Seguidores

domingo, 26 de junio de 2011

* EL ORGULLO Y EL DESCONOCIMIENTO

TRISTEZA E INDIGNACIÓN

Hace algunos años, cuando prestaba mis servicios en Televisión Española en Canarias, me llegó la invitación para colaborar en un ambicioso proyecto sobre identidad. Paco Navarro, Juan Martínez y yo, nos pusimos, ilusionados, a poner en unos folios nuestras inquietudes. Cierto es que cuando te embarcas, de manera altruista, al menos es mi caso, piensas que hay algún “amigo” que se llevará la mordida del león, que hará la publicación de uno o varios libracos elegantes y con empaque, que dormirán el sueño de los justos en numerosas estanterías isleñas. Como así sucedió. Me enviaron, terminado el trabajo, un montón de libros que, supongo, nadie, entre los que me incluyo, habrá ojeado…

Nos habían escogido porque teníamos numerosa documentación y sobrada experiencia en hacer programas de televisión sobre etnografía y folclore, para series como “Senderos Isleños”,” “Historia de la Unión Deportiva”, “Perfiles Isleños” , “Tenderete”, etc. Nuestras vivencias estaban al día, los datos fresquitos y el amplio archivo, la sabiduría y el magisterio de Paco Navarro, a disposición. En mi caso concreto también disponía de mi archivo familiar y valiosa documentación del recorrido efectuado por tierras latinoamericanas para la serie “El otro archipiélago”.

Sin embargo, me despojé de mis presentimientos y me entregué de lleno a colaborar en la redacción del proyecto. Me insuflé la energía necesaria y, cómo siempre me aflora mi orgullo de canario, aporté mis modestos conocimientos al escrito… En esos momentos, una certera frase del desaparecido poeta Pedro Lezcano vagaba por mi mente: “Nada puede ser amado sin ser previamente conocido”. Esa fue, sin más, la gasolina suficiente para ponerme en marcha…

Hoy, el calor aprieta. El verano, llegó con fuerza. Busqué refugio a la sombrita de mi fresquita cueva y hurgando entre mis libracos, me encontré uno que había dejado aparcado para mejor ocasión. Entendí llegado el momento de leerlo. El libro, cuidadosamente encuadernado e impreso en papel satinado, nos introduce en la vida y obra de canarios que sólo algunos conocemos: “La Enciclopedia de Canarios Ilustres”… Y, a donde quería llegar, al desconocimiento generalizado de figuras, de las que tendríamos que estar orgullosos, pero que desgraciadamente, desconocemos…

César Rodríguez, realiza la introducción de este volumen que dice, entre otras muchas cosas: “Con numerosa frecuencia nos encontramos con personas que –consciente o inconscientemente- nos evidencian su profundo desconocimiento de la realidad canaria. Muchos de ellos nos desconciertan haciendo gala de que ellos “no leen sino periódicos de ámbito estatal” y que prácticamente no les interesa lo que ocurre en el Archipiélago.

En otras ocasiones nos vemos sorprendidos que buenos aficionados a la lectura desprecian de forma radical las publicaciones canarias. Cuando algún librero les recomienda títulos de autores canarios, en varias ocasiones hemos llegado a escuchar… “si son novelas canarias seguro que son una porquería”.

Estas posiciones reflejan sin duda un acusado complejo de inferioridad, consecuencia de la profunda ignorancia de la Cultura Canaria. Y nos ratifica en cual es el vacío cultural más importante existente en el Archipiélago: ¡el desconocimiento generalizado de nuestra historia y de nuestra identidad!

¿A quién o quienes le interesa nuestra cultura, la especial manera de ser del isleño? ¿Quién o quienes se ocupan y preocupan de costumbres y tradiciones? ¿Por qué ese empecinamiento en enterrar nuestra identidad? ¿Por qué esa desidia poca visión de los depositarios de nuestro voto?

Muchos hemos sido los que hemos lanzado al vacío, sin red, para elevar la voz y decir que pasa con la cultura en las islas y en todo el país…

Una televisión “la de ellos”, la que pagamos todos, se estanca en algo tan importante y vital para meternos “por los ojos” la Champions, sucesos, películas del oeste y de todo, precisamente, lo que no interesa, ni nos identifica… Causa risa que, ahora, después de cuatro años, cuando ha sido protesta generalizada, viene un político y dice: “Willy García no tiene el perfil”… Tampoco lo tiene Anuska Simón, directora de antena, venida de Galicia.

Con el Caudillo, nos enseñaban los ríos, los ferrocarriles, los godos y los visigodos. Para corregir este mal, con la llegada de la democracia, se luchó para que la historia de Canarias, la literatura canaria, nuestros autores, nuestros deportes, nuestras costumbres y tradiciones, lo que nos distingue y diferencia, estuvieran presente en la enseñanza, pero eso no interesaba…

Se han preguntado ustedes cuantos políticos que rigen nuestros destinos, conocen a nuestra gente importante, Saulo Torón, Luis Doreste Silva, Tomás Morales, Pedro García etc. Seguramente, se quedarían tan sonrojados como cuando alguien en un programa de televisión, le preguntó al Presidente del Gobierno, si sabía cuánto costaba un billete de metro…

Y dicho esto y como muchos me dicen que estoy anclado, que sigo en mi “erre con erre”, en contra de cuanto está establecido, pues voy a entresacar de un excelente artículo de Luis León Barreto, publicado en la Provincia recientemente, que camina en mi mismas líneas de denuncias… léanlo, piensen y vean como no hemos dado un paso hacia adelante en nuestra cultura…

Si hiciéramos un sondeo entre los señores diputados del parlamento regional y les preguntáramos si les suenan de algo Pedro García Cabrera, Alonso Quesada, Isaac de Vega o Manuel Padorno podríamos tener la seguridad de que la inmensa mayoría no sabe/no contesta. Es curioso, entonces, que los señores parlamentarios –eximios representantes de nuestra clase dirigente, mediocre y analfabeta- se atrevan a dictaminar cómo ha de organizarse el Día de las Letras Canarias. Y máxime cuando el partido en el poder, que se auto declara nacionalista, ha hecho todo lo posible porque desaparezcan de los centros de enseñanza dos disciplinas, por las cuales algunos docentes lucharon largo tiempo: Historia de Canarias y Literatura de Canarias.

Dos asignaturas que fueron bastante valoradas, pues durante el franquismo, ni nos conocíamos a nosotros mismos. Un pueblo que no se busca, un pueblo que no sabe qué lugar ocupa en el espacio global, no tiene mucho futuro. Educación y cultura son cosas muy poco necesarias para nuestra clase política, de ahí que en época de crisis lleguen las rebajas fulminantes, que siempre van a parar al mismo sitio. De ahí que nuestros jóvenes titulados tengan que hacer las maletas para Alemania o EEUU, en esa nueva emigración que nos privará de nuestros mejores cuadros. Imponen númerus clausus en Medicina y a cambio traen médicos cubanos o ucranianos con bajo nivel. Alonso Quesada analizó las penalidades que creaba la burguesía grancanaria, su desconocimiento y prepotencia. Curioso que las Crónicas de la ciudad y de la noche sigan vigentes un siglo después. Ellos nos gobiernan, les molesta el pensamiento y por eso siembran pan y circo, por eso declaran de interés general un insulso partido de fútbol y por eso degradan la TV autonómica. Encima pretenden nuestros diputados imponer a la ciudadanía, cómo ha de hacerse el Día de las Letras Canarias, y lo dicen después de haber eliminado la Dirección General del Libro y de descuidar las bibliotecas escolares, después de perder subvenciones para libros y de intentar relegar a quienes intentamos elevar el análisis, la voz crítica. Lean, señores.

Y tras este comentario me asalta la duda en cuanto a conseguir para el 2016 la Ciudad Cultural, en una Canarias permisible, un pueblo que no quiere saber de la realidad que nos envuelve y que unas veces despacio y otras a ritmo acelerado, nos va royendo nuestro modo y manera de ser…

Después, saltan titulares que nos hace sentir vergüenza ajena como aquel sucedido en EE.UU cuando pidió el profesor a los alumnos que dibujara un pollo y todos pintaron un pollo asado… O por cercana en una de las Universidades de nuestro país preguntaron quien era Churchill. El universitario que más se aproximó dijo: “un presidente de algún país”.

Y vuelvo a la frase de Pedro Lezcano: “Nada puede ser amado sin ser previamente conocido”

ALFREDO AYALA OJEDA

2 comentarios:

  1. Buen articulo,felicidades.Un abrazo para lydia y para ti.

    ResponderEliminar
  2. Gracias amiga Mercedes y, también, a otros muchos que me han dado la complice palmadita... Pero hay veces que la gota desborda el vaso... Llegó la crisis, pero el primer recorte, los que primero sufren las consecuencias, son nuestras señas de identidad, nuestra cultura... Se cierran escuelas de musica... se pagan tarde, mal o nunca a quienes imparten las clases... subvenciones que desaparecen...
    Bueno, lo dicho: mi agradecimiento

    ResponderEliminar