Seguidores

miércoles, 14 de agosto de 2013

* LOS CORAZONES DE TEJINA

Cuando una fiesta de la importancia de las patronales en honor a San Bartolomé se avecina, Tejina, localidad del Nordeste de Tenerife se moviliza usando cuanto les brinda la naturaleza, su impronta y cuantos medios tienen a su alcance para que cada uno de sus actos brille con luz propia. Con anterioridad, desde mucho antes de las señaladas fiestas, comisiones, amigos, empresarios, todos, sin exclusión, se movilizan y solicitan colaboración a los pueblos y pagos vecinos que no dudan en poner en marcha ese código, no escrito, de ayuda mutua para arrimar el hombro…

Tejina, es un pueblo festivo. También, laborioso, emprendedor y orgulloso de sus costumbres y tradiciones… Llegado el momento de sus fiestas, en su amplio programa, nadie queda excluido. Desde el más pequeño al más viejito, se contempla con espectáculos folclóricos con grupos de renombre como Sabandeños y Jóvenes Cantadores, con encuentros de la vieja lucha canaria, actos infantiles, culturales populares, quema de Haragán… Mientras, en el ambiente, flotan “Los Corazones de Tejina”. También, tierra de afamados “piques” cuando se avecinan las fiestas en honor de su patrono San Bartolomé. Ya lo dice la copla de la tejinera Lourdes González, ganadora del concurso “Poemas y Coplas” de las Fiestas de los Corazones (2.007) 

Felices vamos cantando

Con timples y con guitarras

Las tres calles de Tejina

De camino hacia la plaza.


Los Corazones, son tremendos armazones de unos ocho metros de altura, con estructura de hierro o madera, revestidos de cañas indias y acolchonados con ramas, que permiten la sujeción de frutas y flores. Primorosamente, en la intimidad, apiñados, las respectivas comisiones, se encargan de los diseños, de la decoración, del brindis y del traslado hasta la fachada de la iglesia donde el Santo Patrón San Bartolomé los espera… Así, durante muchos días y noches, restándole tiempo al tiempo, incluso al descanso, para lograr superar la edición anterior… 

Las ramas, desde hace muchísimos años, eran frecuentes en toda manifestación festiva… Así tenemos “el ramito de salado”, y el Ramo de Agulo (La Gomera) Taguluche, (La Gomera), “La Rama”, en distintos puntos de Gran Canaria: San Pedro, Agaete, La Aldea o Vergara; “El Arco del Sauzal”, “el manojito de poleo” del Amparo, en Icod, “corpus Vertical de Mazo” y así un largo etcétera. Ramas, Ramos, Arcos, Cestos, Manojitos de Poleo constituyen, individuales o colectivos ofrecimientos religiosos que solemos hacer a Santos y Vírgenes en petición o cumplimiento de una gracia concedida… 

Por eso, cuando observamos detenidamente el trabajo que realizan las cuadrillas de familiares, vecinos o amigos que seleccionan y elaboran cada uno de los Corazones de Tejina, estamos asistiendo a la promesa colectiva de todo un pueblo agradecido.

La fiesta de “los Corazones de Tejina”, está en trámites para ser declarado Bien de Interés Cultural, plausible iniciativa de la Asociación de Vecinos de Tejina… 

Dicta la tradición que los tres corazones que representan a los barrios “El Pico”, “Calle Arriba” y “Calle abajo”, una vez “vestidos” sean transportados por más de un veintena de hombres, desde sus barrios hasta la Plaza de la Iglesia. En el recorrido, le acompañan las parrandas y es continuo el estallidos de voladores y camarotes. Cada Corazón tiene un peso de unos 800 kilogramos. 

Una vez expuestos y colocados dando cara a la calle y orientados a cada uno de sus barrios y siempre bajo la santa presencia de San Bartolomé, los lugareños alardean de su trabajo defendiendo el fino trabajo de su corazón, a la vez que expresan un juicio desfavorable sobre los otros dos corazones… Es como la antesala de “los piques” que se producen continuamente… “El pique”, es respuesta inmediata, con chispa…

Recoge Felipe Bermúdez, en su ilustrativo trabajo sobre nuestras fiestas una de esas coplas:

Calle Abajo y los del Pico

Barrio Nuevo, bien lo sabe

Por toda calle Arriba

Son grandes Calamidades…

Al día siguiente, una vez descolgado los frutos, se reavivan las hostilidades, con coplas en una y otra dirección en el mano a mano entre las parrandas: 

Los Corazones de Tejina, una fiesta en honor a San Bartolomé que da para mucho.

ALFREDO AYALA OJEDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario