Seguidores

miércoles, 20 de enero de 2010

* JUANITO VERA

Distintas fueron las visitas que realicé para saludar a Juanito Vera en su casa del municipio de La Oliva, en la isla de Fuerteventura. Juanito, tenía un trato exquisito, una amplia visión de la vida y una conversación amena…Unía, además, a una prodigiosa memoria, la sabiduría de quien tras un mostrador, vive, siente y transmite, el día a día de las cosas de su pueblo…

Antes de fallecer Juanito Vera, mantuvo una entrevista conmigo, en La Oliva... Él me dejó, entre otras, muchos de sus trabajos, y es lo que para conocimiento generalizado publicamos hoy.

Desde que Bethencourt
conquistó Fuerteventura
y dominó de norte a sur
pues creo que fue el primero
ha vivido el majorero
con miserias y amarguras.
Que se nos llaman majoreros
porque en la isla hemos nacido
pero aqui nada tenemos
porque nunca hemos tenido
y creo que ni tendremos.
Pues nosotros descendemos
de familias que importaron
como usos y costumbres
para ser la servidumbre
de los que la conquistaron.
Y no se les dio cultura
ni tierras para trabajar
sistemas hasta hoy empleados
porque asi sin ser esclavos
se nos puede dominar.
Porque si no hay que almorzar
ni ningún medio de vida
y la quieres conservar
tienes que ir a parar
allí don el dueño diga
y obedecer sin chistar.
Y para no tolerar
todas estas vejaciones
se tendrían que marchar
y emigrar a otras naciones
donde les pasaba igual.
Que tenían que trabajar
por una media comida
y la jornada completa
y se les iba la vida
sin ahorrar una peseta
para poder regresar.
Y aquellos que aqui quedaron
sirviéndole a los señores
dueños de tierras y de casas
y de todos los majoreros
porque así era la aristocracia.
Y ahora con la democracia
somos de los extranjeros
que tenemos que asear
y servirles la comida
limpiarles playas y plazas
trabajando noche y día
eso es lo que antes hacia
una criada de casa.
Pero nos estan pagando
unos sueldos como rentas
y así no nos damos cuenta
de que nos estan comprando
y el día que hayan comprado
la isla de norte a sur
tendrán igual resultado
que obtuvo Bethencourt:
esclavos, sin ser esclavos.

ALFREDO AYALA OJEDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario