Seguidores

miércoles, 12 de enero de 2011

* LA TELE ¿CANARIA?, LA CRISIS Y EL DESPROPÓSITO

No hace mucho, en uno de los numerosos artículos que he publicado en este mismo blog, hablé de las audiencias. Decía en una de las tantas ocasiones que los números de espectadores, no lo es todo. Pongo por ejemplo los documentales. Pregunte usted, amigo lector, a sus conocid@s ¿qué programa es el que más te gusta? Sin duda muchísimos dirán que los documentales. Sin embargo, cuando miras los datos de audiencia el resultado es desalentador porque no existe correspondencia entre el gusto y el dato audímetro.

Y es que la televisión está para eso. Para entretener, divertir y enseñar. Televisión Canaria, rompe con lo establecido y lo hace de manera alocada, sin criterio buscando audiencia para tapar las carencias de una televisión que poco o nada nos representa. Un "juguete" que representa a la voz de su amo. Y claro hasta que la tele ¿canaria?, la de "ellos", no este regida por profesionales que sirvan a los canarios y no que se sirvan de los canarios, mal arreglo tiene la cosa.

Ahora viene el argumento de la crisis, el no hay dinero, los recortes presupuestarios y todos esos pliegos de descargo. Pero son argumentos que dejan al descubierto la incapacidad de sus gestores. No habrá dinero para lo que nos interesa pero sí para esas elecciones que están ahí, al doblar la esquina. En ellas, echarán el resto y arrimarán el hombro y los "duros" a la causa... Mientras,  nos someten con programas basura imponiéndose medallas de record de audiencias, como el que emiten a toda hora sobre el éxito del fin de año. Y no. No es cierto.

Efectivamente, Manolo Vieira tuvo una audiencia muy superior a la de años anteriores; "En Clave de Ja", también y las Campanadas, superaron ediciones anteriores. Pero esta parrilla, es la misma de años atrás. Fue una parrilla idéntica a la que diseñó el anterior Director General don Paco Moreno y la Directora de Antena Keyna Falcón. "La Bodega de Julián", Manolo Vieira, Enclave de Ja", Campanadas. Así que no vengan a recoger la cosecha de algo que estaba sembrado mucho antes de que Willy y su directora de Antena Anuska Simón, habitara entre nosotros.

A Willy solo hay que agradecerle el respeto a la máxima de televisión: "lo que funciona no se toca".

Pero el colmo del desastre se centró en la víspera de Reyes. Comenzaron transmitiendo la Cabalgata de Reyes de La ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Tremendo fue el gentío que se agolpó a lo largo del recorrido para presenciar, en compañía de los niñ@s, la cabalgata que Televisión Canaria retransmitía en directo. Penosa fue la transmisión. “No hay dinero”, nos sopló algún componente del equipo. Nunca hay dinero para las cosas que llegan al pueblo. Así, tardó en efectuarse el montaje de unidades móviles (solo tres cámaras para cubrir el evento) y hasta nos quedamos sin ver a uno de los Reyes Magos. El dato, era excelente 12%. Sin embargo, cuando solo habían transcurrido algo más de 30 minutos cortan la transmisión para ofrecernos una película "Cirque Du Soleiil" 95 minutos que dejaron el dato audímetro en un 5%.

Luego, dan paso a la cabalgata de Santa Cruz de Tenerife 9% que, como todos los años, se hace de noche. La duración de la cabalgata de Santa Cruz tiene una duración de algo más de 40 minutos, por eso del reparto equitativo entre Tenerife y Gran Canaria...

Amigo Willy. Háganos el favor de marcharse. Los canari@s, les estaríamos eternamente agradecidos y, de paso, llévese a Anuska Simón y mándela a Galicia. Seguramente, la recibirán con los brazos abiertos...

 
ALFREDO AYALA OJEDA

3 comentarios:

  1. Lo que más me extraña de usted, es su “erre que erre” con la televisión canaria a la que por cierto, si por mi fuera, cerraba. Sin embargo, no se “mete” con otras tantas instituciones o entes cuyo trabajo y desarrollo para el público que las paga, es muchísimo peor que esta televisión. Y por cierto, mientras usted ha estado trabajando para hacer programas para el ente, no se le “leyó” ningún reproche al mismo ni pidió asimismo ninguna responsabilidad a esas otras instituciones ni a sus gestores. Se le ve el plumero a la legua señor Ayala.

    Y añado. Una televisión pública, por aludir a su mismo ejemplo, que solo tiene una media de audiencia GENERAL bastante baja, no tiene sentido. Solo lo tiene cuando es usada como aparato propagandístico de su gestión. Y es esto precisamente el sentido real de dicho ente. Sirve de plataforma propagandística del gobierno de turno y sus adláteres. No culpe a quienes la rigen que al fin y al cabo, están indiscutiblemente al servicio del poder establecido que practica el “ordeno y mando” en esta mal llamada democracia.

    Señor Ayala, sea coherente y si usted aboga por el buen uso de cualquier institución para bien de los contribuyentes que las financia, denúncielo también. Pero no se limite a cargar solo contra la televisión pública porque a usted le hayan dado portazo. Sea consecuente y admita de una vez su enorme enfado porque han prescindido de sus servicios. Porque esa es la única verdad que se desprende de toda la carajera que ha armado y montado usted, implicando a unos y a otros que no tienen culpa de que ya no se cuente con sus servicios. Y si no lo tiene claro todavía, no tiene más que recordar el gran fracaso de su macro parrandón o como se llame. Recuerde que de imprescindibles está lleno el cementerio y deje ya toda esa parafernalia que no sirve para nada ni siga implicando a nadie en su cabreo particular. Entierre de una vez su vanidad, que es hierba mala. Que tenga un buen día.

    ResponderEliminar
  2. Guillermina Pérez Rodríguez12 de enero de 2011, 20:45

    Sr. Ayala: Muchas gracias por seguir diciendo la Gran Verdad de la Televición Canaria, o lo que es lo mismo,la de "ELLOS".

    Sr. o Sra. ANÓNIMO. Tenga usted lo que hay que tener y, más en una Democracia. Denuncie, si cree que el Sr.Ayala no dice la verdad.

    ¿Por qué, se esconde detrás de anónimo? o sea, ¿no es Ud. capaz de dar su nombre?

    Para mí,es Ud. un estómago agradecido y, por si fuera poco,no se atreve a dar la cara.

    Yo, sí que doy mi nombre.

    Guillermina Pérez Rodríguez.

    Ánimo, Sr. Ayala. Siga Defendiendo NUESTRAS SEÑAS de IDENTIDAD, COMO LO HACE. GRACIAS.

    ResponderEliminar
  3. Hola señor o señora Anónim@:
    He leído, tras un reposado paseo por la Playa de La Canteras, disfrutando de "mar y sol", antes de contestar su defensa "victoriana".
    Entiendo señor o señora anónima que no se ha detenido a leer la letra "pequeña" de mis numerosos artículos y sale en estampida con la mismita fuerza que el toro sale del toril.
    Su atrevimiento, escondid@ tras la máscara del anonimato, le otorga la libertad de indicarme la dirección en la que debo escribir. Me invita a que mi "erre erre" tenga por objetivo otras instituciones para que deje en paz la Televisión ¿Canaria?. No son esas las reglas de este blog.
    Creo, señor o señora anónima, no ha entendido que este blog trata de Etnografía y Folclore; que entiendo que el folclore que hay en estas islas es el más rico y variado del mundo y que no hay derecho que una televisión que costeamos todos los canarios, por la incapacidad y contraviniendo el fundamento para la que fue creada cierre la ventana por la que nuestros folcloristas muestran al mundo su creatividad.
    Dice, señor o señora anónima que estoy enfadado. Creo que se ha quedado cort@: estoy "caliente". Tengo la misma calentura que el jugador de fútbol que, entrenando día tras día, no aparece en la alineación. Pero mi cabreo aumenta cuando miro y remiro una parrillla de televisión y lo canario, debates, etnográficos, música popular, costumbres, tradiciones no tienen la presencia que yo y muchos isleños deseamos.
    De todas formas si debo indicarle que el "macroparrandón", no fue una idea mía. Todo partió de un grupo folclórico tinerfeño. También indicarle señor o señora anónima que jamás he metido en los que usted llama mi "erre con erre" a nadie. Somos mayorcitos y cada uno se ha colocado en el lugar que ha creido conveniente.
    Le indico, para su conocimiento que voy a seguir en mi "erre con erre", para que nuestro folclore tenga la difusión que le corresponde y merece.
    Buen día, señor o señora anónima.

    ResponderEliminar