Seguidores

miércoles, 23 de febrero de 2011

* DÉCIMAS DEL TAXISTA

Hace unos días, me puse en contacto con Expedito Suárez Suárez, sé que lo conocen pero aún así les contaré de quién se trata.
Nació en Las Palmas de Gran Canaria, un catorce de enero de 1.965, está casado y tiene un hijo. Vive actualmente en Tenteniguada, Valsequillo. Es taxista de Las Palmas de Gran Canaria, y su licencia es la 1222.
Hasta aquí... todo parece normal, pero no, no se confundan. Expedito ha estado siempre relacionado con el mundo del folclore, ha pasado por diversas agrupaciones, y dice que está aprendiendo a improvisar versos. 
Le conté, que estoy empeñada en sacar adelante todo lo relacionado con lo nuestro, como es la etnografía y el folclore, le dije que había leido unas décimas suyas, que me habían encantado y que si hacía el favor de autorizarme a publicarlas en mi blog, así como a recitarlas en el programa de radio "El Traspatio".
Es para mi un gran honor
y me deja sorprendido
dese ya por concedido
y resuelto ese favor.
Como amante del folcklor
tengo que ser muy sincero.
Por eso decirle quiero
con respeto y buenos modos,
mis versos son para todos
sino ¿para que los quiero?.
Esa fue su respuesta, la cual publico y desde aquí le doy las gracias y por supuesto, la bienvenida a este blog. Estas son las décimas de las cuales me enamoré. Espero que disfruten de ellas tal y como lo hice yo.

DÉCIMAS A UN DESAMOR
Cuando un hombre se enamora
le da sentido a su vida
y a esa persona querida
la respeta y la valora.
Cuando esa mujer que adora
no le logra comprender,
si lo deja de querer
y no quiere oír su nombre
no es vergüenza para un hombre
llorar por una mujer.

Cuando no es correspondido
el amor que el hombre entrega
sufre llora y se doblega
ante un dolor sin sentido.
Ese trauma recibido
forma parte de su ser.
Pero tiene que entender
si se siente despechado
que en el hombre no es pecado
llorar por una mujer.

Hay veces que ni Cupido
ni el propio San Valentín
consiguen ponerle fin
a todo el daño sufrido.
El amor que se ha perdido
no se volverá a tener.
Si tienes que padecer
llagas en tu corazón
no es ninguna humillación
llorar por una mujer.

Llorar por una mujer
no es porque sea traicionera
ya que de alguna manera
hay quien llora de placer.
El hombre busca el deber
de vivir siempre contento.
para lograr ese evento
un consejo quiero dar,
nunca te debes callar
ni ocultar un sentimiento.

EXPEDITO SUÁREZ SUÁREZ

2 comentarios:

  1. Afortunadamente, amigo Expedito, la décima, perdida hasta hace más o menos una década, vuelve a estar vigente. No en vano, la labor que ha desarrollado Yeray Rodríguez, sembrando y arando, ha obtenido el fruto deseado. Hoy, emocionado, leí detenidamente tus "Décimas al desamor" en el blog de Lydia Díaz. Ella, también apuesta y abre sus páginas para que otros se animen, como hizo Boris Martín.
    Un placer amigo taxista, tenerte entre nosotros, en la seguridad que pronto vendrán otros decimistas a publicar sus trabajos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Alfredo, y esperemos que salgan mas y mejores decimistas improvisadores, ya que esa tradición en Gran Canaria si la tenemos bastante descuidada.

    ResponderEliminar