejeguate a que no saliera en las actuaciones luciendo los colores rojo y gualda de los tambores y no salir con la bandera española y los amenazaban incluso para que no volvieran a la isla de Tenerife, porque podían sufrir las consecuencias... Me decía el amigo Padrón que fueron varias las cartas que llegaron, como así se cita en el libro "Tejeguate, 20 años al son del tambor". Tejeguate, decidió, para evitar problemas no salir más con la bandera española, que se había impuesto tiempo atrás, en varios grupos folclóricos.

Es una de las páginas históricas de esta agrupación que ha sido como la caja de resonancia de cuanto acontece, folclóricamente hablando en la isla de El Hierro. No en vano, en este grupo se cultivan todas y cada una de las tradiciones más arraigadas, que van desde los carnavales, con los Carneros de Tigaday, hasta los margareos, pasando por santos, medas, etc.

30 años conservando y difundiendo las tradiciones. Gracias Tejeguate.

ALFREDO AYALA OJEDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario