Seguidores

jueves, 25 de noviembre de 2010

* ESTA ES MI OPINIÓN

CAVAR LA FOSA A LA ANTOLOGÍA AUDIOVISUAL DE CANARIAS


Hoy, mañana o dentro de unos días, los responsables de televisión canaria, pondrán el punto y final a una obra que empezó a cimentarse allá por el año 2002 y en el que llevaba trabajando, la friolera de dos lustros. Para ello, unos grupos de amantes de lo nuestro nos reunimos en distintos puntos de nuestra geografía para con las armas de que disponíamos, la voz y la música, intentar parar lo que considerábamos como un despropósito. No fuimos, por lo visto, los suficientes para detener lo que parece imparable, pero había que intentarlo porque televisión canaria, no es solo el programa “La Bodega de Julián”, lo que van a suprimir de su parrilla. Es, mucho más. Dentro de su indolencia y carencia de análisis, silencia el trabajo de unos cuantos profesionales que nos habíamos metido de lleno en ofrecer a los televidentes “la gran antología visual y sonora de nuestro folclore y música popular”. Porque el equipo, los que durante diez años han estado arrimando el hombro para hacerla posible, hemos ido invitando y recogiendo como hormiguitas, voces, estilos, temas, arreglos, poetas, compositores… también, por el programa han desfilado estudiosos, eruditos y hemos recreado, en monográficos, el devenir de nuestra cultura en señalados momentos: tiempos de navidad, ranchos de pascuas, décimas y verseadores, polcas, danzas, himno de Canarias, variantes de isas, monográficos de folias, gastronomía, páginas donde se hablaba y se profundizaba sobre nuestros animales representativos…

Meticulosamente, pretendíamos llenar el vacío que actualmente existe, con una monumental antología visual, con selección rigurosa de temas, voces, intérpretes, orígenes y evolución de nuestra música la propia y su evolución así cómo la que llego hasta aquí para pervivir. Un trabajo, que queda a medio camino entre la realidad y el deseo.

Por eso, no es sólo “La Bodega de Julián” la que se envía a dormir el sueño de los justos, es también, una historia documentada del ayer y hoy, de nuestro folclore o música popular. De ahí el grito de numerosos folcloristas, antes que los responsables de la tele canaria caven la fosa y den sepultura a una de nuestros más valiosos tesoros, a la que hemos dedicado todo nuestro esfuerzo y cariño para legar a las futuras generaciones una documentación que sirviera tanto como símbolo de nuestra identidad como consulta obligada.

ALFREDO AYALA OJEDA

1 comentario:

  1. ANTONIO HERRERA TRUJILLO25 de noviembre de 2010, 19:21

    LAMENTABLE QUE DEJEMOS QUE ESTO OCURRA, DESPUES NOS QUEJAREMOS, PORQUE ESO SI SABEMOS HACER, PERO NO EN EL LUGAR ADECUADO.

    AYALA UN ABRAZO

    ResponderEliminar