Seguidores

sábado, 16 de julio de 2011

* CONFESIÓN


Coplas recogidas en el taxi de Expedito Suárez.





Dios yo quiero confesarme
sin usar intermediario
porque sé que es necesario
contigo reconciliarme.
Yo pequé al encontrarme
a una mujer bien formada
tan linda tan delicada
que ella mi atención atrajo,
la miré de arriba a bajo
y pequé con la mirada.



Aunque soy el responsable
de mi error de mi flaqueza
quien le dio tanta belleza
en parte es tambien culpable.
Verla fue tan agradable
como ver una alborada.
Caminó por la calzada
y yo al ver sus movimientos
olvidé los mandamientos
y pequé con la mirada.



Solo de ver su sonrisa
y ese cuerpo tan bien hecho
pude sentir que en mi pecho
me explotaba la camisa,
que mi corazón aprisa
como bestia desbocada
de forma desenfrenada
corría hacia el precipicio,
del pecado perdí el juicio
y pequé con la mirada.


Esta es mi confesión
admito mi desatino
decide tú Rey Divino
si es que merezco perdón.
Reconozco que mi acción
no estuvo justificada.
Que dejó debilitada
mi condición de cristiano
pero soy un ser humano
y pequé con la mirada.

CASIANO BETANCOURTH, TROVADOR DE PUERTO RICO

No hay comentarios:

Publicar un comentario