Seguidores

sábado, 1 de octubre de 2011

* LA ESTRELLA QUE ESTÁ EN EL CIELO

Había una vez… una mujer y un hombre, viviendo juntos, en una casa preciosa, en un monte, al que todos los días, estaba dándole el sol sus rayitos, y por la noche siempre la luna brillaba. Pero había una pequeña estrella radiando día y noche. De esto trata la historia.

La mujer llamada Ana, estaba embarazada, sabía que era una niña y había elegido su nombre: Isabela. Para ella, era un nombre precioso y no dudaba un solo momento en ponerle ese nombre. El padre, ilusionado por el embarazo, decidió darle una sorpresa a Ana.

Una mañana soleada, el padre se levantó pronto. Desayunó rápido pero fuerte, se vistió y fue a un taller de pintura, y compró pintura rosada. Fue a una tienda de bebés y miró toda la ropa que había, seleccionó la mejor, para su niña.

Más tarde, fue a una tienda de muebles y compró una cuna, un armario y una pequeña caja de juguetes. Se dirigió a una juguetería y compró unos muñecos, una mantita, unos cojines y salió a buscar el coche, para regresar a su casa.

Llegó y primero pintó las paredes de una habitación que había vacía, en la casa… fue al coche y trajo la cuna, la montó… bajó nuevamente hacia su coche y recogió los muñecos, la mantita y los cojines, los cuales los puso en la parte de arriba de la cuna. Puso la mantita encima de los cojines estirada y colocó los muñecos, en el suelo hasta traer la caja de juguetes. Cuando subió la caja, los metió dentro uno a uno con cuidado y le puso la tapa encima.

Volvió a bajar y cogió el armario, lo llevó a la habitación y lo montó, lo pintó de rosa, bajó y cogió la ropa de la niña, la puso bien colocadita en el armario y cuando por fin, terminó, fue a la cocina y le preparó el desayuno a su mujer Ana, la despertó cariñosamente y se lo dio, eran tan felices…

Al cabo de tres meses, la niña nació y fue directa a su habitación… fue creciendo y había que cambiarle el vestuario y comprar los libros y una cama. Isabela, quería mucho a sus padres, pero desgraciadamente, su padre murió cuando ella tenía quince años. Isabela, siempre estaba triste, quería mucho a su madre y una vez que estaban las dos en el jardín, le dijo la madre:

- ¿Lo echas de menos?- ella respondió- Sí mamá y mucho. La madre para alegrarle la cara le dijo: -¿Ves la estrella que está en el cielo?

- Sí, es muy bonita- contestó Isabela. Pues ahí en esa estrella, está tu padre.

Ella sonrió y le dijo: - mamá, ¡tienes razón!, papá una bellísima persona, está en una bellísima estrella.

Ahora esa estrella, tiene mucho valor para Isabela.

YAIZA SALVADOR DÍAZ

7 comentarios:

  1. Nada tiene que ver este cuento, con la etnografía ni con el folclore, pero me gustaría que entendieran que está escrito por mi princesa, que acaba de cumplir sus diez añitos, y a la cual, animo a seguir haciéndolo.
    Así que Yaiza, muchísimas gracias por participar en el blog, poquito a poco, vas mejorando. Muchos besitos y achuchones.
    Tu mamá

    ResponderEliminar
  2. YAIZA QUE BONITO ES UNA NARRACIÓN MUY BONITA MAS SABIENDO QUE ESTÁ ESCRITA CON UNAS MANOS TIERNITAS COMO LAS TULLAS Y CON QUE TINO ESTÁ CONTADA ESTA HERMOSA HISTORIA . ,QUE LOGRAS ENDULZAR DESPUÉS DE UN AMARGO TRANCE FELICITACIONES PRINCESA ESAS MANITAS COGERÁN FIRMEZA PERO TU DULZURA NO LA PIERDAS NUNCA

    ResponderEliminar
  3. Yaiza, como siempre,nos sorprende agradablemente. Ella, calladita - cosa rara - se pone a darle vuelta a su imaginación para regalarnos algún tema que, como dice Lydia, nada tiene que ver con la línea de este blog. Sin embargo hay que reconocer su creatividad y que poco a poco va haciendo camino al andar. Tiempo tendrá de caminar por otros vericuetos de costumbres y tradiciones porque ganas, no le faltan.
    Felicidades por tu relato...

    ResponderEliminar
  4. Yaiza Salvador Díaz2 de octubre de 2011, 21:02

    Gracias a todos ah y a ti también pequeñajo me gusta escribir de vez en cuando. Muchas gracias, un beso Yaiza

    ResponderEliminar
  5. SOLO PUEDO DECIR QUE ME ENCANTA, YO SOLO ESTOY CERCA DE UNA ESTRELLA CUANDO TU ESTAS A MI LADO. UN BESO...

    ResponderEliminar
  6. hola nena te conozco de una lindas fotos y sois muy bellas las dos hermanas , pero con tu edad eres una delicia , espero que sigas escribiendo cosas tan lindas como las que acabo de leer te deseo la mayor de las estrellas para que te ilumine en tu camino como escritora felicidades

    ResponderEliminar
  7. Yaiza, muchas gracias por este relato que nos cuentas. Es precioso. Ya estoy esperando a que escribas el próximo,mi escritora favorita.Besitos

    ResponderEliminar