Seguidores

lunes, 18 de abril de 2011

* ¿QUIÉN VALORA EL CONTENIDO DE LA TELEVISIÓN DE “ELLOS”?

Hay dos maneras de pensar, dependiendo la posición que tengas en la mesa. Si resultas incómodo al que ocupa la parte preferencial, ya puedes darte por tocado y hundido. No importan los conocimientos que tengas ni del medio, ni del contenido. Todo es secundario. Él, me refiero al jefe, en la mayoría de los casos puesto a dedo por el artículo 33, tiene la razón; tú puedes tener toda la cintura del mundo, el conocimiento, la habilidad, que el diálogo se hace imposible porque hablan dos idiomas distintos. El mando se impone. Por eso, el jefe, siempre tiene que estar rodeado de un personal que tenga menos conocimientos o, en el mejor de los casos, que se amolde y ajuste a sus órdenes. Además entienden que en el “mísero” sueldo está implícito reírle las gracias…

Lo dicta el artículo primero: el jefe siempre tiene la razón y si no es así, el artículo segundo te despeja todas las dudas: “cuando no tiene la razón, se debe aplicar el artículo primero”. Las cosas, claras…

En la Televisión esa que llaman Canaria, pero que la sabiduría del pueblo dice que es de “ellos”, ocurre tres cuartas de lo mismo. No nos vemos reflejados en lo principios fundamentales para los que fue creada: “en defensa de nuestros valores e intereses del pueblo canario”… Pero… ¿A quién le importa…? ¿Sirven de algo las protestas de políticos y ciudadanos de a pie…? ¿Sirve de algo la protesta continuada de productoras y profesionales…? No. No sirve de nada. Ellos, con la de “ellos”, hacen y deshacen. Siguen empecinados en la audiencia y en nombre de ella lo canario, la identidad, nuestro saber popular, no tiene esos índices que los hacen felices. Desconocen que esta televisión está para verse, pero también para vernos… No les importa el quejido de todo un pueblo, la protesta generalizada. Prima, por encima de todo, que no lo digo yo, sino que lo han dicho sus señorías en el Parlamento: el clientelismo…

Últimamente, no debe valorarse el contenido de los programas. Da igual. Ni el olfato, ni la demanda televisiva está en sintonía con lo que exigimos cuantos residimos en las islas… Los programas que se compran, comprometen o encargan, poco o nada aportan a nuestra especial manera de ser. Y es normal. Cada uno, enjuicia el contenido de cada espacio con lo que conoce; con la cultura que atesora… Y si no tienes ese patrón para medir, ni el asesoramiento, ni eres de estas ínsulas o desconoces como somos, es imposible que puedas acertar en las decisiones. Así, cuando se visiona, adquiere, compras o te inclinas por un proyecto se tiene un elevado margen de error… Pero es más grave aún, que mantengan en el cargo, a quienes están contraviniendo la base de una televisión en las islas, que se creó con otros fines.

Suele ser normal que en tiempos de crisis, se agudice el ingenio. Se piense y replanteen criterios tendentes a economizar en el gasto. Aparcar las alegrías. Habla el mejor director del mundo mundial Willy del raquítico presupuesto; se queja de recortes a mitad de ejercicio… y luego invierte en programas millonarios, que han pasado sin pena ni gloria. Yo desde aquí, le digo que hay una cosa que se inventó hace tiempo: el bolígrafo que tiene numerosos usos entre ellos el de estampar la firma y dimitir si no se está a gustito.

Aparque sus miras de grandeza y sus anuncios publicitarios “somos los más guay”. Emplee su esfuerzo, en hacer una televisión más cercana. Mire que no todo vale en nombre de la audiencia… Mire, usted disponga de lo que tiene. Sea equitativo valorando los múltiples proyectos presentados. Rodéese de profesionales cualificados que hay en las islas… Lea detenidamente los motivos esenciales para lo que se creó la televisión Canaria…

Y si no, más sencillo escuche y aplíquese el tema de nuestro cantante internacional: Braulio.

ALFREDO AYALA OJEDA

4 comentarios:

  1. Magnifico relato Sr.Ayala:

    Lo triste es que a quien va dirigido, no les llegara, y en el supuesto caso de que si, les daria igual.
    Cuando se esta en posición dominante, el ser humano por lo general juega a ser ese Dios, al cual muchos critican, su autoritarismo y su egocentrimo no les dejan ver las verdaderas necesidades de el pueblo, nos tienen acostumbrados a ser como Pepe ( con todos mis respetos)pero quizar fuese mas necesario ser como el Doctor Barnar ( no se si se escribe asi ) pero me refiero a ese primer trasplante de corazon realizado en nuestras Islas Canarias hace ya muchas decadas.
    Otro gallo cantaria, con un programa educativo mas acorde con las necesidades de competencia laboral que tienen que afrontar nuestros jovenes.
    Hoy un simple agricultor necesita conocimentos de informatica, control del gasto, el agua, los kilos de producción...los impuestos...ectr.
    ¿ donde estan las mejoras en educación para nuestros jovenes ?
    ¿donde esta el programa adecuado para ayudar a nuestros agricultores?
    No digo que no exista, tan solo me gustaria conocerlo si algun lector tiene esa información.

    Lo de la Tele es mejor dejarlo, cambiar de cadena...o apagarla y escuchar el Traspatio.
    ¡¡ Felicidades Alfredo !!

    ResponderEliminar
  2. Cuando el señor dinero está por medio (que desgraciadamente es casi siempre) la voz del pueblo no llega a los oídos que debería llegar amigo Alfredo.
    Aún así seguimos teniendo el derecho a quejarnos y a pedir que se nos escuche, porque aunque todos sabemos que las cosas funcionan como tú dices, y me consta que hablas con conocimiento de causa, si nos cruzamos de brazos y nos rendimos, no tendríamos derecho ni a protestar cuando los contenidos no nos agradan.
    Por eso yo como folclorista y bailadora reivindico mi derecho a que haya en alguna cadena fuerte de las islas, llámese "la de ellos" o no, un programa de folclore canario auténtico que englobe canto, toque y baile, desde el que podamos transmitir a propios a a extraños nuestra tradición musical al completo.
    Un saludo y... Seguimos en la lucha.

    ResponderEliminar
  3. JOSE HERNANDEZ DIAZ19 de abril de 2011, 13:00

    PARA VALORAR SE TIENE QUE ESTAR PREPARADO PARA TAL MENESTER, Y NO SER UN INEPTO QUE ESTE EN EL CARGO POR AMIGUISMO O SERVILISMO ( NO CONFUNDIR CON SERVICIAL ),.... LA TV. ES DE ELLOS Y LA HACEN PARA ELLOS, PUES POR MI PARTE QUE LES APROVECHE, PORQUE EL MANDO A DISTANCIA ES MIO Y CON EL HAGO LO QUE QUIERO,...Y NO ES PRECISAMENTE VER " SU " TV. LASTIMA QUE LA PAGAN TODOS LOS CANARIOS,

    ResponderEliminar
  4. Cierto amigo mío: la pagamos nosotros y "ellos", la usan. Por eso, el voto de confianza que le he puesto, irá a otro partido que no solo se llene la boca de Identidad o defensa de valores durante la campaña electoral.

    ResponderEliminar