Seguidores

lunes, 2 de septiembre de 2013

* ACOTACIONES A UNA FOTO DE 1.962

Hoy, rebuscando entre mis papeles y libracos, me encontré esta foto (1.962). Tenía, 19 años. Era mayor de edad y hasta podía asistir a las películas autorizadas (3R). Para muchos, esta foto no tiene importancia; para mí, un valioso tesoro.

Detenidamente la observé y me embargaron los recuerdos de aquél entonces… Mi madre, Solita Ojeda, de Gáldar ella, me había comprado el “meyba” y fui a la playa de Las Alcaravaneras “de estreno”. Era de nylon y cuando me metía en el agua, se inflaba. Algo así como un salvavidas… Pero la prenda era ligera y en un abrir y cerrar de ojos, se secaba. Fue, el tejido, un invento de Speedo que en los juegos olímpicos de Melbourne (1.956) estrenó el nylon como materia prima para los trajes de baños. La innovación fue tal que el 70% de los medallistas olímpicos usaron sus prendas para competir. Un fotógrafo de playa, me hizo esta "retrataura" porque en aquellos tiempos, tener una cámara fotográfica, no solo era un lujo: era como un milagro y las cosas no estaban como para permitirse esas libertades económicas. Así que al fotógrafo se le hacía el encargo, se le daba la dirección donde querías recibirlas y él, una vez revelado, te la traía hasta tu casa y se le abonaba el importe… Los fotógrafos, en esa época, caminaban por las orillas de la playa, trajeados, cámara en ristre y la gente se acercaban para solicitarle sus servicios. Así, en distintos puntos de la capital, Triana, Las Canteras, Parque de Santa Catalina y San Telmo, los fotógrafos ambulantes, se ganaban la vida y sacaban sus perrillas…


Pero la foto, repito 1.962, capta, a mis espaldas, las recientes instalaciones del Real Club Náutico de Gran Canaria, que levantadas en aquellos viejos almacenes municipales de Parques y Jardines, que lindaban con mi Playita de las Alcaravaneras. El Náutico, dejaba su vieja y ruinosa ubicación en el Muelle de Santa Catalina continuando su brillante y gloriosa andadura… 

Muchas veces transité por aquellos desvencijados almacenes… Fue ahí, donde por última vez vi, muy deteriorada, la estatua de Doramas que estuvo ubicada en el barrio de Escaleritas. La estatua, cuando la vi detenidamente, tenía dañada la pierna derecha. Después, años más tarde, me interesé por volver a verla, pero estaba en, digamos, paradero desconocido. Lamentable. Mi interés, en esa ocasión fue allá por 1.994 porque estaba trabajando en un documental sobre el genial luchador Alfredo Martín “El Palmero”, atlético luchador que, para culminar la obra escultórica, sirvió de modelo…

La foto, vuelvo a repetir 1962, está tomada en aquellos señalados días en que “lo diablillos amarillos”, se proclamaron Campeones de España. Un logro más de nuestro fútbol... Recuerdo, a la llegada del equipo, el enorme recibimiento que le dispensó la afición… Y recuerdo, también la conversación mantenida entre mi padre Antonio Ayala, desaparecido periodista deportivo de “El Eco de Canarias”, con el entrenador Luis Molowny “El Mangas”. Mi padre le preguntó: ¿Y a Germán donde lo pones? Y el míster, le contestó: “Germán, solo puede jugar de Germán”… 

ALFREDO AYALA OJEDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario