Seguidores

lunes, 16 de abril de 2012

* PEDRO MACÍA

Distintos directores se habían hecho cargo de aquella primitiva televisión española que llegó a las islas en 1.964. Era, por ese entonces, una párvula televisión que emitía los acontecimientos importantes en blanco y negro y con 24 horas de retraso.

Diecisiete años más tarde, en 1.981, fue nombrado para llevar las riendas del Centro de producción de Programas de TVE en Canarias, Pedro Macía. Un hombre joven, 37 años curtido en informativos y programas llegaba dispuesto, con el manual bajo el brazo, a la decisiva apuesta de poner en valor la tele canaria. Hasta ese entonces la tele funcionaba como un centro territorial. Se cubrían noticias y, las que tenían cierto interés, grabadas en 16mm negativo, se enviaban a Prado del Rey para su emisión. Aquí nos contentábamos con hacer informativos locales, programas especiales, concursos fotográficos, etc.

Con Pedro Macía, todo cambió. Fue la noche y el día. Se dotó el Centro de medios más modernos y con unidad ligera se inició grabaciones y programas como “Canarias Viva”, dirigido por Guillermo Aguado, presentado por Nanino Díaz Cutillas, a cuyo cargo tuve la producción. Numerosos compañeros de la plantilla de Canarias fuimos designados a los Mundiales de Fútbol. Los raquíticos presupuestos se aumentaron considerablemente. Se puso en marcha en dos temporadas consecutivas el concurso “Repaso”; “Punto de Encuentro”, con figuras de primer orden a nivel local, nacional y mundial; se inauguró el Centro de Tenerife y se pusieron de moda, -tradición que continúa-, las campanadas de fin de año.


Pedro Macía, en sus inicios, procedía de Radio Juventud de España. Ingresó en Televisión de la mano de maestro Matías Prats (padre). Según costa en su biografía en 1.973 se convirtió en uno de los presentadores clásicos de los Telediarios en tiempos de transición y fue director entre el 76 y el78 de la edición de Telediario “Última hora”. Esa labor se le distingue con el Premio Ondas.

En las islas, entre los profesionales de la tele dejó profunda huella. De su corta estancia 1.981/1.983, constituyó la base fundamental para que el Centro de Producción de Programas de TVE, en Canarias, ocupara el espacio que merecía en el panorama nacional.

Con la llegada de la democracia, fue sustituido por Juan Ramón Mediavilla.

Descansa en paz, Pedro.

ALFREDO AYALA OJEDA

2 comentarios:

  1. Descanse en paz un periodista de "los de verdad".

    ResponderEliminar
  2. Descanse en paz, era bueno realmente.

    ResponderEliminar