Seguidores

miércoles, 4 de noviembre de 2009

* EL CARDÓN GIGANTE DE GÁLDAR


No cabe duda de que el desaparecido cardón gigante de Gáldar fue uno de los mayores ejemplares de su especie que existieron en Canarias, sin embargo, lo cierto es que hasta ahora -por unas u otras circunstancias- ha sido muy escasa la información historiográfica que se tenía acerca de él. Por tal motivo, dado que recientemente he hallado diversos datos inéditos sobre el tema, he estimado oportuno darlos a conocer mediante estos burdos apuntes históricos.


FOTO: Cardón Gigante de Gáldar, fines del s.XIX.

El cardón gigante de Gáldar se encontraba ubicado en el denominado Barranco de la Agazaga, según el estudioso Javier Estévez, cerca del antiguo camino que unía a la ciudad de Gáldar con Agaete. Todo indica que su origen se remonta a la época prehispánica, no obstante, la primera referencia realmente fiable que he encontrado sobre el mismo nos la ofrece el fotógrafo aruquense Luís Ojeda Pérez, quien en el año 1890 logró inmortalizarlo en una de las numerosas imágenes que tomó por los pueblos de la isla de Gran Canaria. Más adelante, posiblemente algunos años después que Ojeda Pérez, el cardón sería fotografiado de nuevo por Teodor Maisch, al que también debió llamarle poderosamente la atención las dimensiones de aquel imponente ejemplar.

Pero, tristemente -y aquí van los datos inéditos que he descubierto- el cardón gigante de Gáldar no tardaría en desaparecer, ya que en el año 1904 fue cortado por sus propietarios para vender su leña. En este sentido, el “Diario de Las Palmas en su edición del viernes 30 de diciembre de 1904, expresaba textualmente: “Ha sido cortado en Gáldar, en el Barranco de la Agazaga, un enorme cardón (Euphorbia Canariensis) centenario, pues se le suponía anterior a la conquista de Gáldar, que ocupaba un radio de cien metros. Los propietarios de aquellos terrenos vendieron el magnífico ejemplar para leña”.

Por otro lado, concretamente, parece ser que su leña fue vendida por la cantidad de treinta duros, información que se desprende de un texto firmado por Cecilio Suárez Lorenzo que aparecía publicado en el “Diario de Las Palmas” el miércoles 18 de noviembre de 1914, donde puede leerse lo siguiente: “(…) Otra de las plantas más notables de esta Isla es el Cardón, la Euphorbia Canariensis Lin. En Gáldar había hasta no hay mucho un ejemplar que contaba por centenares los años. Lo vendieron para leña en treinta duros. Su sabia ha llamado justamente la atención de los médicos. Como los antiguos canarios se complace en habitar lo inaccesible de los riscos. De lejos su figura remeda un órgano... y, quebrándose en sus tallos, ejecuta el viento de la noche inefables melodías (…)”.

Y esto es, fiel lector, todo y cuanto sabemos acerca de aquel asombroso cardón gigante que en otros tiempos copresidió -junto al emblemático Drago del viejo Ayuntamiento- la riquísima historia natural de esta ciudad de Gáldar.

ALEJANDRO C. MORENO Y MARRERO.
Historiador y folklorólogo.

4 comentarios:

  1. Es, amigo Alejandro, un artículo interesante. Yo no me creo que el cardón se vendiera como leña... todo el que ha abierto un cardón sabe lo que se encuentra en su interior. Ahora, que aprovecharan la savia para distintos usos, como embrosques, es posible...
    Recuerdo también haber leido, no recuerdo donde (soy un desastrito) algo sobre el pino enterrado de Gáldar, datado en unos 3.000 años que apareció durante unas excavaciones de picón, me pareció leer en un cono volcánico de Gáldar...Pero esa es la única información que poseo y que di con ella cuando empecé a levantar un programa de "Andar Canarias" donde comentaba la historia de algunos árboles con historia... Asi toque el pino campanario, el árbol del responso, el aprendiz de sabina, la palmera del franciscano San Diego de Alcalá, el pino de la conquista... en fin varios...
    Asi que, muchas gracias amigo por traernos al presente esta página del pasado.

    ResponderEliminar
  2. ALEJANDRO C. MORENO Y MARRERO4 de noviembre de 2009, 22:17

    Muchas gracias, Alfredo. La verdad es que hasta ahora no se sabía la fecha exacta en que dejó de existir este cardón, pero afortunadamente ya lo sabemos, es decir, en el año 1904. Además, efectivamente, es bastante curioso que dicho ejemplar fuera vendido para leña y demás, pero lo cierto es que así consta en la noticia que daba por entonces el periódico “Diario de Las Palmas”.

    Por otro lado, con respecto al pino del que usted me habla, pues debe ser el llamado “Pino soterrado de la Cañada de Las Arenas”, un ejemplar que fue hallado en una zona situada entre los Pinos de Gáldar y la Cruz de Tejeda y que al realizársele las pruebas del carbono catorce, resultó, en efecto, tener una antigüedad superior a los tres mil años.

    En fin..., Maestro Ayala, no cabe duda de que se trata de una temática interesantísima, yo diría que hasta apasionante ¿verdad? Y es que todo lo relacionado con la botánica canaria, dada su extraordinaria riqueza, es sumamente apasionante.

    Un abrazo,

    ALEJANDRO C. MORENO Y MARRERO.

    ResponderEliminar
  3. Gracias don Alejandro por enseñar todo lo que sabe de historia. Le felicito. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. ALEJANDRO C. MORENO Y MARRERO7 de noviembre de 2009, 13:44

    Muchas gracias, Rosa. Indudablemente, no me considero maestro de nada, pero sí que es cierto que lo poco que sé sobre historia y folklore intento darlo a conocer. Muy amable.

    Un cordial saludo.

    ALEJANDRO C. MORENO Y MARRERO.

    ResponderEliminar