Seguidores

sábado, 19 de junio de 2010

* POR SAN JUAN: (1) FUEGO Y AGUA; CURAS Y RITOS; LO VIEJO Y LO NUEVO

San Juan representa la mediación entre antiguas creencias populares y cristianas… En torno a él se han agrupado la renovación de la naturaleza y los ciclos vitales… Cosechas, salud, amor, fertilidad, dinero, proyectos e inquietudes, cobran vida en la víspera de tan señalado día, donde el fuego y el agua, son protagonistas esenciales.

En mi continuo “Andar Canarias”, he recogido distintas manifestaciones. Unas con más vigencia que otras; pero todas aún vivas a lo largo y ancho de nuestro Archipiélago.

Intensa es la actividad que se registra en las islas, en la víspera de San Juan… Los más pequeños, desde tiempos en los que se pierden la memoria, se reúnen en cuadrillas para sacar de sus casas muebles viejos, sillas esconchadas y todo cuanto estorba en la vivienda…

Pero los chicos, también apilan durante días troncos, ramas, cajas y todo cuanto pueda consumir el fuego, elemento purificador esencial que en esa noche destruye lo viejo y da paso a renovadas esperanzas…

Y, cuando cae la noche, en torno a la hoguera, se reúnen para realizar el tradicional ritual que la costumbre mantiene viva generación tras generación…

De esa manera, en las crestas de las montañas o en las honduras de los barrancos, en las pequeñas o grandes fogaleras se consume lo establecido bajo la implacable fuerza de las llamas dando paso a ilusiones y sueños.

Hoguera en la noche de San Juan

En torno a este ritual, se salta el fuego purificador, se ríe, se canta…

También en esa noche mágica, afloran los agüeros o vaticinios y todos quieren adivinar su futuro. Variado es el repertorio que se emplea para adivinar los fundamentos básicos de la vida: salud, dinero y amor.

Una de las versiones sobre el ritual de las tres papas, la hemos recogido en Tegueste, pero en otras ocasiones también la hemos vivido en el municipio de La Frontera, en la isla de el Hierro… Este vaticinio se prepara la víspera: una papa pelada que representa la pobreza, otra a medio pelar, ni pobre ni rico y la tercera sin pelar, en señal de abundancia… Se depositan en un seretito y se cubren con un pañito y se agita… Por la mañana, a ciegas, se extrae una de las papas a la vez que se dice este sencillo pareado:

“San Juan Bendito, por ser tu día, ponme aquí la fortuna mía”…

También, con mi “Andar Canarias”, me desplacé hasta el populoso barrio de Las Canales, en los altos de Icod de los Vinos donde los mas jóvenes se disponen, en la víspera de San Juan a poner en marcha una de las manifestaciones más destacadas de la mágica noche…

Durante muchos días han ido recolectando todo tipo de latas vacías que hoy cuelgan en verguillas estratégicamente distribuidas de manera serpenteante, por la ladera… son centenares los cacharros de luz que penden de los alambres… dentro de cada cacharro, a modo de mecha, se introduce un trapo viejo que, posteriormente se empapa de gas-oil.

Desde la parte alta, un cable, a modo de tiralíneas que desciende hasta el costado de la iglesia de Nuestra Señora de La Merced y San Juan Bendito, permitirá que centenares de bolas y bengalas, desciendan, en vertiginosa carrera, al mismito corazón del pueblo…

A media ladera, se levanta, una pesada cruz que dará sentido a la fiesta… La cruz, supera una altura de catorce metros y, previamente, se enrolla con mantas sujetas por gruesas vergas. Este sistema de fundas se conoce en la zona como “chorizos”. Antes de alzarla, se impregnan con gas-oil.

La cruz, es lo último que se coloca y se levanta en medio de unos cacharros que forman un corazón recostado.

Para ponerla en pie, una empresa de la localidad, colabora aportando la grúa sin cuyo concurso seria impensable darle significado a la fiesta...

Como suministro de bebida y comida, un barco, bellamente engalanado, surca el aire a través de un tiralíneas para enviar, desde la parte alta a la baja, cuantas atenciones sean precisas…

Llegado el momento, el pueblo acude puntual a la cita con tan señalada fecha…

Con todo dispuesto, la luna, desde lo alto, parece querer presidir el momento… tímidamente, el fuego empieza a hacer su aparición….

Es una noche que se vive con intensidad en esta zona del norte tinerfeño…Un batallón de jóvenes, van prendiendo cada uno de los “cacharros de luz”, mientras una joven hace lo propio con la gran cruz…

Un delirio colectivo parece desencadenarse en esta noche de fuego… las bolas, como simulando una tremenda erupción volcánica bajan desde lo alto hasta la plaza… mientras, en la ladera, las lucen juegan a su antojo con los movimientos de la suave brisa…

Es todo un grandioso espectáculo que dice mucho del arraigo de las tradiciones en esta zona norteña de Tenerife.

ALFREDO AYALA OJEDA

5 comentarios:

  1. Pino Guera Melian20 de junio de 2010, 0:19

    Don Alfredo y usted no vuelve a grabar programas de esta misma clase, porque estan muy bien, incluso para los colegios, es mi modesta opinion.
    gracias

    ResponderEliminar
  2. Amiga mía: mi ofrecimiento para este tipo de programas siempre ha estado encima de la mesa de los despachos. Mi pregunta, la constante... Pero el dinero debe ser escaso para este tipo de iniciativas. Como curiosidad la responsable de cultura del Gobierno de Canarias estuvo, a petición nuestra, dispuesta a realizar 1.500 copias para divulgar estos programas de costumbres y tradiciones en los centro de enseñanza. Incluso se dijo de asistir a las clases para darle algunas breves charlas a los más jóvenes ilustrándolas con videos.
    Al final, se llega a la conclusión que levantar el acta de lo que hay para el estudio y conocimiento de las nuevas generaciones, no interesa.
    Mi último programa fue el emitido en visperas del día de Canarias: Memorias de Ayer, realizado en Lanzarote con el Catedrático de nuestra cultura popular don Juan Brito.
    Televisión Canaria, con unos 40 programas costumbristas/etnográficos que hice de Andar Canarias, los emite diariamente en su segundo canal, pero es insuficiente y tengo sobre la mesa para llegar a un acuerdo otros 15 en espera de una aprobación que se dilata en el tiempo.
    Asi es y asi lo escribo.
    Gracias señora o señorita Pino Guerra.

    ResponderEliminar
  3. Son numerosas las fogaleras que se hacen a lo largo de todo el archipiélago. Las crestas de las montañas o las honduras de los barrancos son lugares que se eligen para saltar esas hogueras purificadoras. Escribiendo en un papel lo que se desea destruir o aventurar. A la mañana siguiente solía asomarse las chicas jóvenes a los aljibes y estanques para verse reflejadas. Dice la costumbre que si un año no te reflejas, la muerte está cerca...
    En otras ocasiones las jovencitas, fue una costumbre que recogí en la isla de El Hierro, en Tigaday concretamente... se tiraba al filo del amanecer un ramito de flores y se esperaba detrás de la ventana para saber quien era el que lo recogia. Decia que el primer joven que lo recogiera, andando el tiempo sería su novio...
    Hay, claro, muchisimas mas, pero las iré contando para no hacer un texto demasiado largo.
    Hasta entonces

    ResponderEliminar
  4. Pino Guera Melian21 de junio de 2010, 1:50

    Gracias don Alfredo por contestarme, para mi es un placer poder decir que a traves de esta pagina me comunique con usted y que me contesto.

    ResponderEliminar
  5. Amiga Pino: Es cuestión de educación. Mis padres me enseñaron que el dinero publico, es sagrado. Yo, durante muchos años, en Television Española, con programas como Tenderete, Senderos Isleños, Redivivo, Canarias el otro Archipiélago, Canarias Viva, transmisiones etc, he trabajado con dinero publico. Por eso, mis conocimientos o mis andanzas por ahi, están realizada manteniendo el cimiento en el dinero publico. Por tanto, considero que no me pertenecen en exclusividad. Que cuanto tengo recogido, no es de mi propiedad. Es, por decir de otra manera, un poquito de todos y aqui estoy para compartirlo.
    Gracias Pino, por tus palabras y ahorrese el Don que Dios es mas grande y lo tuteamos.

    ResponderEliminar