Seguidores

lunes, 29 de noviembre de 2010

* LA BODEGA DE JULIÁN

EN VOZ ALTA

No deja de ser curioso que, cuando allá por 1.968 tomé contacto con aquella incipiente Televisión Española, era el objetivo de cuantos por allí entrábamos a trabajar, romper con lo establecido. Pero había una cultura de sometimiento de “palo y tentetieso”, del ordeno y mando. Todo venía impuesto hasta tal punto que militares de la marina tenían su parcela de mando. La información era meticulosamente analizada y aprobada por el Delegado de Información y Turismo. Televisión Española en Canarias, contaba con tres breves apartamentos que estaban situados, en lo que hoy es la Casa del Marino, en las últimas plantas del edificio. La planta once era el estudio, la doce los informativos y programas y la trece la técnica. Solo unos pocos éramos de plantilla y el resto “colaboradores”.

Televisión Española en Canarias, estaba en expansión. Informativamente hablando, las islas se contaban con corresponsales. En Las Palmas de Gran Canaria, estaba situado el centro productor y emisor. También, en el Sahara Occidental Español, en el Aaiún, contábamos con una amplia corresponsalía.

La prohibición, marcaba la conducta de todos. Subías a la guagua y los carteles te señalaban como debías comportarte: “prohibido escupir”, “prohibido hablar con el conductor”, “prohibido bajarse en marcha”. El miedo, el respeto, la disciplina, estaba impuesto. Sabías que podías hacer y conocías lo prohibido. Te marcaban los linderos en el colegio y en tu casa. Vamos que prohibir era el ciento por ciento de mantener a raya a los habitantes. No podías hablar, pero eso eran otros tiempos.

Ahora, ¿Cuál es la diferencia?

Hoy, pasa lo mismo, pero de distinta manera. Nos llenamos la boca de libertad, pero estamos presos. No se puede protestar porque te pasan factura. Solo unos cuantos se atreven y saltan por encima de todo en defensa de nuestros derechos. ¡Es que si protesto, me despiden y la cosa no está para bromas! ¡Es que si voy al macroparrandón, después no me llaman para actuar! ¡¡ Es que yo recibo una subvención del Ayuntamiento, del Cabildo o del Gobierno de Canarias!! ¡¡ Es que si alzo la voz, me van a callar para siempre!! También los hay quienes argumentan, con cocimiento de causas, tengo empleo temporal y no me llaman si acudo a la protesta… i Por eso los hay quienes amagan, pero no asisten…los que dicen sí, cuando quieren decir que no, los que caen enfermos…

Y todo es entendible, lamentable pero entendible.

Hace poco, vengo asistiendo a los encuentros entre asociaciones de vecinos y grupos políticos. En uno de esos encuentros, se habló intensamente del orgullo del canario, ¿Donde está el orgullo de nuestra gente?, preguntó el político dando a entender la sumisión, el dejar hacer, el mirar para otro lado de nuestra gente. Alguien en tono distendido, pero con contundencia, dijo: Hipotecado. Está hipotecado porque tenemos dependencia de los políticos. Da igual que quien nos gobierne sea un “lumbrera”, “relumbrón” o un mediocre. Ustedes, favorecen a sus amigos o gente del partido con sus empleos, confeccionan las listas a su manera, contratan los grupos, favorecen a sus amigos, compromisos o gente afín. De esa manera, quien se mueve o no va a su surco, queda para engrosar las listas del paro.

Hoy podemos hablar, sí. Los tiempos han cambiado, también es cierto, pero… ¿te escucha alguien? ¿Reflexiona sobre nuestras manifestaciones? Hace poquito, un grupo de gente vinculada al folclore se reunieron en las dos capitales canarias para expresar el despropósito del Director de Televisión Canaria y su equipo directivo. El motivo de la protesta era pedir la no retirada de la parrilla de programación, el emblemático espacio La Bodega de Julián. Un programa, que durante diez años, ha estado en antena difundiendo y promocionando el folclore más rico y variado del mundo.

La directora de Antena Anuska Simón, gallega afincada en la isla y movida por oscuros intereses, ha cambiado La Bodega de Julián, de día, de hora, para tener argumentos que justifican la desaparición del espacio. Dos programas existen que cubran las necesidades de nuestros folcloristas: La Bodega de Julián y Tenderete. La bodega, que durante meses lleva con reposiciones de programas, tiene una audiencia aceptable. Tenderete, con plausible decisión de Televisión Española, continúa grabando nuevos espacios y reflejando la realidad de nuestra gente. Tenderete, no se toca, pero aquí, queriendo ser más papistas que el Papa, suprimen La Bodega de Julián.

Por tanto, llego a la conclusión que de poco o nada sirve hablar. Que los tiempos, desde aquella época, en la que Él estaba entre nosotros hasta hoy, sólo han cambiado las formas pero no el fondo. Sabedor que de poco sirve la voz, hemos enviado numerosos escritos a la oficina del espectador de TV Canaria. Ni una sola contestación coherente. Solo un pliego de intenciones que dista mucho de la realidad. Y esto, señor Paulino Rivero, le invito a que repare el error. Que retome el tema de esa apuesta generosa, que usted hizo en su día, nombrando Director General a Willy García, y su equipo directivo.

Usted don Paulino Rivero, que tiene asesores y personal que le informa, dese una vuelta por ahí, por los medios audiovisuales y compruebe los desaguisados que ha realizado Willy y su equipo… Entendiendo que no es gratuito, que otros partidos políticos, hayan pedido su cese.

ALFREDO AYALA OJEDA

3 comentarios:

  1. Pico de La Atalaya le dice, Sr. Ayala,cuanta razón tiene con lo que dice. Me hubiera gustado estar en el macroparrandón, por La Bodega de Julián pero si hubiera ido, a estas horas estuviera con "vacaciones" forsozas.
    Me siento mal por tener que actuar asi.
    Oculto mi nombre por lo mismo, no quiero perder mi trabajo.

    Animo, lo admiro por sus trabajos y luchar por aquellos que como yo no me atrevo a dar mi nombre.

    ResponderEliminar
  2. pero esto de que va? como va a ser eso? estamos en un estado de libertad de expresión, yo creo que el que no habla es porque no quiere, me niego a pensar que esto ocurra en mi tierra, es de locos. Cuando llegan las elecciones tenemos nuestro derecho a votar y yo ya se a quien no voy a votar. Tanto nacionalismo y que conseguimjos con eso? nada por lo menos para la cultura, las tradiciones,el folklore. No seamos tontos y pongamos a cada uno donde le pertenece.

    ResponderEliminar
  3. AMIGO "PICO DE LA ATALAYA", CONTABA CON LAS AUSENCIAS. PERO LO QUE FRANCAMENTE ME SORPRENDE ES QUE MUCHOS DE LOS QUE HABÍAN ANUNCIADO SU ASISTENCIA SE ENCOGIERAN. LA NOCHE ANTES, EN EL PROGRAMA "EL TRASPATIO" EN RADIO FARO DEL NOROESTE, NUMEROSA FUE LA GENTE QUE CONTACTO CONMIGO PARA, DAR EL NUMERO DE GRUPOS QUE TENIAN EL PROPOSITO DE ACUDIR.
    A MI LO QUE PREOCUPA ES EL FOLCLORE, LO NUESTRO, Y ESE ERA EL TEMA. PERO POR LO VISTO NO ESCARMIENTO, ESTA ES LA TERCERA OCASION EN QUE ME QUEDO EN LA MAR Y SIN REMOS PERO COMO LE DIGO A MI AMIGA Y COMPAÑERA LYDIA DIAZ, NO CONOZCO OTRO IDIOMA QUE EL DE SALIR EN DEFENSA DE NUESTRAS COSTUMBRES Y TRADICIONES.
    UN ABRZO, AMIGO.

    ResponderEliminar