Seguidores

domingo, 17 de julio de 2011

* ¡QUÉ NOCHE DE FOLÍAS!

Hay citas ineludibles. Citas, a las que no puedes faltar…

Muchos, muchísimos debieron pensar como mi compañera Lydia Díaz y yo, que desde temprana hora, hicimos todos los preparativos domésticos para llegar puntuales, a tan esperada y deseada cita para disfrutar del momento…


Foto: Yeray Rodríguez

Mientras hablábamos del intenso programa de actos, de las renombradas fiestas de Santiago 2011, en el municipio norteño de Gáldar, en Gran Canaria, que contempla dentro del programa de “La noche de folías”, a cargo del grupo de la zona Facaracas. Conversábamos de Juan Quintana “el Claca”, de Dacio Ferrera, de Héctor González, de Maricarmen González, de Jésica García, de Isabel González y otros muchos que ha ido desfilando durante las ocho ediciones de estos encuentros con las folías… De la complicidad y el respeto sobre el escenario del “Mencey del canto” Dacio Ferrera ; la naturalidad de Juan Quintana “El Claca”; de la elegancia y estilo de Mari Naty Saavedra… Hablamos sin parar de coplas y de intérpretes… Lydia, me recordó aquella en la que dice el poeta: “A decirle que la quiero/no me atreví en todo el día/ al oscuro de la noche/ se lo dirán las folías… Y yo le recordé aquella cuya autoría es de María Mérida: “Madre, siéntese a mi lado/ y cánteme unas folias/ que estoy muriendo de pena/ y su voz es mi alegría”.


Foto: Facaracas

Se fue pasando el tiempo llegamos a la Plaza de Santiago… Un encuentro con distintos folcloristas… “El taxista decimista: Expedito”, Paco Hernández, el artesano Honorio, amigos de radio, fotógrafos y el saludo afectuoso del recientemente reelegido alcalde: Teodoro Sosa… Mientras, en penumbra, Facaracas, en el escenario, efectuaban el ajuste fino del sonido… Reinaba por todos los rincones de la plaza un ambiente festivo mientras el cosquilleo de la emoción nos invadía… En un extremo del escenario saludamos y nos hicimos algunas fotos con solistas y presentador… Quería, mientras Lydia hablaba con ell@s inmortalizar el momento… Yeray Rodríguez, José Manuel “El Patillas” (que nos entregó su último trabajo discográfico), Patricia Muñoz, Mercedes Hernández, Jacinto Suárez, Ciro Corujo, Lydia Moreno…


Foto: Lydia Moreno, Mercedes Hernández, Patricia Muñoz, Ciro Corujo, José Manuel "El Patillas" y Jacinto Suárez


Yeray Rodríguez, magistral, rodeó el “encuentro de folías”, de dinamismo, de chispa, de humor, de impronta. Yeray, en Gáldar, como en cualquier rincón de nuestro Archipiélago es muy querido y apreciado. Y es que Yeray, el hombre que ha dado nuevamente vigencia al verseo, sirve lo mismo para un incendio que para sofocarlo; tiene gancho y conecta fácilmente con cuantos lo escuchan. Tenía una noche apretada, porque por allí estaba Expedito “el taxista de las décimas”, con el coche en marcha esperándolo para llevarlo hasta el otro extremo de la isla para dar una serenata a unos amigos…


Foto: José Manuel Pérez "El Patillas" y Alfredo Ayala

La noche, quizás con un poquito de aire, nos permitió disfrutar durante las casi dos horas de un espectáculo que el grupo Facaracas tiene bien medido. La VIII noche de Folias nos permitió con la excelente selección de solistas invitados, apreciar la diferencia de estilos: de Gran Canaria, de Tenerife, de Lanzarote, de Fuerteventura, folías antiguas de Gáldar, salpicadas con temas como seguidillas y saltonas, canciones de ayer de y de siempre, rancheras y una tacada de polcas, con Yeray Rodríguez como frontón para devolver cada una de las arremetidas a que le sometieron los solistas. Fue este, también, un momento brillante que permitió reponer fuerzas para estar listos para la tacada siguiente de folías,etc.

Además también tuvimos oportunidad de apreciar a Crispín, veterano solista de aquellos pioneros “Los Viejos de Gáldar”, natural de la isla de La Palma afincado en la ciudad de los Guanartemes. Aquí, surgió el estilo de un veterano cantador que recibió cálidos aplausos.


Y qué decir de Facaracas… Facaracas, cada año, con esta Noche de folías (y van por la octava edición) trabajan durante días sin desmayo. Ensayan entre cuatro paredes para lograr su puesta a punto. Ellos se lo toman como un auténtico final de curso… Necesitan, en el riguroso examen ante un público exigente, no solo aprobar o el progresa adecuadamente… Y, en nuestra evaluación personal, bordaron la noche.


Foto: Yeray Rodríguez, Lydia Díaz y Expedito Suárez

Emocionados, henchidos de satisfacción, Lydia y yo, nos dispusimos en el ordenador para difundir fotos y texto para hacer partícipes a todos de una noche inolvidable: “La noche de folías de Facaracas” y continuamos la conversa en la que yo le hacía hincapié en que quizás las folías antiguas de Gáldar, debería ser un espacio reservado solo para los componentes del grupo para conservarlas y difundirlas con el rigor que exige el marcar o cortar el final de los versos. Claro, esto es solo una apreciación mía, que no quiere decir que me asista la razón.

ALFREDO AYALA OJEDA

1 comentario:

  1. Ayala, yo también pienso lo mismo que usted, esas folias cortadas deberian cantarlas las personas que sepan, para no devaluar lo que ya tenemos.

    ResponderEliminar