Seguidores

miércoles, 2 de febrero de 2011

* A GOLPE DE SACHO Y SACRIFICIO

Hace algunos años llovía y todo… hasta el Barranco Guiniguada, corría como decían nuestros mayores de "banda a banda"... Pero, -siempre hay un pero- la cosa ha cambiado a peor. Recuerdo la importancia ganadera de la zona de la Villa de Teror, donde se concentraba el mayor número de cabezas de la isla. Eran aquellos tiempos en que sin tantas leyes, sin tanta comunidad, sin tanto bombo de Autonomía, la gente del pueblo cuidaba el campo y sus ganados. Ellos, los campesinos buscaban entre los pinares, sustento y camas para su ganado y sacaban el estiércol para abonar sus cosechas. Con esa conducta, protegían los campos de posibles incendios...Y todos tan felices...

Los tiempos han cambiado, el tomate, el plátano, el ganado, se ha ido mermando porque las leyes, siempre se han hecho de espaldas al campesino. Se han rubricado en espaciosos y cómodos despachos, arrinconando a la gente llana: al pastor y su mundo... Hoy, cortar un simple escobón para alimentar el ganado, está seriamente penalizado y así, el campesino que antes cultivaba sus tierras a golpe de sacho y sacrificio, se apoltrona en el mentidero y espera que le llegue la subvención. En pocas palabras, que se ha perdido a ritmo acelerado la cultura rural de nuestro país, devaluándose el campo, los pueblos y hasta la dignísima profesión de agricultor... ¿qué hacer...? simplemente nada. No podemos hacer nada, ni con nuestra indolencia ni con la mediocridad de los políticos que pululan por este país... Incluso yo, hoy que se está celebrando la verdadera festividad de La Virgen de la Candelaria, Nuestra Señora de "Las Candelas", fecha señalada no solo por la Virgen Morenita, sino porque esta fecha, marca toda la actividad del campo, me siento impotente, para juntar unas cuantas letras en este viacrucis de desatinos. Es un señalado día, en que los Ranchos de Ánimas, terminan su recorrido por las calles pidiendo la limosna, para elevar oraciones que atenúen las culpas del fallecido pariente, amigo o vecino.

También, es el día para cavar las viñas y empezar a preparar las parras, para la próxima temporada poder degustar los sabrosos y distinguidos caldos de Canarias... Asimismo, los amantes de la cría de distintos pájaros, empiezan a juntarlos para seleccionar la línea que desean obtener...

¿Qué está pasando en este pueblo de abandono y de permanentes olvidos?

¿Qué está pasando, para que nos sometan a golpe de leyes, que cada día empobrece más a nuestra gente?

Hace años un amigo, allá en la seca Fuerteventura, cuando empezó a construirse sin ton ni son, sin orden ni concierto, me dijo: llegará el día en que tendremos que retirar el asfalto, para cultivar nuevamente las tierras. Y entonces, añadió, nos habremos olvidado de como lo hacían nuestros mayores...

Duele pasar por los campos y ver que las almendras, casi ni las recogen los propietarios de los terrenos, que tienen su casita solo para asaderos, o para pasar el fin de semana; lo mismo ocurre con tunos, higos y naranjas...

Hoy nos contentaremos con acudir a La Aldea de San Nicolás, para ver esa joya, de Rancho de Ánimas, una de las manifestaciones más antiguas de Canarias y “jincarnos” unas perras de vino, aprovechando la festividad de Nuestra Señora de La Candelaria y de camino, felicitarnos porque la casa de La Virgen Morenita, ha sido declarada Basílica Menor.

ALFREDO AYALA OJEDA

2 comentarios:

  1. Solo caminar por la zona del noroeste de la isla de Gran Canaria y contemplar las altas paredes de piedra seca que nuestros padres levantaron y a base de sorribos tener mas tierra para cultivo; ver las amplias terrazas de Hermigua antes prósperas y ahora empobrecidas, dan una idea del abandono de nuestros campos.
    O por las orillas de nuestras islas: donde habia una salina, se ha levantado un hotel; donde habia una platanera, hoy hay viviendas...
    ¡Que tristeza! ¡Que locura!

    ResponderEliminar
  2. si esa es la vida del pobre campesino, tiene que trabajar muy fuerte pero mal pagado

    ResponderEliminar