Seguidores

sábado, 7 de septiembre de 2013

* “EL DIABLO DE TIJARAFE”, “El PINO” Y “LA VIRGEN DEL SOCORRO”

Arraigada en lo más profundo del sentimiento tinerfeño la Romería de la Bajada de la Virgen del Socorro, está considerada como la más antigua de Canarias y declarada Fiestas de Interés Turístico Regional. La Virgen del Socorro, es la patrona y alcaldesa de Güimar. Desde hace muchos lustros, su recorrido tradicional la peregrinación comienza, cada siete de septiembre, en la iglesia Matriz de San Pedro Apóstol hasta la Playa de Chimisay. 

En la ermita del Socorro tiene lugar la misa de recibimiento y su posterior traslado a la Cruz de Tea de la Playa de Chimisay, donde se celebra la ceremonia de la aparición de la virgen a los guanches. Una vez finalizada la ceremonia la procesión emprende el regreso a la Ermita del Socorro. Al caer la noche, se celebra la acostumbrada y tradicional misa de difuntos y comienza la procesión de “Las Candelas”. Al día siguiente, es el día grande es la fecha en que la venerada imagen emprende el regreso hasta la Iglesia de San Pedro… Antes de su llegada, en la conocida zona de “La Tahona”, se realiza la tradicional parada para limpiar el rostro de Nuestra Señora del Socorro.

En Teror, otra ofrenda multitudinaria y participativa, creada por el padre de la canción canaria, Néstor Álamo, tiene lugar, como cada siete de septiembre, con participación de todos los municipios de Gran Canaria, la ofrenda a Nuestra Señora del Pino. Numerosos son los peregrinos que acuden a hasta la Basílica para cumplir con lo prometido.

Teror, se convierte en la víspera de su día grande, en el máximo exponente del folclore, de la costumbre y la tradición. Cada municipio acude con sus productos típicos para ofrecérselo a su patrona. Ya lo dice la copla:

Para el Pino me voy

Me voy esta noche

Si no voy caminando

Voy en coche

Al día siguiente, solemne misa oficiada por el Obispo de la Diócesis Canariense y posterior procesión por los alrededores de la Basílica.

En la isla de la Palma, en Tijarafe, el siete de septiembre, el diablo anda suelto. Es la noche del mal.

Una noche que se vive con intensidad en la plaza del pueblo y sus alrededores. Gigantes y Cabezudos, Mascarones, deambulan por las calles haciendo las delicias de los más pequeños. Mientras el diablo espera y acecha el momento para irrumpir en una popular verbena que tiene lugar en la plaza. La maldad, envuelta en fuego traída desde las mismísimas entrañas de la tierra, siembra el terror entre los asistentes. Estalla, con sus fuegos pirotécnicos en mil pedazos dominando la situación. El público, intenta controlarlo, acorralarlo, derrotarlo…

No se conoce, con certeza, el inicio de esta tradición profundamente arraigada dentro y fuera de la isla. Declarada Fiesta de Interés Cultural, es una, según los estudiosos, de las más peligrosas del país… La cólera del Diablo de Tijarafe, desaparece cuando la Virgen de la Candelaria, hace su aparición el día ocho.

Tres fiestas grandes. Tres fiestas que se celebran en el mismo día. Tres fiestas que hay que disfrutar y poner en la agenda para no perderse detalles ni de una ni de otra. 

Canarias está en fiestas: disfrutémoslas y conservémoslas. Son nuestro tesoro. 

ALFREDO AYALA OJEDA

1 comentario:

  1. Muy bella la fiesta... . la pude ver cuando se daba por el canal Internacional... . Una pena no tenerlo ahora. Aprendimos mucho de nuestros hermanos isleños... LOS LLEVARÉ ,SIEMPRE, EN EL CORAZÓN. Gracias .

    ResponderEliminar