Seguidores

domingo, 13 de junio de 2010

* VI JORNADAS, "MEMORIAL YERBERO ENRIQUITO CÁCERES"

Exitosas jornadas de plantas medicinales, en memoria de Enriquito Cáceres



Ni el más imaginativo de los hombres hubiera llegado a pensar, que un programa de Televisión “Senderos Isleños” que sólo tenía la intención de dar a conocer al gran publico la figura del yerbero, centrado en la figura del yerbero Enriquito Cáceres, pudiera despertar la conciencia de muchos… Y, ni el más imaginativo podía imaginar que Enriquito Cáceres, tras su fallecimiento, su memoria se convirtiera en icono para tomar la senda adecuada hasta cambiar esa mentalidad generalizada: “lo que viene de fuera es mejor que cuanto tenemos en casa…”




Foto cedida por Vicente Díaz: Enriquito Cáceres

Y es que cuando me meto a preparar un programa de televisión estudio, desde distintos puntos de vista, el personaje central… Y Enriquito Cáceres, con su voz bronca, con su sombrero atirolado, su rostro castigado por alisios y solajeros, traspasaba todas las barreras y llegaba a quien solicitaba sus servicios con exquisita sabiduría.

Yo le recuerdo en directo, sentado en su mesa, ante un micro, compartiendo con Tere Godoy, en Radio Doramas, un programa radiofónico en que numerosas eran las llamadas que recibía, preguntándole por el remedio para sus dolencias… Su prudencia en el trato y su receta sobre tal planta o cual hierba, llegaba a cuantos la solicitaban como una auténtica bendición.

Tere Godoy, de Radio Doramas

El viernes, cuando acudí a la VI jornadas de plantas medicinales en medicina popular, acompañado de la directora del blog http://www.etnografiayfolclore.org/, mi compañera Lydia Díaz, me sentí feliz de haber conocido al hombre que cimentó para conocimiento generalizado, con sus más de cincuenta años de experiencia, la figura del yerbero y de su mundo… Otros, es cierto, lo habían intentado pero en torno a la figura de Enriquito Cáceres, se ha conseguido el efecto aglutinador.


Actualmente, el yerbero, se ha ido adecuando a los tiempos y sigue gozando del respeto y la consideración de la gente de la tierra. Son una realidad en Canarias... Una realidad viva. Y son ellos, los yerberos, vinculados a la tradición estricta, los que nos acercan a la medicina natural.

Lo hemos comprobado en estas IV jornadas que se han celebrado en Santa María de Guía de Gran Canaria, donde hemos vivido la preocupación por este mundo que parecía a trasmano, que se pensaba que era cosas de ayer, “cosas de viejos”.

Familiares de Enriquito Cáceres

Todo o casi todo ha cambiado en el mundo rural de ayer mismo... pero no el yerbero... Él se mantiene impasible en sus habituales ocupaciones, cumpliendo esa misión benefactora al servicio del prójimo...

El yerbero, no ofrece poderes personales. No, el yerbero solamente entrega su saber acerca de las propiedades curativas de las plantas, cuándo, cómo y en qué cantidad debe administrarse en cada caso.

Hoy, en esa generalizada sensación de “vuelta al campo”, reacción al sofocante mundo industrial y urbano que ha enseñoreado durante el siglo pasado que ya es historia, la medicina rural tiene una representación tan diversa como amplia... mercadillos, farmacia, herbolarios, puestos ambulantes...

Por eso parece claro que la figura del yerbero adquiere un rotundo perfil de actualidad, y que su pervivencia aparece asegurada en el futuro.

El refranero popular así lo indica:

“Sándalo, miel y limón ayudan al corazón”. “Hierbas amargas, la vida alargan.”

Estas VI jornadas que se clausuraron ayer han sido, como las cinco anteriores, todo un éxito. Asi mientras en una sala se ofrecen charlas o debates en otra contigua una amplia muestra de plantas medicinales, aromáticos jabones o amplia muestra de literatura estando al alcance de todo aquel que le guste vivir, sentir, amar y difundir, lo canario.

Aquí les dejo el enlace http://www.etnografiayfolclore.org/2009/12/enriquito-caceres-yerbero.html del artículo que le dediqué, allá por el mes de diciembre.

Nota: Estas jornadas empezaron a celebrarse en el municipio de Gáldar, pero por un “quítame allá esas pajas”, se han trasladado al Municipio de Santa María de Guía, donde han tenido una espléndida aceptación.

ALFREDO AYALA OJEDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario