Seguidores

domingo, 16 de septiembre de 2012

* ROMERÍA DE LAS MARÍAS…

Desde primeras hora de la mañana, el público, busca acomodo en el corto espacio disponible frente a la iglesia de Santa María de Guía, en Gran Canaria… Los mayordomos, se las ven y desean para evitar que los asistentes estén en las inmediaciones invadiendo el espacio asignado para las carretas y romeros, sin estar vestidos adecuadamente para la ocasión… 


Ayer, desde Montaña Vergara, miles de romeros, con sus aromáticas plantas, se dieron cita en el histórico punto para a las cinco en punto emprender el mismo camino que aquellos antiguos hicieron para cumplir con la promesa votiva allá por 1.811. Por antiguas veredas, los romeros, golpean con energía sus tambores, cajas de guerra o cacharros… Suenan, también, numerosos bucios rememorando aquellos tristísimos momentos en que la plaga del cigarrón berberisco asoló las zonas de Moya, Gáldar y Guía… Un interminable rosario de personas, veces en fila india y otras agrupados, caminan en dirección a la iglesia a cumplir con su virgencita: la Virgen de Guía… 

Cuenta, Felipe Bermúdez, en su documentada publicación titulada “Fiesta Canaria” que la afluencia de peregrinos a la ciudad norteña ha perdurado hasta nuestros días desde que comenzó en los tiempos cercanos a la conquista castellana… “los siglos de la Edad Media, aquellos en que era peligroso, difícil hasta temeroso viajar no sólo por cualquier región de la Península sino en cualquiera de los mares conocidos, solían los que forzosamente tenían que hacer uno de esos viajes peligrosísimos, suplicar a la Virgen que no solo fuera su amparo sino su guía. Solían llamarla Nuestra Señora o Santa María de la Guía”…

La Virgen, por su amparo y protección de este pequeño municipio norteño, se ha ganado el respeto, el cariño y la veneración de todos.  Impresiona los instantes que se viven cuando los romeros llegan al pie de las escalinatas de la iglesia. El templo, cerrado…Sube, por momentos, los repetitivos tañidos de los tambores y cajas de guerra…se acentúa la bronca voz de los bucios y se aromatiza los alrededores de la iglesia… Te sientes embriagado por esa mezcla de olores: eucaliptus, poleo, menta, flor de mundo… Es un momento mágico. Repetido cada año, pero cada año distinto… es viejo y nuevo a la vez… 

La Aparición de Nuestra Señora es deseada… Se espera con ansiedad. Sus hijos quieren estar junto a su madre… Cuando la virgen se retira, todos, sin exclusión quieren entrar en tromba. Acompañarla en su hogar… Tambores, bucios, cajas de guerra, acrecientan su especial sonido… Muchos erizados, emocionados, se acercan a la Virgen… Tras tocar el trono, el templo se va despoblando… Hoy, la romería. Es el momento festivo donde carretas, parrandas, bucios, tambores y estampas irrepetibles, se sucederán. 

Les esperamos… 

ALFREDO AYALA OJEDA


1 comentario:

  1. HE TENIDO UN SUEÑO :DORMIA PROFUNDAMENTE CUANDO ME DESPIERTA UN AGRADABLE AROMA A EUCALIPTO, MIRO A MI ALRREDEDOR Y NO VEO NADA ,ME RECUESTO EN LA ALMOHADA Y EMPIEZAN A PASAR POR MI MENTE TRISTES ESCENAS VIVIDAS EN NUESTROS MONTES ESTE VERANO Y TODAS LAS VECES QUE ME AFERRE CUANTO SANTITO ME VINIERA A LA MENTE Y PEDÍ PUSIERAN FIN A TAL SIN RAZÓN. NUESTROS MONTES Y TAMBIEN FLORA Y FAUNA ARRASADOS POR EL FUEGO, Y LA AVARICIA DE ALGUNOS POLÍTICOS INCOMPETENTES, EN LAS MARÍAS SUENAN HOY BUCIOS EN RECUERDO DE LA PLAGA DEL CIGARRÓN HOY LOS MONTES HAN SIDO ARRASADOS POR EL HOMBRE QUE TRISTE VERDAD .

    ResponderEliminar