Seguidores

domingo, 29 de enero de 2012

* HURGANDO EN MIS RECUERDOS


Fernando Díaz Cutillas “Nanino” fue un hombre prudente, correcto, sensible, educado y culto. Hablando, escribiendo y comentando los partidos de la Unión Deportiva Las Palmas era, simplemente, un maestro que en cada intervención daba una lección de su magisterio, de sus extraordinarias dotes de comunicador. Muchos años, estuvo transmitiendo los desplazamientos de nuestro equipillo por el territorio peninsular. Periodista en prensa, radio y televisión, su tono, suave, preciso, ecuánime nos llegaba  envuelto en Tenderete, en “chismografía leve”, en natación o futbol. Nunca, en sus numerosas transmisiones radiofónicas dejó entrever el amor a unos colores.  Su palabra llegaba a los radioescuchas, templada, cálida. Tenía claro que el fútbol, es solo eso: fútbol.

Sin embargo, Nanino que vivió y disfrutó la mejor época de la Unión Deportiva, en tiempos de aquellos diablillos amarillos que bordaban el futbol y alcanzaron el subcampeonato de liga, lo entendía y lo disfrutaba como un deporte… Un día, en los cuartos de final de la copa del Generalísimo se enfrentaba La Unión Deportiva Las Palmas y el poderoso Real Madrid, en el histórico Estadio Insular… Aquel señalado día de la temporada 1.974-75… con el Estadio Insular, repleto y los ánimos, en lo más alto, La Unión Deportiva, salió desmelenada. Los jugadores destaparon el tarro de las esencias y el dominio sobre el rival fue abrumador. El Madrid, impotente, se multiplicaba en inútil intento de controlar un partido. Tremendo baño de fútbol se llevó del Insular el campeonísimo Real Madrid… Severo y contundente el resultado 4-0... La gesta isleña nos permitía  soñar con la eliminación del poderoso Madrid…

A la semana siguiente, en el Bernabéu. Faltaban 90 minutos de infarto. Nanino, para Radio Atlántico era la voz que nos relataba las incidencias del encuentro. Los goles, con la complicidad del árbitro, no solo acortaban la distancia sino que superaba el abultado tanteo del  encuentro de ida... Nanino, indignado, no daba crédito  a cuanto sucedía y dijo lo que sentía, lo que sus ojos estaban viendo: “Señores lo siento. Esto es un robo, un atraco”…  Al final del encuentro el marcador señaló 5-0 a favor del equipo blanco y la euforia amarilla se desvaneció.

La prensa, incidía ampliamente en la “generosa ayudita” del árbitro para remontar el partido. Al regreso, Nanino, el que jamás dijo a través de las ondas una palabra más alta que otra, estaba avergonzado por ser testigo de tanta injusticia…

Viene esta página de la historia por el recuerdo a la memoria del recientemente fallecido Pierre Sinibaldi, entrenador de los amarillos en esa época. A sus órdenes, quizás los dos mejores encuentros que realizó la Unión Deportiva, fue este copero ante el Real Madrid y otro que se guarda para la Historia: la eliminación del entonces temible equipo italiano el Torino.  La Unión Deportiva Las Palmas había disputado en Italia el encuentro de Ida de la Copa de Ferias con un resultado adverso de 2-0. Pero en el Insular de nuevo la hazaña y con un contundente 4-0 las Palmas dejaba en la cuneta al Torino que alegó, como pliego de descargo ante su parroquia, que se habían intoxicado con la comida. Lo cierto es que, efectivamente, se les había intoxicado, pero a goles y buen fútbol.

Hoy, Nanino no está entre nosotros. Tampoco, Pierre Sinibaldi. Vaya por tanto estas líneas a la memoria de dos protagonistas de una misma historia.

ALFREDO AYALA OJEDA


No hay comentarios:

Publicar un comentario