Seguidores

domingo, 27 de febrero de 2011

* EL RÍO Y EL RISCO, DOS FRONTERAS...

Hoy, entre mis recuerdos y vivencias, me viene a la memoria, aquel encuentro con una poetisa de la isla de la Graciosa que contaba en versos las penas y alegrías de un pueblo. Fue, un encuentro casual en un recodo del camino. Es una historia larga, levantada día tras día,

Con esfuerzos y sacrificios de los pobladores de La Graciosa, inicialmente pastores y por imposición de la necesidad pescadores, tuvieron que adaptarse al medio…

En mi mochila, no solo recuerdos. También, tristeza... Vidas mirando fijamente a mar y al Risco de Famara, a la otra orilla… El Río y el Risco: dos fronteras para dar cualquier paso.

Al Risco de Famara había que llegarse obligado por todo: por la vida y por la muerte: a por agua y a por sal, a vender el pescado y a adquirir los víveres, en busca de socorro, para nacer si el parto era difícil y hasta para enterrar a los muertos.

Ante tanta adversidad, conocí a distintas mujeres de la isla. Mujeres que con su trabajo, han cimentado la historia de todo un pueblo…

Mujeres como Agustina, artesana que trabaja en las vistosas camisas gracioseras; Catalina Betancor, la abuela de la isla; Adoración Curbelo que, a la sombrita, hacía empleitas para confeccionar los clásicos gorros de la isla… Y siempre, con la vista fija en el mar, Inocencia Pérez



POESIA DE INOCENCIA PÉREZ

Tú eres mi isla Graciosa tan bonita y tan pequeña

Que voy a hacerte una cuna para yo mecerte en ella

Y te cantaré una nana con una voz de sirena

Y un dulce sueño te envuelve a la luz de las estrellas.

Y al amanecer te despertará la aurora,

El canto de las gaviotas que son madrugadoras

Y tú entornaras los ojos un poco medio dormida

Escuchando con el alma esa dulce melodía

Que las aves marineras improvisan cada día.

Las olas lavan tu rostro y la brisa lo embellece

Y tú como pequeñita te da miedo y te estremeces,

Y ella con galantería te está diciendo al oído:

"No llores mimosa mía, que entre mis brazos te abrigo".

Yo te pido Graciosa que el día que yo me muera

No me dejes pasar frio, tápame con tus arenas.


La isla de la Graciosa, me dejó profunda huella. Por eso, en otra ocasión contaré la historia de este pueblo con todo lujo de detalles, curiosidades y anécdotas…

Hasta entonces…

ALFREDO AYALA OJEDA

5 comentarios:

  1. AMIGO ALFREDO ESPERO ANSIOSA ESE RELATO PUES DESPUÉS DE LA BODEGA DE JULIAN NOS HEMOS QUEDADO SIN ESE AROMA A LO NUESTRO Y CADA ESCRITO QUE SE HACE EN ETNOGRAFIA Y FOLCLORE ME HACE SENTIR LA SENSACIÓN DE ESAS TARDES DE DOMINGO ESCUCHANDO NUESTRO FOLCLORE AHORA SOLO NOS QUEDA TENDERETE Y LEER CUANTO RELATO PUBLICÁIS EN ESTE BLOC QUE YO ME LO IMAGINO PLASMADO EN LA PANTALLA Y NO SE VERÍA NADA MAL SALPICANDOLO CON NUESTRO FOLCLORE MAS CANARIO QUE EL GOFIO BUENO AMIGO SOÑAR ES GRATIS Y GRACIAS A DIOS NO PUEDE INTERVENIR LA POLITICA EN MIS SUEÑOS

    ResponderEliminar
  2. Que poesía tan linda Alfredo, muchas gracias por

    escribirlas.

    Es un placer, leer cuanto escribes en el blog de

    Lydia.

    ResponderEliminar
  3. Un saludo desde La Graciosa, me ha gustado mucho leer un poema de Inocencia Páez. En el mes de Julio hacemos un acto en su nombre en el que se entrega un premio de poesía y a la solidaridad........miquelpaez@hotmail.com

    ResponderEliminar
  4. Amigo Alfredo:
    Leer tus artículos es siempre un verdadero placer. Pero; ¡que conmovedor fue oírte recitar el poema anoche en la radio!. Cada vez me convenzo más que el tamden radio-blog es una gran fórmula. Un fuerte abrazo y enhorabuena.

    ResponderEliminar
  5. Bueno amiga Cándida, es lo que hay. De todas formas, parece que la tele "de ellos", comienzan a emitir un programa que presenta Caco Senante. En este espacio que ya están anunciando, atuarán grupos como Jóvenes Cantadores, Gofiones, Sabadeños. Yo ya me he hecho mi opinión al respecto, pero voy a dejar que sean los folcloristas, las Asociaciones, las Federaciones y la audiencia, los que opinen.
    Guiller, gracias por estar ahí estimulándome para que publique cosas de la tierra...
    Me alegra mucho amigo Miguel, que a Inocencia que ha cultivado desde siempre el canto a la esa isla del Archipiélago Chinijo, se le reconozca su mérito...
    Y a ti Félix "el Grande", decirte que solo pongo en la voz el profundo sentimiento junto a la fidelidad al autor. Unas veces, estoy más brillante y otras más apagadito pero siempre con el alma por bandera.

    ResponderEliminar