Seguidores

domingo, 31 de enero de 2010

* LOS SORONDONGOS DE JOSÉ MARÍA GIL

Yo, conocí a José María Gil. Lo conocí en distintos momentos. Sabia de su trayectoria de su profunda convicción religiosa. La última vez que lo vi, sentí vergüenza ajena… Fue precisamente en San Bartolomé y estábamos con todo dispuesto para grabar uno de los programas de Televisión Española en Canarias, que dirigía Fernando Díaz Cutillas: “El Pueblo Canta”, en el que pensábamos recoger su vida y obra…

Contaba en ese momento don José María Gil 92 años y estaba lúcido… Habíamos quedado citados a primera hora de la mañana, en la plaza de San Bartolomé. Allí, estaba esperándonos don José María, puntual a la cita… Estuvimos grabando en su molino, en la ventita que tenia frente y en el interior de su casa… Aparecieron enseguida las fotografías de aquella histórica agrupación Ajey y afloraron los recuerdos. El programa, debía terminar con unos Sorondongos cantados por el propio José María y acompañado por distintos componentes que habían estado en el grupo de José María… Pero no se sabe por qué, nadie apareció a la cita… Esperamos el tiempo prudencial, pero ningún componente apareció por ni por la casa, ni por el molino…

                            JOSÉ MARÍA GIL

Pero el tiempo era para nosotros precioso y no podíamos dejar el programa a medias… Y claro hicimos una solución de esas que se llaman salomónicas… Sentamos a don José María en un sillón de dos plazas, al lado de su hijo Esteban en el interior de su casa y nosotros, desde detrás de las cámaras hicimos los coros… Y así, poco a poco, con las viejas cámaras de cine en 16 m.m. Comenzamos la grabación… al Término de la grabación nos fuimos todos a almorzar al castillo de san Gabriel, donde como era habitual don José María, bendijo la mesa.

Algunos de los Sorondongos cantados por José María, los reproducimos aquí para conocimiento general…

  ALFREDO AYALA OJEDA
SORONDONGO DEL VIAJE A LA LUNA

 CORO
El sorondongo, mondongo del fraile
Que venga esa niña, que entre y lo baile
          SOLOS
El Sorondongo es un baile bonito:
Lo bailan los pobres, lo bailan los ricos

Con el sorondongo te canto mi amor
Te llevo enroscao en mi corazón

Si tu me quisieras yo me casaría
Que pa´mantenerte yo trabajaría

Si nos casamos yo tengo pensao
Para la luna salir disparao

Nos dan el pasaje y encima dinero
Y dos coronas por ser los primeros

De nuestra familia nos despediremos,
Pues me parece que no volveremos

Allí pasaremos la luna de miel,
En nuestra casita hecha de papel

Felices seremos lejos de la tierra,
Allí viviremos sin miedo a la guerra

Los cuatro cuartos que tiene la Luna
Los cambio en pesetas y hago una fortuna

Con tanto “Spunique” que mandan pa´l aire
Queman el dinero y aumentan el hambre

Con tanta bomba que se está inventando,
Nuestra propia fosa la estamos cavando.

Pongan gran cuidado que va a terminar
El Sorondongo con este cantar

SORONDONGO DEL HONGO

CORO
El sorondongo, mondongo del fraile,
Que venga la niña que entre y lo baile.

SOLOS
El sorondongo ya tiene familia
Y se llama hongo esta maravilla

Lo vi en una guagua, viniendo montado,
Metido en el agua, en un frasco tapado

Con te y azúcar se alimenta el bicho
No son paparruchas, así me lo han dicho

Cuando pasa el tiempo –no se cuentos días-
Llegado el momento, va y suelta una cría

Boticas y médicos se van todos pa´l fondo
En cuanto tengamos cada uno su hongo

Todo mal se cura con este remedio,
A no ser que una guagua nos quite de en medio

Parece una pota metida en un mojo…
A mi me da ascua y cierro los ojos

Y cierro los ojos pa´beberme el agua
Pos se me resuelguen hasta las entrañas

Mas si tú me quieres, con cariño hondo,
Yo me bebo el agua…y me como el hongo

Mas si no me quieres, como yo te quiero…
Yo me lo trago; yo no me lo bebo

Y ya se termina el cuento del hongo.
Y también se acaba el sorondongo.

SORONDONGO DE LOS MILLONES

CORO
El sorondongo, mondongo del fraile.
Que venga Pons Cano, que entre y lo baile

SOLOS
El Sorondongo de los millones
Que pronto tendremos el oro a montones

En Lanzarote seremos ricos
Hurgando en la arena con palas y picos

Porque en Lanzarote hay oro y uranio
En el Islote, que llaman Hilario

¡Quien le diría al pobre Hilario
Que llegaría a ser millonario!

Y con el fuego que hay en la montaña
Tendremos la luz tendremos el agua

Y esto es muy cierto, lo dijo Pons Cano,
Que unos dicen que es loco y otros que es sabio

Pensaba marcharse para Venezuela…
Cuando supo esto, ¡que vaya el que quiera!

EL SORONDONGO DE LOS PLATILLOS VOLANTES

Coro
El sorondongo, mondongo del fraile,
Que venga la niña, que entre y lo baile

Solos
Los “platillos volantes”, de que tanto se ha hablado,
A todos nos traen preocupados

Desde hace años se viene hablando
De objetos extraños que andan volando

Hay quien nos cuenta que ha visto plato
Donde entran y salen los “monifatos”.
Hay que ver las cosas que dice la prensa
Y las “macanas” que allí nos cuentan.

Viviendo estamos de novedades
Y nos tragamos barbaridades

Yo he visto platos y las estrellas
Al caer borrachos sobre unas piedras

Lo de comer se ha puesto tan caro
Que hasta las nubes el plato ha volado

Pesaba la cuenta de setenta kilos.
Hoy peso cuarenta y estoy como un hilo

Todo el mundo dice: ¡que caro esta todo!
Y es que es imposible vivir de este modo.

Nos dan esperanzas y así vamos viviendo
Y poquito a poco nos vamos muriendo

Mas, si me quieres, tendremos el plato
Que yo hasta las nubes subiré a buscarlo

El sorondongo ya se termina
Que veo varios platos en la cocina…
  
EL SORONDONGO DEL CAMPESINO

CORO:
El sorondongo del campesino
Puños de gofio y tragos de vino

Solos con el sorondongo te canto mi amor
Que llevo enroscado en mi corazón

Las tierras de medias son un mal negocio
Se rompe uno el cuero y no saca pa´l gofio

Detrás del camello, todo el santo día
Agarrado al rabo y poca comida

Vendí mis tres cabras, vendí mi camella
Sin paja ni agua, ¡para Venezuela!

Tengo mi novia que es muy buena chica
Trabajadora y muy bonita

Por la mañana agarra la escoba
Barre la casa y mata las moscas

La oigo cantando todos los días
El sorondongo y las folías

Ella me dice: ¡nos casaremos!
Y yo le digo: ¡ya lo veremos!

Yo quiero casarme y no tengo dinero
Pa´pasar hambre… ¡me quedo soltero!

El sorondongo se va a terminar
Que estoy, molestando con tanto cantar.

EL SORONDONGO DE LOS MARINEROS

CORO
El Sorondongo de los marineros.
Que se baila a bordo, al son de un caldero

SOLO
Yo soy de la tierra y voy por la mar,
Si veo que no llueve, me voy a pescar

Igual que mi padre, igual que mi abuelo,
Desde que era muchacho, yo soy marinero

Los mejores peluqueros ya me los sé
Bocajarras y Cabiñas, las Mesas y el Perchel

La bombarda y Gurey, El Corral y el Ciprés,
Morro de Ancla y la Güera, El Rio y Port Etienne

Si quieres casarte con un marinero
Puedes prepararte porque yo te quiero

Que no soy bonito, eso bien lo veo
Pero tú has visto otros más feos

También pienso mandarte los norte y espinas
Pa´que los repartas entre las vecinas

Habla con tu madre a ver si me admite
Y para las fiestas casarnos permite

Si la negativa me das por respuesta
Me voy a la costa y no espero a la fiesta

El Sorondongo se va a terminar
Sorongo, sorongo, con este cantar

5 comentarios:

  1. Hola Alfredo, bonito trabajo este sobre Don José María Gil, (natural de Gáldar), al cual tuve el privilegio de tratar bastante, siempre fue un buen amigo de mi padre por lo del folklore. Cuando estuve destinado en las Estaciones Radiotelegrafica y Radiotelefonica de Arrecife, solía visitarlo con mucha frecuencia ya que un sobrino de su esposa que tenía una panadería en Tao, me invitaba todos los domingos a comer con ellos. Debo tener por aquí una fotografía de la Rondalla Ajei fundada y dirijida por el, que aproximadamente a finales de la decada de los años 40 participo en el concurso de San Pedro Martir, que por aquellos tiempos se celebraba en la Plaza de Santa Ana. También conozco bastante bien a su hijo que es médico y tenía el despacho al lado del Parador de Turismo, hoy convertido en oficinas municipales. Un saludo y a seguir defendiendo y dando a conocer todo lo nuestro, Juan Dávila.

    ResponderEliminar
  2. ALEJANDRO C. MORENO Y MARRERO.31 de enero de 2010, 14:43

    Magnífico artículo, Alfredo. Sin duda, la labor del gran José María Gil en el ámbito folklórico ha sido verdaderamente inmensa, destacando, por supuesto, la recuperación del Sorondongo de Gáldar, una pieza anónima del folklore galdense que él oyó por primera vez en un baile de Taifa que se celebró en la Calle de La Arena cuando un “viejito” lo cantó… y que luego José María Gil, como digo, rescató y llevó a Lanzarote a comienzos del s.XX. Muchas felicitaciones, amigo.

    Un abrazo,

    ALEJANDRO C. MORENO Y MARRERO.

    ResponderEliminar
  3. JUAN CARLOS SIERRA1 de febrero de 2010, 7:36

    El sorondongo
    lo llevó en su dote
    un hijo de Gáldar
    que fue a Lanzarote. (J.C.Sierra)

    Según D. José María Gil, el sorondongo lo cantó por primera vez fuera de Lanzarote en la isla de Tenerife, en 1945, así que "el sorondongo nació en Gáldar, en la calle de La Arena, bajando a la derecha".

    ResponderEliminar
  4. Dice el amigo y folclorista Nanino, en notas biográficas sobre José Maria Gil referidas al Sorondongo: José María Gil es el creador o recreador del Sorondongo, pues gracias a él alcanzaría una dimensión y proyección insospechada para quien no podía creer que un recuerdo juvenil iba a tener, con otras aportaciones, tanta resonancia. Nada sabe don José Maria Gil de similitudes o conexiones con danzas fálicas, sino que, para él, el origen es más sencillo. Por supuesto que en modo alguno rechaza tal interpretación o génesis...
    "con un hermano mío y un mecánico peruano que trabajaba con Mr. Leacock, acudimos a una "última", fiesta que se celebraba antes del bautizo de una criatura, a una casa en la calle la Arena, en Gáldar. Recuerdo que un viejito nos enseñó una tonada, que se me grabó, probablemente porque era pegadiza y tenía cierta similitud con cantos de Navidad. También recuerdo que el anciano bailaba y hacia morisquetas delante de una muchacha..."
    Si esas morisquetas enmascaraban otras intenciones no lo tiene presente don José María Gil, quien, por otra parte, insiste en que debe cantarse correctamente el estribillo...
    -El sorondongo, mondogo del fraile.
    Que venga la niña, que entre y lo baile

    Algunos dicen que salga la niña... Pero si sale como va a entrar..
    Otra copla de las que recuerda, le enseñó el anciano al que vio danzar en la galdense calle de la Arena.
    -Esos dos pichones se están arrullando
    La paja para el nido la están ajuntando...

    Un saludo a todos y mi agradecimiento a Alejandro Moreno, Juan Dávila y Juan Carlos Sierra.

    ResponderEliminar
  5. Soy el bisnieto de José Mª Gil y me gusta muchísimo ver artículos sobre él y su repercusión en el folclore canario.

    ResponderEliminar