Seguidores

jueves, 18 de febrero de 2010

* UN HOMENAJE, MÁS QUE MERECIDO

Evidentemente hacerle un homenaje a los Mayordomos de las Fiestas de las Marías de Guía, sería todo un acontecimiento, rememorar cuanto aconteció en el Lomo de Vergara en el año 1811, del cual el próximo 2011 se va a celebrar su 200 aniversario, no puede ser obviado por todos guienses y vecinos de Gáldar y Moya, coparticipes en aquella promesa a la Virgen. La celebración de esa efeméride deberá estar revestida de un boato grandilocuente, donde se enaltezca la dignísima trayectoria de todos los que a lo largo de estos años han tenido el privilegio de haber sido Mayordomos de tan excelsa festividad, quizás una de las más antiguas de Canarias en su formato lúdico, folklórico, etnográfico y religioso, donde Nuestra Señora la Virgen es la protagonista principal de cuanto acontece en este hermoso evento lleno de fe y devoción, y que como el vino ha ido mejorando con el paso de los años.

La tradicional rama con la que se inició esta festividad, cuenta hoy con una Romería cuya relevancia es conocida en todo el ámbito regional, lo que la ha convertido en una de las más celebradas y visitadas del Archipiélago.

Foto realizada por Mar Salvador Díaz

Cuando llegue ese ansiado momento los guienses tenemos que ser conscientes de que tan extraordinario evento deberá estar revestido de todo el boato y el esplendor que el mismo requiere, y todos a una celebremos tan significativa efeméride recordando a los ilustres mayordomos que desde un principio se afanaron en hacer de esta festividad algo grandioso, sin obviar a los que ahora tomando el relevo de aquellos hacen de la Fiestas de las Marías una de las más hermosas y brillantes de cuantas se celebran en Canarias con esa erudita conformación donde reluce lo folklórico y lo religioso. Es el momento más idóneo para agradecer a la Santísima Virgen aquel milagro ocurrido en 1811, donde atendiendo las plegarias y los rezos de unos fervientes devotos hizo que lloviera de manera abundosa lo que motivo que la plaga de cigarras que invadían sus campos se alejaran de los mismos. Por todo ello es imprescindible que nos postremos una vez más ante nuestra Venerada Imagen y le demos las gracias por tan loable acción, y lo hagamos con fe y con todo el fervor que nuestra madre del cielo se merece. Olvidemos por un momento nuestras creencias y sin ningún tipo de reparos digámosle a la Santísima Virgen “gracias por todo cuanto haces por nosotros, tú eres el don más preciado que tenemos en este valle de lágrimas, ayúdanos como lo hiciste con aquellos nuestros antepasados, para que vivamos felices mientras dure nuestra vida terrenal y después concédenos el beneficio de glorificarnos junto a ti y a tu divino hijo, y dale a los mayordomos que partieron hacia el más allá el descanso eterno y a los que todavía hacen posible que se siga celebrando esta fiesta en tu honor, ilumínanos para que así sea”.

Foto realizada por Mar Salvador Díaz

Colaboremos todos y hagamos posible que este homenaje a los Mayordomos de las Marías, tengan esas connotaciones grandilocuentes que merecidamente se han ganado, para que sigan en esa tesitura de darle a la Virgen y a nosotros los guienses esa satisfacción de insospechadas dimensiones, como es la de celebrar todos los años en el mes de septiembre, posiblemente nuestra más querida y emblemática fiesta, algo que nos llenaría de gozo a cuantos desde hace muchos años arribamos a Guía en tan señalado día. Ellos sabrán sin lugar a dudas agradecernos a todos los guienses este reconocimiento tan merecido, y no estaría de más que en tan celebrada efeméride se involucrasen todas las instituciones de la Isla, y participaran en tan magno acontecimiento.

Recordemos y elevemos una sentida oración por los Mayordomos que ya no están entre nosotros, entre otros citar a: Fernando León Díaz, Juan Arencibia Sosa, Gregorio Miranda Santiago, Arturo Esteban García Suárez, Luís Sosa y Sosa, José Jiménez Bolaños, Francisco Benítez y Benítez, Marcelino Díaz y Díaz, Pedro Almeida Díaz, José Moreno Castellano, José Guillén Suárez, Juan Santos Felipe, Crispiniano Rivero y Rivero, Antonio García Falcón, Faustino Suárez Mendoza, Juan Suárez Moreno, Juan Gilva Silva, Matías Delgado Pérez, Juan Santiago Guerra, Blas Saavedra Galván, Salvador Padrón Rodríguez, Blas Fernando Saavedra Ayala, Manuel Quintana y Quintana, Pedro Aguiar García, Juan Moreno y Moreno, Benigno Benítez Gordillo, Anastasio Quintana Díaz, Juan Miguel Pérez Santana, Juan Moreno Falcón, y Juan García Castellano.

Y los actuales que han sabido mantener la tradición a los cuales felicito por ello: Antonio Guillen Melián, Montaña Alta, Nayra, Arminda y Acoraida Moreno Almeida, Palmital Bajo, Juan Moreno García, Casa de Aguiar, José González y González, San Juan-Dehesa, Luis Miguel Arencibia León, ciudad, Juan Isidro Delgado Falcón, Farilaga, Juan Castellano Suárez, Tres Palmas, José Díaz y Díaz, Bascamao, Nicasio Guerra Galván, ciudad, Augusto Álamo Suárez, ciudad, José Hernández Jiménez, Becerril, Augusto García Almeida, Palmital Alto, Francisco Díaz Falcón, La Atalaya, José Miguel Saavedra Ayala, ciudad, Andrés Ignacio Gil García, Desaguaderos, José A. Suárez González, Anzofé, Pedro Moreno Díaz, Verdejo y Jorge Pérez Callero, La Atalaya.
Foto: www.fiestadelasmarias.com

Nuestro agradecimiento para todos, y que ese año 2011, cuando se haga efectivo los 200 años de las festividad y se lleve a cabo el homenaje tan merecido les sirva de acicate a los Mayordomos que por el momento rigen los designios de tan celebrada festividad, para que sigan en ese camino y para que cada año la Fiesta de las Marías siga creciendo cada vez más

JUAN DÁVILA GARCÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario