Seguidores

domingo, 15 de enero de 2012

* DE CUANDO UNA GUAGUA ESCOLAR SE RISCÓ POR LA CUESTA DE SILVA


Hace algo más de treinta años, (1.981) Televisión Española en Canarias, comenzó a  desperezarse. Atrás quedaban los viejos métodos  de censuras y temores. De arbitrarios despidos y guiño militar. Se abría la ventana a los nuevos tiempos  y se cerraba el postigo al “ordeno y mando”. Para ello, recién había llegado a las islas para tomar las riendas de la tele pública un nuevo director: Pedro Macías. Locutor de solera y, al decir de las féminas,  “guaperas”. Venía avalado por el buen hacer en centenares de programa.  Y venía, también, con el encargo de  engrasar la maquina del, hasta entonces, dormido Centro de Producción de Programas de Canarias. Comenzaba  así una época de esplendor. Con Pedro Macías se dieron las primeras “Campanas” desde la isla de la Palma, se empezó a recorrer Canarias con una unidad móvil ligera para el programa “Canarias Viva”, se puso en marcha el concurso entre estudiantes “Repaso” y de producciones que no sobrepasaban las cien mil pesetas de  la época se paso a otras millonarias.

Yo tuve la fortuna de estar en todos esos programas como productor. Un día, recibí, junto al realizador Eduardo Stern, el encargo de hacer un simulacro para protección Civil. Cuidadosamente, nos pusimos en marcha y creo que no quedó nada que no se movilizara: ejército, helicópteros, montañeros, hospitales, sanitarios, bomberos, médicos, ambulancias radioaficionados, guardia civil, montañeros… localizamos el lugar de la escena, en la zona del Noroeste. Concretamente en el Hormiguero, en la mismita Cuesta de Silva, serpenteante y agotadora carretera…

El simulacro consistía en  poner a prueba la efectividad de distintos servicios en caso de presentarse una  emergencia real.  Meticulosamente, hicimos todos los preparativos de una amplísima logística. La atención, en síntesis, estaba centrada en el accidente de una guagua de transporte escolar que cubría el trayecto Guía-Farailaga- que llevaba a bordo, en hora punta,  numerosos estudiantes.   Protección Civil, escogió, no recuerdo bien, a los alumnos del colegio de Santa María de Guía “Carrero Blanco”, hoy “Nicolás Aguilar” que, tras las clases, iban camino a sus casas. Nosotros, buscamos, para mantener el “racor” de  secuencia,  una guagua gemela, lista para el desguace y la fletamos de  maniquíes…

En la guagua real nuestro cámaras tomaron posición mientras los estudiantes,  animadísimos y metidos de lleno en el papel, entonaban una desenfadada y alegre isa…  La guagua, descendía por la Cuesta de Silva y atrás dejaban el Cenobio de Valerón… De pronto, un fallo de frenos o un despiste, teñía de dramatismo el momento. El chófer, impotente, perdía el control y el “terrible” accidente era inevitable...

En ese momento, sustituimos la guagua  de los estudiantes por la “gemela” de maniquíes y la precipitamos al vacío. Todas las alarmas se dispararon… Protección Civil daba el toque de atención y alertaba a todos las unidades de socorro…se cortaron carreteras… ambulancias y sirenas rompían la calma que se respiraba hasta el momento,.. Bomberos… Guardia Civil… Montañeros,  ejército, hospitales se ponían en marcha o se preparaban y se apresuraban para atender a los lesionados…
Un Helicóptero en que yo viajaba, voló bajito por uno de los ojos  del recién construido puente para acercarnos hasta el lugar de la “tragedia”… En el fondo del barranco, los maniquíes perfectamente maquillados eran atendidos por  los primeros que llegan al lugar…  Se trabajó sin desmayo y la operación resultó, al decir de los expertos un tremendo éxito.

La notica del accidente de “mentirijilla”, corrió por la isla como un reguero de pólvora. Muchos, que desconocían el simulacro, contaban el accidente como real. Televisión y distintos  medios de comunicación se hacían eco del simulacro pero otros muchos dieron visos de realidad a lo sucedido. El programa, unos días después, se emitió en la Tele…

Años después, recalé por el Hormiguero. Paré en el bar que esta en la última vuelta del barranco y pregunté, haciéndome el nuevo, por  el simulacro. Bueno, todavía viene gente a ver y comentar el lugar del accidente.  Incluso hay quien habla de numerosos muertos... Ayer,  y ya han pasado más de treinta años, con esto de las inocentadas del 28 de diciembre me comentó el terrible accidente como real y sucedido la noche anterior.  Escuché con suma atención el relato y no pude evitar una prolongada y escandalosa carcajada. 

ALFREDO AYALA OJEDA

1 comentario:

  1. Me alegra que Alfredo Ayala haya recordado ese simulacro de la Cuesta de Silva.

    Tuvo lugar el viernes 5 de marzo de 1982, con la presencia del entonces Director General de Protección Civil y Emergencias del Gobierno de España, D. Federico Gallo junto al Gobernador Civil D. Juan José del Barco.
    Por entonces, en mi calidad de Radioaficionado, llevaba casi un año integrado en la RED RADIO EMERGENCIA (REMER) provincial, dependiente del Gobierno Civil de Las Palmas, y al ser requerido para ello, tuve la fortuna de participar en dicho simulacro, en mi especialidad, las comunicaciones.
    Tras casi 31 años, he participado en distintos y varios simulacros, especialmente "CANASAR", pero creo que aquel fue de uno de los más completos, aunque su desarrollo se vio enlentecido para dar facilidades a Alfredo y su equipo de TVEC. Aún conservamos la cinta, que se ha utilizado en la formación del Voluntariado de Protección Civil.

    Estupendo trabajo Alfredo, como no lo pude hacer entonces, lo hago ahora: !Felicidades por tan excelente documental!
    Un abrazo.

    Joaquín Rodríguez - 35-T-202
    Miembro de la RED RADIO EMERGENCIA de Protección Civil.- Las Palmas

    ResponderEliminar