Seguidores

sábado, 3 de octubre de 2009

* EL VALOR DE UNA HERENCIA (3ª PARTE, SEÑOR DON GATO,FIELATERO,CANTARES...


Y aquí tenemos la tercera parte de "El Valor de una herencia" de D. José Domingo Delgado, de 73 años.





SEÑOR DON GATO
Había un señor don gato
en el hornallo durmiendo,
pasó un ratón y le dijo:
amigo ¿que estás haciendo?
Afilando mis aleznas
que mi oficio es zapatero,
en estas palabras y estas
se le tiró el gato al cuello.
¡Suélteme por una hora
si no por un momento!
me voy a decirles a mis hijos
que les digan a mis nietos,
que no se rían del gato
mas que lo vean durmiendo.
********************************
EL FIELATERO
Una mujer muy formal
compró un conejo barato,
y al pasar por el fielato
el fielatero que estaba.
Mirando debajo un cejo
si no me enseña el conejo
no la dejaré pasar.
Mi conejo, caballero
no se lo puedo enseñar
porque es un animal muy fiero
y se me puede escapar.
Si su conejo se escapa
deje que yo se lo coja
saco mi pistolita
y le saco los dos ojos.
Si usted me mata el conejo
se lo digo a mi marido
porque el está muy contento
con mi conejo querido.
***********************************
CANTARES
De las alas de un mosquito
hizo una vieja su manto,
y lo estrenó el Viernes Santo
en el entierro de Cristo.
*******************************
Cuando canto las folias
me acuerdo de mi hermanito,
las folias que le daba
mi madre cuando chiquito.
*******************************
Por Dios te pido, hermanito
que no abandones a madre,
que a pronte se muera padre
y nos quedamos solitos.
********************************
No ves el viento y la brisa
jugando con mis cabellos,
mañana en el cementerio
jugarán con mis cenizas.
********************************
Cuando desperté y no vi
a mi madre cariñosa,
al cementerio me fui
a llorar sobre su loza.
********************************
El niño muerto en la cuna
su madre le lloraba,
por las rejas le entraba
la claridad de la luna.
********************************
Del rosal cojo la rosa
de la rosa el capullo,
para completar el ramo
me falta el corazón tuyo.
********************************
El corazón traigo herido
y las heridas me duelen,
que lejos de mi está
la que curármela puede.
********************************
Aunque me ves carbonero
soy amigo de las flores,
porque en el jardín de amores
mi oficio fue jardinero.
********************************
Al pasar por tu ventana
la burra se me paró,
¿Quién le diría a la burra?
que a ti te quería yo.
********************************
Cansado estoy de cansarme
aburrido de aburrirme
tengo ganas de matarme
pero no quiero morirme.
********************************
El cura vendió la burra
por no echarle la cebada,
y ahora que no tiene burra
se montará la criada.
********************************
El alma le entrego a Dios
y el cuerpo a la sepultura,
la po… pa la criada
y los huevos pa el señor cura.
********************************
Que no me quieres, lo sé.
por esa luz que me alumbra,
antes de irme a la tumba
me has de decir el por qué.
********************************
Ya no puedo mas querer
porque el querer me provoca,
tengo el agua en la boca
y no la puedo beber
********************************
Los cabellos de mi rubia
dicen que tiene veneno,
aunque muera envenenado
cabellos de rubia quiero.
********************************
Estuve queriendo un año
a una rubia panadera,
con el calor del horno
se fue poniendo morena.
*********************************
Ya lo se que canto mal
pa lo que gano, bien canto
cantar bien cantan los curas,
que son quien ganan los cuartos.
**********************************
Dicen que el vino emborracha.
el vino no emborracha, no,
que si el vino emborrachara
borracho estuviera yo.
***********************************
La palma la partió un rayo
el viento la desvanece,
y a mí cuando me parece
de pollo me vuelvo gallo.
**********************************
Yo soy el gallo guerrero
que canta y no me desmayo,
porque no quiero que otro gallo
cante aquí en mi gallinero.
**********************************
Fui nacido en el mar,
una concha fue mi cuna,
si no me caso con Concha
no me caso con ninguna
**********************************
Me tuviste en el vientre.
luego me diste la vida.
¿cómo no te voy a quererte?
siendo mi madre querida.
*******************************
Al pasar por el trasmuro,
me dio olor a puchero,
era las orejas del burro
qué tenía Cándida al fuego.
*******************************
Al carpintero Narciso
se le murió su mujer,
el como la supo hacer,
otra de madera hizo.
*******************************
El herrero de Tacoronte,
herrando perdió el oficio,
se puso a hacer un sacho,
no supo lo que hizo.
*******************************
Yo no se que tienen madre
las flores del cementerio,
que cuando las mueve el aire
parecen que están de duelo.
********************************
Las estrellitas del cielo
las cuento y no están cabales,
falta la tuya y la mía
para estar las naturales.
********************************
A la mar que tú me mandes
por agua en un cesto voy,
aunque no traiga ninguna,
pero si me mandas, voy
********************************
Aquí estoy, ya tú me ves,
ahora vengo de otro modo,
que me quieras de un todo
me olvides de una vez.
********************************
Yo conocí a una mujer
que a ningún hombre quería
llegó cierto día
que con un hombre se fue.
**********************************
Dime morena graciosa
¿con qué te lavas la cara?
me lavo con agua clara
y el perfume de las rosas.
**********************************
Triste esta mi corazón
cuando el tuyo no lo ama
triste como la retama
cuando se le cae la flor.
***********************************
Si me compras yo te vendo
cuatro cosas por un real
una pera y un membrillo
una aguja y un dedal.
***********************************
La pera para comer
el membrillo para guardar,
la aguja para coser
el dedal para empujar.
************************************
Ayer me dijiste que hoy
hoy me dices que mañana
mañana me dirás
que de lo dicho no hay nada.
************************************
Mi corazón es un niño
siempre llorando está
si le muestran cariño
más sentimiento le da.
************************************
La malagueña es casada
le dice a su marido,
si no me das de comer
no hago más vida contigo.

ALFREDO AYALA OJEDA

4 comentarios:

  1. Madre mía!!! y este señor a su edad, ¿se acuerda de tantas coplas? Que pena, que nosotros no escuchamos a los mayores, cuando nos hablan, aprenderíamos mucho.

    Amigo Alfredo y disculpe que le trate como amigo, pero es que desde que esta este blog,
    y leo todas sus crónicas, de verdad que parece que lo conozco de toda la vida.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. ALEJANDRO C. MORENO Y MARRERO3 de octubre de 2009, 4:00

    Sin duda, un material espléndido… Enhorabuena al Maestro Ayala por su rescate y recopilación y, naturalmente, a este blog por su difusión.

    Un abrazo,

    ALEJANDRO C. MORENO Y MARRERO.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo con Tino, por esta vida ajetreada que llevamos, hacemos caso omiso a lo que nuestros mayores nos cuentan, sobre sus vidas, de lo que tenían que hacer para sacar a su familia, casi siempre numerosa, adelante, lo que tenían que recorrer para ir a vender lo que recogían de las tierras (normalmente arrendadas) y llevarlas a la plaza a venderlas, etc, etc. En este caso para l@s que nos hemos perdido, todas estas cosas, tenemos aquí, gracias a Alfredo, todos estos relatos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. lydia, tino y alejandro:
    la velocidad, las prisas, el agobio en que vivimos, nos obliga a psar por los lugares con los ojos cerrados. Pasamos por los sitios y no los vemos, ni los disfrutamos. Ya no tenemos tiempo ni para nosotros mismos. Decia mi idolo Manolo Vieira en plan coña pero que es una verdad como un puño que somos capaces de chatear con un cristiano que vive en japón durante varias horas y no le prestamos un minuto a nuestro hermano, padre, madre o abuelo.
    efectivamente, somo lo que comemos y nos cultivamos en la lejanía, ajenos a nuestra gente...
    solo nos acordamos de nuestros mayores cuando a los jovenes le piden en clase que tienen que hacer una historia de su barrio, de su musica, de la familia... de resto, ¡¡guruguay!!!

    ResponderEliminar