Seguidores

martes, 19 de enero de 2010

* DE CUANDO CENOBITO SE TOMÓ UN APERITIVO EN EL AFAMADO BAR “LA GOLOSINA”.

Quiero recordar ahora una anécdota de un ciudadano de Guía que siempre fue una persona muy arraigada a la cultura y al arte de nuestro pueblo, me refiero a Cenobio García (conocido por Cenobito). En su juventud fue un excelente amigo de Néstor Álamo, incluso formó parte con él y otros vecinos de un excelente grupo de teatro. Pero cuando nuestro insigne compositor, se dedicó a escribir y componer de manera elocuente, especialmente sobre Teror y la Virgen del Pino, nuestro distinguido amigo -Cenobito, patriota como nadie- se sintió frustrado y le tomó cierto encono a Néstor, manifestando al efecto que se había olvidado de Guía y de su Santísima Virgen.

En aquellos tiempos había una serie de marcas de vinos fabricados en Las Palmas, los cuales eran mezclados con otros procedentes de la península, tales como “El Chogo”, “Sanivo”, “P´al Pino” y muchos más, cuyo valor enológico era irrelevante, ya que solían generalmente ser vinos blancos. Cenobito, cuando salía de trabajar del ayuntamiento, acostumbraba a tomarse un aperitivo y solía hacerlo en La Golosina, la tienda que Isidro Pérez tenía en la Plaza Chica. Sin embargo, un día que nuestro personaje le pidió a Blas (hijo de Isidrito) un vaso de vino, éste le preguntó: “¿Don Cenobio se lo sirvo de la marca P´al Pino?” y Cenobito, muy alterado e iracundo, le contestó textualmente: “Pal Pino no, p´al coño de tu madre”, y se marchó sin tomarse el aperitivo.

Estimo que esta es una anécdota graciosa y simpática de Cenobio García, persona que nos tenía acostumbrado a estas salidas de tono, ya que el gracejo que le revestía era extraordinario. Verlo encima de un escenario -me contaba mi padre- era todo un poema ya que la gracia que emanaba de él era como un pozo sin fin, chistoso, ocurrente y los papeles que desarrollaba en las obras de teatro que hacía solían tener estas connotaciones, aunque también se atreviera con actuaciones de más enjundia e, incluso, con dramas. Cenobio García fue un hombre extrovertido pero muy enemigo de las injusticias y, como tal, se comportó toda su vida.

JUAN DÁVILA GARCÍA

1 comentario:

  1. Muy graciosa la anecdota de Cenobito.Sr.Dávila,me acaba usted de sacar una carcajada.
    Muchas gracias,y saludos

    ResponderEliminar