Seguidores

martes, 19 de julio de 2011

* CANDELARIA, AYER Y HOY

La amiga Gracita González, casi sin pretenderlo, me puso en el camino. Ella, me dio pie para escribir estas líneas. Todo comenzó con una foto, publicada en Facebook, en la que aparecían, en los años cuarenta y pico del pasado siglo, las vendedoras de pescado transitando y pregonando a viva voz, por las calles de Santa Cruz de Tenerife, los frutos del mar. Juntas, esperaban la guagua que, aliviadas por la carga y con el dinerito en el bolsillo, volvían a Candelaria… Retrataíta estaba Rosaura, mi amiga del alma, siempre animosa, cantadora, figura veterana en la recreación de la Aparición de la Virgen ante Los Guanches, en la amplia plaza de su municipio.

Foto: JULIA GLEZ, MANUELITA(MADRE DE IGNACIO), FERNANDITA(CENSIO), LA GAROLA, GREGORIA(EL NANO), PACO FARIÑA(PADRE MELO), MARIA (LA DE CIPRIANITO), ROSALIA(LA DEL VALIENTE), ROSAURA MARRERO FARIÑA, ANGELITA GLEZ, GREGORIA(MADRE SASÀ)


Un grupo de voluntari@s se fue sumando a esta iniciativa y así, poco a poco, me fui enterando a través del aluvión de fotos de la zona, como era, a mediados de la pasada centuria, la iglesia y sus alrededores… Jugadores de futbol, alumnos de final de curso, placas de la construcción de un muro construido por los Dominicanos, guaguas que hacían el recorrido Santa Cruz-Güimar, la barquilla en la que se grabaron imágenes de la película “Guarapo”, de los hermanos Ríos, la curiosidad de la pesca de una manta y los escalofriantes dientes de un marrajo, pescadores en plena faena preparando sus aparejos, jóvenes mociando, tiernos pequeños, recorte de prensa de fiestas de Santa Ana, el luto que luce en su camisa Miguel Castellano, mujeres llevando las andas de San Juan, recién nacido en la pila bautismal, mujer cubriéndose la cabeza con un velo tras salir de misa, banda de cornetas y tambores… más de quinientas fotos han sido mi distracción y mi documentación sobre la zona de Candelaria y sus alrededores… Cada foto, un suspiro… un vuelco que me daba el corazón…

Una de esas fotos aparecidas en “feisbu”, - todas de incalculable valor – me llamó la atención porque tenía un pie en el que leí: “Las fiestas ya no son lo que eran”. Me sonó a un lacónico y angustioso lamento, no falto de razón. Las fiestas, efectivamente han cambiado. Antes las hacia el pueblo, las acunaba, las ponían en marcha. Todos, sin excepción, en torno a la fiesta hacían piña y cada uno de los propios del lugar arrimaba el hombro: unos hacían banderas, otros hablaban con los amigos para traer una parrandita, había lucha canaria, Gynkana, carrera de cintas, fuegos… hoy no. Hoy, se depende del Ayuntamiento. Ellos se encargan de montarla y organizarla y el pueblo queda algo así, como ajeno.

Por citar un ejemplo, cuando llega noviembre, se celebran en Icod de los Vinos, la renombrada fiesta de San Andrés. En esta fecha se abren las bodegas y se prueban los nuevos caldos. Icod, es una auténtica fiesta. Poco o nada, tiene que hacer el Ayuntamiento. Son los estudiantes, los que hacen correr las tablas, los que toman la calle y la fiesta, cada año, tiene más prestigio y consideración. En otra latitud, en la isla de La Gomera, otra fiesta participativa “Los pique de Agulo”, con la llegada de la democracia (1.979), desapareció…

Y retomo el comienzo de estas líneas. Gracita me dio pie con la cantidad de fotos aparecidas en “feisbu” y yo, me he ido por otros derroteros, queriendo poner algo de luz a una pregunta realizada por uno de los numerosos colaboradores, que ha querido escribir para documentar las fotografías.

ALFREDO AYALA OJEDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario