Seguidores

lunes, 25 de abril de 2011

* VIVIR EN GUÍA LA SEMANA SANTA

Durante esta semana, como buen cristiano, he vivido con intensidad la a Semana Santa. La he vivido en una doble vertiente. De un lado, admirando la vasta obra del imaginero Luján Pérez, en su cuna de nacimiento: Santa María de Guía… Había tenido ocasión, en mis distintos desplazamientos por nuestra breve geografía insular, de observar durante horas algunas de sus obras. Cada una de ellas transmite sus profundos sentimientos religiosos… Principalmente, el Santísimo Cristo y la que todos conocemos como Nuestra Señora de los Dolores de Luján, obras cumbres del escultor. Sus imágenes están repartidas por distintos municipios del Archipiélago…

Señor atado a la columna

Tibios rayos de sol, iluminaban la fachada de la iglesia de Santa María de Guía, mientras leía y releía las leyendas escritas sobre mármol… Para mí, la procesión de la burrita, empleando un término popular, me devuelve a mi infancia cuando acompañado de mi madre estrenábamos alguna que otra prenda y nos desplazábamos hasta el Parque de San Telmo, bien con trenzados palmitos o con ramitas de olivo… Desconocía, hasta hoy, la Semana Santa en el Noroeste, concretamente, en este municipio.

La Verónica

Luego el Miércoles Santo, la procesión del Encuentro; el jueves, Oración Comunitaria… Estos dos días, mantuve charlas con algunos de los asistentes. Me contaban la majestuosidad de hace algunos años...

Santo Sepulcro

Por ello, tras la charla con los propios del lugar, me temía lo peor: Una desbanda al sur, a gozar de sol, mar y paz. Pero mis temores fueron infundados porque desde temprana hora los costaleros, estaban esperando el momento justo para cargar la imagen que habían apadrinado desde hace algún tiempo. Así el club de Futbol Unión Deportiva Guía, el grupo folclórico Estrella y Guía, el boticario, y hasta me soplaron que hay un grupo de mujeres que llevaban por las empedradas calles del casco antiguo la imagen de La Verónica y, además me añadieron que vienen haciéndolo desde el año 2.006. Poco a poco tras el oficio religioso los fieles ocuparon sus puestos y acompañaron al cortejo procesional en su breve recorrido. Poco a poco, los pasos fueron saliendo del templo: El Señor Predicador, Señor de la Oración en el Huerto, Señor atado a la columna, Nazareno, La Verónica, San Juan, Cristo Crucificado, Santo Sepulcro y la Dolorosa. Iba, de sorpresa en sorpresa… Esta tuvo lugar en la calle Marqués de Muni, la copla de malagueña, sentida y sencilla, quebró el silencio de la noche acentuando la devoción y el fervor con el que se vivía el momento…

La Dolorosa

También, un niño, de grandes ojos negros, me había llamado la atención. Orgulloso repetía una y otra vez “mi padre lleva al Cristo Chico”. A la salida de cada uno de los pasos, en la puerta de la iglesia, volví a encontrarlo. Le pregunté: ¿Dónde está tu padre? No obtuve respuesta. La emoción del niño, no le permitía articular palabra…

Lo dicho, una Semana Santa que si usted no es de este pago, le recomiendo que el próximo año la viva y la sienta. Merece la pena.

ALFREDO AYALA OJEDA

5 comentarios:

  1. Guillermina Pérez Rodríguez25 de abril de 2011, 1:17

    Alfredo: Gracias, por tu artículo sobre nuestra Semana Santa en Guía de Gran Canaria.

    Las fotos que tomastes de La Dolorosa y del Señor en el Sepulcro, me han impresionado.

    Tú, siempre, tras nuestras costumbres, contando los más mínimos detalles.

    Me queda decirte que, Enhorabuena, por su Saber Estar. Por enseñarnos a través del Blog de Lydia Díaz, Nuestras Señas de Identidad.

    ResponderEliminar
  2. Felicidades por este precioso artículo Alfredo, ya era hora que se volviera a celebrar una semana santa acorde al ilustre imaginero.
    Aunque aún hay algo que no entiendo, ¿por qué diablos hay dos bustos del “rostro” de Luján en la “plaza chica”? El primero fue realizado por el gran Eduardo Gregorio en torno a 1930 y tan bonito que está... y hace poco años encasquetan otro en el centro de dicha plaza… a mi me parece que esto no es serio.
    Un Saludo!!!

    ResponderEliminar
  3. AMIGO ALFREDO GRACIAS POR TAN BELLO RELATO POR UN MOMENTO CREÍ ESTAR YO TAMBIÉN VIENDO ESAS IMÁGENES COMO TANTAS BESES HE ECHO EN LA SEMANA SANTA LAGUNERA HOY EN DÍA NO PUEDO ESTAR TANTAS HORAS SOBRE MIS HUESITOS MALTRECHOS COGIENDO ESE FRÍO HÚMEDO DE LA LAGUNA A CAMBIO ME VEO POR INTERNET TANTAS PROCESIONES COMO HAYAN COLGADO EN LA RED SIN DUDA NO ES LO MISMO PERO GRACIAS A LOS COMENTARISTAS COMO TU NOS PONEMOS EN VUESTROS ZAPATOS MIL GRACIAS

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo con todo lo que comenta Alfredo de nuestra Semana Santa guiense, así como los comentarios, pero con lo que ya no estoy tan de acuerdo sobre lo que comenta en el último párrafo que consta de dos renglones, señor mío Guía no es un pago, Guía es una ciudad. ¿ O. K. ?
    Saludos para todos.

    ResponderEliminar
  5. Señor o señora "Anónimo". Le remito al Real diccionario de la Academia de la Lengua en el dice: "Lugar en que ha nacido o está arraigada una persona,y p. ext.,lugar,pueblo o región". Más en pl.:
    de mayor,volvió a sus pagos.
    ¿O.K.?

    ResponderEliminar