Seguidores

lunes, 7 de febrero de 2011

* TENEMOS LO QUE MERECEMOS

Hace unos días, recibí una llamada telefónica. Era una amiga de siempre que me llamó desde la zona sur de Tenerife. Estaba preocupada, mi amiga, por algo que ya se toma como normal aunque el tema sea preocupante: nuestro folclore o música popular. Quería buscar mi implicación para que diera la voz de alarma ante tan espinoso asunto.

Le dije que estaba aburrido. Que era una lucha inútil. Nuestro folclore, -le añadí- quien tiene que defenderlo son los folcloristas, las asociaciones las Federaciones… Ellas y no otros, que son las que aglutinan a numerosos afiliados y las q deben mover los hilos… Ellas, son los que están llamadas a cantarles las cuarenta a quien o quienes intente cercenar nuestras señas de identidad. Ellas, jugándose la “subvención del silencio”, la que da el Gobierno, Ayuntamientos y Cabildos, son las que deben elevar la voz… Ellas, y no otros, remando en la misma dirección son los que deben hacerlo. Yo ya hice lo mío sumándome a una protesta iniciada por la parranda de los Punchas, Juan Carlos Sierra, “La Zaranda”, “La Cacharra del gofio”, Radio Arona, Radio Faro del Noroeste, así como los blog etnografiayfolclore.org y “Pepillo y juanillo” de los Realejos, etc que entendí generalizada y fue un rotundo fracaso por la escasa asistencia de quienes, entiendo, debían estar y no aparecieron… Los llamados para tocar “arrebato” y poner las cosas en su sitio, de este “olvido colectivo” son ellos y no otros.

Pues la protesta de la amiga tenía su fundamento. Ella, en la noche, recibe a muchísimos amigos. Tiene excelentes relaciones con grupos, actores, visitantes de a pie, que llegan desde distintos puntos de países latinoamericanos o de la península. Se quejaba la amiga, de que en sus visitas a hoteles o salas de fiesta, siempre aparecen los tríos, cuartetos que interpretan música de otro lado, en detrimento de la folclórica o popular que antes hacían los grupos de la isla. Echaba de menos isas, folias, malagueñas, polcas… Y no hay derecho, apostillaba.

¿Por qué no se enseña lo nuestro en estos lugares?¿Nos avergonzamos de lo nuestro?.

No amiga, no. Para acudir a hoteles o salas y ambientar los lugares turísticos, los empresarios tienen su contrato, verbal o escrito, con grupos reducidos a los que por 60€ por barba actúan durante un rato. Da lo mismo que hagan boleros que bachatas.

Hace unos años llegó a Gran Canaria, desde Soria, un afamado cocinero. Probó un potaje de berros y se quedó con el regusto en la lengua. Después hizo unas declaraciones: nunca había probado algo tan delicioso y se preguntaba: ¿Por qué no se incluye este manjar en la carta de restaurantes, hoteles…? Desde entonces, el sabroso potaje se incluyó en la carta de restaurantes de postín, con rotundo éxito?

Lo nuestro siempre, con timidez se dice, se expone o se intenta divulgar. Parece que somos hijos del pecado y nos avergonzamos de todo lo que huele a canario. No valoramos nada de cuanto tenemos, de cuanto nos diferencia. Y ya está bien…

Debemos sentirnos orgullosos de lo nuestro. Elevar ese orgullo. Apartarnos de tanto mediocre y oportunistas que aspira llegar al machito, para imponer su santa voluntad y rendir pleitesía a quien manda.

Ayer, a través de Facebook, me escribieron dando la voz de alarma porque la Escuela de Folclore de Telde, está en peligro. Vamos que van a cerrarla. Para los de flaca memoria, debo decir que el trabajo que ha realizado Feluco Tejera, durante muchísimos años, ha sido excelente. Por eso, cuando llegan estas tristes noticias, te sientes morir un poquito. Pero sacando algo de fuerzas de este capítulo de indolencia generalizada, vuelvo a la pregunta: ¿Dónde están las asociaciones, federación, colectivos, grupos, folcloristas que no se ponen en la puerta del despacho de quien corresponda, para protestar?

Así, amiga, que no puedo atenderte. Lo siento. Has tocado en ventanilla equivocada. Que se mojen agrupaciones, federaciones, asociaciones y folcloristas. Ellas son los que tienen la palabra y los que deben dar el puñetazo en la mesa para poner las cosas en su justo sitio…
 
ALFREDO AYALA OJEDA

4 comentarios:

  1. Si señor muy bien escrito, ahora que se mojen los que dicen que son folcloristas.A usted como ya dije en otra ocasion ya le dejaron con el culo al aire,le usaron como cabeza de turco.Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Maricarmen González7 de febrero de 2011, 17:00

    Estimado amigo,creo que es deber de todos, lo que pasa que, en este Sur estamos influenciados por muchas culturas. La crisis, los pocos dineros y las voluntades, terminan con lo nuestro: La Romería de San Antonio en Arona en el mes de ener ...o fué de "pena" comparada con la de hace 4 ó 5 años, no hay dinero para nuestra IDENTIDAD´.La romería de Tegueste terminará siendo un carnaval en abril,: los grupos no pueden bailar, las parrandas no pueden cantar y los carreteros dicen: para esto trabajo una carreta de artesanía???, todo llega a su fin y si las autoridades no ponen mano dura......no tengo respuesta.

    ResponderEliminar
  3. Boris Martín Méndez7 de febrero de 2011, 17:01

    Una verdad como un templo... Cuánta razón

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente Maricarmen. Nos arrinconan las culturas foráneas, nos pone en el paredón de fusilamiento nuestra idolencia y el tiro de gracia, lo da la mediocridad de algunos politicos. Pero nadie eleva la voz en señal de protesta y, claro, asi nos va.

    ResponderEliminar