Seguidores

miércoles, 6 de abril de 2011

* NO SIEMPRE LA JUSTICIA ES JUSTA

Estas décimas las hice a raíz del juicio por el asesinato del compañero Antonio Hernández, en Tafira, estaba yo presente el día del juicio junto a Diego el hijo de Antonio, y después de que la fiscalía hiciera el relato de los hechos y dijera el currículum de los personajes, (con órdenes de alejamiento de sus padres por malos tratos, denuncias por robos con violencia etc. etc.) Diego en baja voz me hizo un comentario que yo utilicé como pié forzado en mis décimas "SI SE MOJA LA AZOTEA, LAS PAREDES SE HUMEDECEN" y trasteando por el ordenador me encontré estas décimas que me gustaría compartirlas con ustedes.

Antes les sitúo, eran tres los acusados (que tristemente quedaron absueltos) los dos canarios "el jeringuilla y el mofete" y un extranjero (Marroquí, al que se le acusaba del asesinato) la Fiscalía relataba los hechos mientras ellos callaban cobardemente...

 No sé si fue "el jeringuilla"
o quizá fuera "el mofete"
solo sé que fue un zoquete
que tiene poca bombilla.
Están como mantequilla
y con su silencio ofrecen
un perdón que no merecen,
según dice Dorotea
si se moja la azotea
las paredes se humedecen.

Que puedo decir del moro
sin tener tinte racista
pues dio muerte a ese taxista
por quien su justicia imploro.
Yo en mi rima reincorporo
versos que no desvanecen
pido que por ellos recen
y que acabe la odisea
si se moja la azotea
las paredes se humedecen.

EXPEDITO SUÁREZ SUÁREZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario