Seguidores

domingo, 25 de octubre de 2009

* COSAS DE AYER

Cuando uno era chiquillo y tenía en el culo un libro de misa (así le decían al parche que nuestras madres, le cosían a los pantalones en la parte trasera, para que el niño tirara un tiempito más) y nos deslizábamos por las barandillas de las escaleras, pendientes, riscaderas, etc. Recuerdo una tarde, en las arenas rodando ladera abajo, el bullicio de aquel primer ascenso de la Unión Deportiva Las Palmas, popularmente "El Equipo Único", porque se formó de la unión de cinco clubes... Por las Alcaravaneras, mi barrio, se pasearon con pancartas y se cantaban los alirones y riqui-racas y nosotros, chiquillajes, nos sumamos al festejo... Eran tiempos en que se vivía en armonía, se sentían los colores, se arengaban a los jugadores, pero había cierto respetito...

Recuerdo, incluso, una anécdota que me contó, cuando yo era "galletón", el amigo Martín Moreno, sobre un partido que se celebraba, en el desaparecido Palacio de Deportes de la época. "El viejo Campo España", situado en el mismo lugar, donde hoy se levanta la Clínica del Pino, en Las Palmas de Gran Canaria. Allí, se celebraban carreras de galgos, lucha canaria, boxeo, demostraciones de poder, riñas de gallos, fútbol, etc. etc.


Pues bien, Martín Moreno, me decía, fíjate hasta dónde llegaba el respetito, que en cierta ocasión, jugando los eternos rivales "el Marino" y "el Victoria", alguien del público le gritó al árbitro: ¡¡ MACACO!! para la época, debió ser un insulto gordísimo.

El árbitro, paró el partido... se dirigió a la guardia de asalto, y le dijo que desde esa zona, lo habían insultado. Intervino la autoridad y se dirigió al lugar donde había salido el insulto: ¡¡¡quién fue!!! nadie contestó... La grada, se había enmudecido. El agente, tomó la justicia por su mano: "Pues desde aquí debajo, hasta arriba y desde arriba hasta.... (caminó diez metros y fijó el otro punto) aquí, todos a la calle"...

Y sin chistar, todos abandonaron el recinto...

Cómo cambian los tiempos...

ALFREDO AYALA OJEDA

8 comentarios:

  1. ALEJANDRO C. MORENO Y MARRERO25 de octubre de 2009, 4:44

    Sin duda, amigo Ayala, un texto precioso que nos muestra con absoluta nitidez como era nuestra gente… Y, además, se trata de una entrañable “canariada” recogida de labios de aquel erudito galdés que fue Martín Moreno (Cronista Oficial de Gáldar y de Gran Canaria), periodista e historiador de raigambre y del que tanto hemos aprendido los jóvenes estudiosos del pasado, especialmente, a través de sus “Siesta de Memorias”, artículos riquísimos en episodios curiosos y graciosos de la cotidianidad grancanaria.

    De otro lado, efectivamente, muchas fueron las páginas de gloria que dejó escritas para la historia del deporte balompédico canario el mítico equipo del Marino F.C. Recuerdo, por ejemplo, una vieja cancioncilla que se puso muy de moda hacia los años veinte del pasado siglo y que me cantaba siempre mi querida abuela Emérita Miranda. Decía lo siguiente:

    MAMÁ
    DE MAYOR QUIERO SER
    JUGADOR
    DEL MARINO F.C.

    En fin, Maestro, felicitaciones y enhorabuena… La verdad es que sus textos nos sorprenden gratamente día tras día. Y, por supuesto, que así siga siendo por muchos años.

    Un fuete abrazo,

    ALEJANDRO C. MORENO Y MARRERO.

    ResponderEliminar
  2. Maestro, un artículo precioso que nos describe lo sano de nuestra gente de entonces. Qué pena que se haya perdido ese valor tan importante, el respeto. Estoy seguro que hoy día ante esa situación, posiblemente los guardias no hubieran salido ilesos de allí. Pero, por suerte, todavía son mayoría los que obran de buena fe en diferentes campos de la vida y eso debe honrarnos.

    Muchísimas felicidades por este documento tan bello y siga usted deleitándonos y culturizándonos con sus vivencias.

    Un abrazo grandísimo.

    JUAN CARLOS SIERRA

    ResponderEliminar
  3. Que linda vivencia D.Alfredo,ya no queda nada de ese respeto.
    muchas Felicidades y un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Pues sí que han cambiado los tiempos. Eso hoy en día sería cosa rara...

    Aprovecho para Felicitar a Alfredo Ayala en esta ocasión, y a todos los colaboradores de este interesantísimo blog. Esta es una de las muchas cosas por las que me siento orgullosa de tener a Lydia Díaz por hermana. Me parece que se está haciendo un estupendo trabajo. Ánimo y adelante.

    ResponderEliminar
  5. Antes, las guaguas, las llevaban sus propietarios y un cobrador era el encargado de cobrar y de dar las órdenes al chófer... Los trayectos, según la época tenían precio. Así ir desde Las Palmas al puerto tenía un costo y desde Las Palmas hasta el barrio de Arenales, otro...
    También para los que no conocen la lucha canaria, debo decir que cuando un luchador hace alguna gesta o una buena lucha, el público suele obsequiarlo con algunas monedas...
    Ahora, voy a contar esta anécdota que mi padre, el periodista ya fallecido Antonio Ayala, contó en su libro ya agotado: La Lucha Canaria...

    ¿USTED SE QUEDA EN LUGO, JUANITO?
    José González ( el q.e.p.d.)el que fuera luchador y luego entrenador del Adargoma, era un muchacho bastante ocurrente. Optimista y siempre de buen humor fue en sus años mozos, cobrador del servicio de guaguas. Tenía mucha simpatía en el público. Una tarde, hizo una buena faena y recorrió la grada antigua del Campo España... Un anciano, lo llamó y dándole una peseta por su buena tarde de luchas, le dijo:
    -y devuélvame siete perras.
    y Pepito González, al tiempo que contaba la calderilla para devolverle le preguntó:
    -¿usted se queda en Lugo, Juanito...?

    ResponderEliminar
  6. Hola Nisamar: acabaito de leer tu comentario te remito esta nota de agradecimiento, alimento del que vivimos, nosotros, los cronistas... No en mi caso concreto que estoy dedicado a otros menesteres lejos del periodismo...Por invitacion expresa de tu hermana Lydia que me dijo y por qué no escribes... y le di un SI, como si de un compromiso matrimonial se tratara...
    Además, tampoco estaria mal que tu enviaras algun articulo al blog, jejeje

    ResponderEliminar
  7. Gracias por el agradecimiento (valga la "rebuznancia"), Alfredo, y gracias también por la proposición, aunque realmente no me veo yo con los conocimientos necesarios para esto último. De todas formas, si llego a encontrar algo que pudiera ser interesante para la temática de este blog, no dudes de que se lo comentaré a mi hermana.
    Más saludos.

    ResponderEliminar
  8. Holaaaa Nisamar, gracias mi niña, por leernos y por participar, porque realmente son muchos los que nos leen, las estadísticas hablan por sí solas,jaja, pero no todos se atreven a dejarnos sus comentarios. Y tardé en contestar, pero es que estos colaboradores van a acabar conmigo, (eso es lo que ellos se creen jaja) y no me da tiempo de escribir.
    Aprovecho la ocasión, para decirles que si alguien quiere saber más de Nisamar, que pueden mirar en el enlace que está aquí mismo, en el blog, para que vean las cositas que hace la artista de la familia.
    Un beso

    ResponderEliminar