Seguidores

jueves, 13 de enero de 2011

* UNA TELEVISIÓN SIMPLISTA Y VULGAR

Me refiero como podrán comprobar a la Televisión Canaria, donde el impresentable de Willy García y la significada por su incompetencia Anuska Simón, están llevando a la misma a las cotas más bajas de audiencia dada su inefable orientación a todo lo relacionado con la isla de Tenerife obviando que existen seis más de las cuales ni se acuerdan y me da la sensación que dado su excecrable comportamiento hasta desconocen que existen.

Ese aislamiento improcedente y esa ruptura o eliminación de programas como la Bodega de Julián y otros de corte parecido, me hacen pensar que de verdad estos dos sujetos no son los más indicados para dirigir y gestionar una institución netamente canaria, que solo se limita en la mayoría de programación a ensalzar las bellezas de la isla de enfrente en detrimento de las otras que tienen tantos o iguales merecimiento para hablar de ellas. Pero a Willy lo pusieron ahí para eso, para joder la marrana haciendo su santa voluntad, rompiendo así la orientación de una cadena televisiva que es patrimonio de todos los canarios.

La mal llamada Televisión Canaria, por aquello del ámbito que ocupa, debería llamarse la Televisión de Tenerife, por ser esta isla de manera falaz la que más protagonismo tiene en todos los programas que la misma emite, hasta en los telediarios que suelen durar aproximadamente unos 35 minutos, más de 30 se consumen hablando de las excelencias chicharreriles y el resto o sean 5 comentan solo de pasada lo que ocurre en el resto de las islas y a veces lamentablemente ni eso.

No quiero pecar de catastrofista, pero a las pruebas me remito. Hace mucho tiempo que en mi casa pasamos de ver la Televisión Canaria, ya que nos irrita ver la programación que difunde. Un programa que veíamos asiduidad era la Bodega de Julián, ya que en el mismo se veía y se oía la musicalidad de nuestros aires más ancestrales, adobados con algún que otro retazo de música de la otra orilla. Hoy con la desaparición de tan excelso programa pasamos de sintonizar esta cadena televisiva que como ya he dicho de Canaria solo tiene el nombre.

Me gustaría decirle a Willy, que de lo que se trata en una televisión autonómica es potenciar sin ningún tipo de discriminación cuantos aconteceres se dan en la región donde la misma radica, y no romper lamentablemente lo que sirve y nos honra, sustituyéndolo por unos programas donde no se llega ni tan siquiera a la mediocridad. Si tuviera un mínimo de dignidad dimitiría ipsofacto como Director General de la Radiotelevisión Canaria, ya que es un cargo que le queda bastante ancho, no estando preparado para desarrollar tan alto cometido, pero soy consciente que no lo va hacer ya que la política también juega en estos casos y son los políticos los que lo mantienen en ese puesto donde fue aupado sin que tuviera merecimientos para ello.

La Televisión Canaria es un “bodrio” con un peso especifico inexistente, por ello creo que lo mejor sería que desapareciera o como mal menor fuera rigurosamente gestionada por el personal adecuado, donde no exista el favoritismo y el amiguismo, que es lo que hace que las instituciones no funcionen como debieran.

JUAN DÁVILA GARCÍA

5 comentarios:

  1. Anoche, quedó claro para lo que interesa el "juguete" de Televisión ¿Canaria?. Inmediatamente antes de lo que se preveía un éxito total, Paulino Rivero hacía su aparición a las 21 horas y un 6%. Detrás, "La revoltosa" que pagó las consecuencias haciendo el registro mas bajo: 13.1%.
    Creo que sobran las palabras amigo Dávila.

    ResponderEliminar
  2. Juan Dávila-García14 de enero de 2011, 0:01

    Gracias Alfredo, pero esto de la Televisión Canaria irrita al más tonto. La vulgaridad de esta de la que dicen es "nuestra cadena", solo sirve para hacer que los políticos de ATI-CC expongan sus mentiras y jodan al projimo. No se puede permitir que una televisión que pagamos todos los canarios este gestionada por un sujeto como Willy García, que se limita a poner en antena una serie de programas que rompen nuestra tradición y la exponencia de nuestras costumbres más ancestrales, como es nuestra música, que tenía en la Bodega de Julián su más fiel exponente. Estimo que hay que iniciar una campaña que desacredite a toda la cupula de esta cadena que rompe con los esquemas más sagrados de la canariedad. Desde aquí me ofrezco a liderar las acciones que estimemos pertinentes para acabar con tanta ignominia. Los canarios no nos merecemos esto, por consiguiente tenemos que luchar para quitar de enmedio a tanto irresponsable y a toda esta gentuza. Mis saludos más cordiales.

    ResponderEliminar
  3. Arriba el pleito insular!!!! Articulos como este sin rigor ninguno y basandose en opiniones personales de una persona que fomenta el pique entre las islas, hacen que esta pagina pierda credibilidad y respeto. Lydia, deberias de quitar a este elemento por publicar este articulo.

    ResponderEliminar
  4. Un articulo simplista y vulgar

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que me cuesta creerme que el Sñs D. Juan Dávila sea Diplomado en Biología Pesquera, haya realizado Masters en Matemáticas Modernas, Electricidad y Electrónica, Radiotecnia, y que sea experto en Radiocomunicaciones y Sistemas de Radionavegación y Radiolocalización... Reportajes de este estilo dejan mucho que desear.

    ResponderEliminar