Seguidores

domingo, 15 de septiembre de 2013

* AYER, FUE LA “RAMA”. HOY, LA OFRENDA… EL DÍA GRANDE…

No andaba mi familia para muchos trotes. Lydia Díaz, mostraba signos de agotamiento. Yo, tenía los andancios lógicos de la edad. Aún así, entendiendo que lo prometido es deuda, a la hora de costumbre, con tambores, bucios y cámara fotográfica, partimos hacia Vergara con acopio de agua fresquita y acumulación de todos los ánimos disponibles.

Vergara, cuando llegamos, estaba casi despoblada. Como a cuenta gota iba llegando los romeros depositarios actuales de aquella votiva promesa que se hizo a la Virgen cuando, tras la peste, llegó aquella terrible plaga del cigarrón berberisco. 

Las guaguas de Global iban llegando cargaditas de numerosos peregrinos… Otros, esperaban en las inmediaciones…

Sonaban los bucios… tañían tambores, campanas, almireces y cacharros… Se agitaban las ramas aromáticas de eucaliptus, sándara, poleo y hierba huerto y pinos… El ambiente se perfumaba.
A la hora prevista, Vergara era un hervidero… Allí, el encuentro con familiares, con amigos y con la fe en nuestra virgen…
Ambiente festivo en el que flotaba la gratitud de un pueblo hacia nuestra señora…

Los voladores, indicaban la situación de los peregrinos… Y la llegada a uno de los puntos de encuentros, en la Cuesta de Caraballo, los papagüevos, otra de las tradiciones de esta zona del noroeste, esperaban jubilosos… Un payaso, un marinero, un negro (simbolizando la emigración, bailaban al son de la banda que con temas bullangueros invitaban al festejo… De ahí camino a la iglesia, donde esperaba la llegada de los romeros…

Durante largo rato, en que se sucedían los gritos de vivas a la virgen, los tambores, bucios y alguna lágrima resbalaba por las mejillas… Después, la entrada en el templo, en su casa… Todos querían tocarla, sentirla cerca… Era una misión imposible… Lydia y yo, tuvimos la fortuna de compartir con ella un breve momento… Reconfortados y agradecidos, abandonamos el templo y nos dispusimos a presenciar el festival folclórico que se desarrollaba en la Plaza Grande, la Plaza de los encuentros… Noche espléndida y serena, como diría José María Gil… Allí tres grupos hacían las delicias de los asistentes… Noroeste Guiense, la Agrupación Higa, de La Perdoma (La Orotava) y Lairaga el norte, organizadora de este acto…

Ya era tarde… Los ventorrillos seguían sirviendo sus copetines y bocatas…

Hoy, temprano, volvimos a preparar nuestros bártulos para acudir en el día grande, a ver a la Virgen…
10:30 h. Paseo de los animales que participarán en la Romería. Por las calles del Pueblo y Frontis de la Iglesia Parroquial de Santa María de Guía.

11:00 h. Eucaristía Solemne a la Virgen de Guía. Homilía a cargo del Reverendo Sr. Don Roberto Rivero García. Cantará la Misa Canaria la Agrupación Folclórica Higa de La Orotova. En la Iglesia Parroquial de Santa María de Guía.

12:00 h. Procesión y Romería (Llevar ramas y ramos adornados). Participación de carros, agrupaciones folclóricas, rondallas, parrandas, caballos enjaezados, etc. En la Iglesia espera la imagen de la Virgen de Guía, que recibirá pleitesía de todos sus hijos, muestras de fe y devoción.

19:00 h. Sorteo de un tallero grande de Patio Canario. Los Mayordomos de la Fiesta de Las Marías sortean este tallero, elaborado por un artesano guiense, entre sus bienhechores por la ayuda económica prestada. En la Fachada de la Iglesia de Santa María de Guía.

ALFREDO AYALA OJEDA

2 comentarios:

  1. Alfredo: gracias por describir con esmero lo vivido el sábado y el domingo con motivo de la emotiva fiesta de Las Marías.

    ResponderEliminar
  2. que bonito!!!

    ResponderEliminar