Seguidores

domingo, 27 de marzo de 2011

* PACO ZUPPO, UN SÍMBOLO

Estos ojitos míos, ha visto muchísimas fotografías y numerosos videos. Algunas, sin embargo, me sorprenden todavía. Hace unos días Margarita Correa, colgó en “feisbu” algunas que me erizaron la piel y me devolvieron a tiempos infantiles… “los de San Mateo estamos aquí”, y al desaparecido entusiasta Francisco Zuppo, flaco como un tollo, "enchaquetao", con gafas oscuras y empuñando el “bastón de mando”, en el centro del “Estadio de Las Palmas” (nombre inicial del “Insular”), uniendo a la afición asistente para alentar al “Equipo Único” (nombre popular que recibió el equipo tras la fusión del Gran Canaria, Unión Arenales, Marino, Atlético Club y Victoria….

Yo nací pegadito al Estadio. Mi padre, Antonio Ayala, periodista, me llevaba siempre a todas las manifestaciones deportivas… y claro, como el acontecimiento del posible ascenso a primera de Las Palmas, desataba la euforia de todos, mi padre desde temprana hora me llevó de manitas para que lo viviera… Riadas de gente, con pancartas incluidas bajaban o subían por los arenales… era una fiesta: mi primera fiesta.

Casi todos los espectadores, acudían con chaqueta, corbata y hasta sombrero. Al fútbol, a la lucha, se acudía como si se fuera al Teatro Pérez Galdós: "endomingaito"…

Y aquél Zuppo, tinerfeño, vital, saltó al pelado campo para dar el toque… como un director de orquesta, caminó hasta el centro del campo… Los cuatro puntos cardinales del graderío, enloquecían… ¡una! (los señalaba con su bastón de mando) ¡dos…!, ¡tres…!... ¡y cuatro…! y entonaban todos a una: “¡riqui-raca-zuma-raca-sim-bom-ba-ria-ria-ria Las Palmas y nadie más!


Paco Zuppo (foto de Margarita Correa)

Sencillamente espectacular… el plauso final, todos unidos con una misma finalidad: el ascenso del equipo por primera vez en la historia…

Me contó el amigo Paco Zuppo, que ese día, después del ascenso, le pedían en la calle, en La Plaza de Santa Ana, en La Alameda de Colón, allí donde se lo tropezaban que catara su riqui-raca y me añadió que más de veinticinco veces llegó a cantarlo.

Paco Zuppo, considerado como el “inventor” del riqui-raca, acudió muchísimas veces al Insular. Era, en Las Palmas, como también en Tenerife, todo un personaje. En Gran Canaria, gozaba de prestigio y admiración…

Un día de esos soleados, estaba yo en Santa Cruz de Tenerife. Calmaba mi sed con una fría cerveza… de pronto, desde la calle, rompió el silencio el toque de un repetitivo pito… el camarero, agarró una jarra de cerveza y la dejó servida a mi lado…

¡Es para el Zuppo! él, siempre anuncia con su pito que está punto de llegar…

Y al poco, con su uniforme gris del Banco Hispano Americano, con su carterita repleta de letras para cobrar a domicilio, saludó. Se tomó su refrigerio, se despidió y siguió su ruta repitiendo el toque de pito que siempre llevaba en su bolsillo…

El amigo Cirilo Ravelo… me hizo recordar, con esto del cobro que efectuaba Paco Zuppo, la célebre frase: “¡Escóndete que viene el Zuppo!”.

Paco Zuppo, fue todo un símbolo para nuestros equipos representativos. Murió el pasado año con 90 años cumplidos… el C.D. Tenerife, siendo presidente Javier Pérez, le reconoció sus méritos otorgándole la máxima distinción del club: Medalla de Oro y Brillantes…el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, también le concedió la Medalla de Bronce de la ciudad.

De Paco Zuppo, se cuentan curiosidades y no se acaba. Para la historia de “Cincuenta años de la Unión Deportiva Las Palmas” que me encargó el periódico “La Provincia”, me contó esta curiosidad, muy cerquita del estadio Heliodoro Rodríguez López con motivo del primer ascenso de Unión Deportiva en 1.951.

...y el gran Ricardo Zamora, yo pasé por el, delante de él, y me miró como quien dice: "yo fui Zamora en mis tiempos, pero no he visto nada nunca, nunca, en ningún campo de tantos en los que estado que una persona… -además yo era más delgado, estaba un poquito más delgado- una persona sola ahí que levante las masas…” Eso pasó a la historia…

Recuerdo que el alcalde, mandó una pareja de guardias a buscarme por ahí que me localizaran, que tenían órdenes de Gobierno Civil, que ya había hablado con el Director del Banco Español de Crédito, aquí en Santa Cruz, en Tenerife… Me personé, me quedé allí y canté veinticinco riqui-raca en el Ayuntamiento de Las Palmas, en la plaza aquella frente a la Catedral, yo en el balcón, todas las autoridades, el Gobernador Civil, el Alcalde; a Paco Zuppo hay que dejarlo aquí delante que él es el dueño de Las Palmas y yo me ponía ¡una¡ y todos ¡¡unaaa¡¡, ¡dos¡ ¡¡dooooos¡¡ ¡¡ tres!! ¡¡treeees!! y ¡¡cuatro!! ¡¡cuatrooooo!!: riqui-raca...

Es que nadie como el Zuppo, sabía invocar la victoria de los equipos de sus amores: el Club Deportivo Tenerife y la Unión Deportiva Las Palmas…

Cuánta falta nos haces ahora que los equipos están en situación de peligro…

Próximo a cumplirse el primer aniversario de su fallecimiento, quiero expresar mi profundo homenaje de gratitud.

Un abrazo, amigo.

ALFREDO AYALA OJEDA

3 comentarios:

  1. Gracias Alfredo Ayala por este artículo dedicado a el Zuppo, donde me informo un poco más sobre nuestra querida UD.Las Palmas.

    Ayer estuve en el estadio de Gran Canaria, y con la "dichosa" pista de atletismo que se interpone entre los jugadores y la afición, dudo mucho, que el calor que los aficionados le brindamos a los jugadores les llegue como realmente queremos.

    Al entrar hoy en la Web de la UD. leo que el "PP quiere acercar a la afición al campo de futbol". Toda la afición lo estamos esperando como agua de Mayo.

    Alfredo, gracias por tus artículos, es un placer leerlos.

    Te quiero ver por el estadio de Gran Canaria.
    ¿vale? o mejor, les quiero ver. Pásale el mensaje a Lydia Díaz.

    Ojito; Pasaré lista el próximo partido que jugaremos con el Elche en el Gran Canaria.

    ResponderEliminar
  2. José Hernández Díaz28 de marzo de 2011, 10:32

    querido alfredo; hoy con tu relato en etnografia. me as transportado en el tiempo, recuerdo yo que mi padre tambien me llevava al eliodoro rodriguez lopez, siempre ocupabamos sitio en la grada de herradura junto a la de san sebastian,y recuerdo a un sr. con un baston arengando al publico con su riki raka e incluso mas adelante y yo mayorsito lo entone yo mismo a mitad de un partido que se ponia cuesta arriba,...ignoraba que era la ultima vez que me acompañaba mi padre pues la terrible enfermedad ( que llevaba en secreto ) saco su guadaña y se termino,pero a mi mente tambien me trajo tu relato parrandas y parrandas inolvidables la que se formaba con 2 guitarras y un timple en ocaciones aparecia una acordeon y a gozar
    gracias de nuevo por sacudir mi memoria con tan buenos recuerdos,

    ResponderEliminar
  3. Cierto amiga Guiller que la Unión Deportiva nunca debió salir del Estadio Insular. Fue una auténtica locura abandonar el recinto de Ciudad Jardín... Siempre, estos mediocres políticos, piensan y deciden por nosotros. Ahora, despues de la inversión a poner remedio quitando una pista de atletismo que no tuvo uso. Vamos dinero sobre dinero que sale de nuestros bolsillos...
    Desde entonces, en directo, no he visto a la Unión Deportiva. Siempre me dio la impresión cuando visité el Estadio que estar en las gradas es similar a ver en la Avenida Marítima una regata de botes (por la lejanía).
    Amigo Pepe Hdez, gracias por tu comentario. El Zuppo, a los que peinamos canas, nos llegó a nuestras fibras más sensibles.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar