Seguidores

sábado, 8 de junio de 2013

* JUAN BRITO, ¡¡ POR FIN !!, “HIJO PREDILECTO DE LANZAROTE”

Hace unos días, “encochinaíto”, hablé de la miseria de nuestros políticos por el feo gesto o por un quítame allá esas pajas, de la suspensión del nombramiento, consensuado  previamente, de Hijo Predilecto de Lanzarote a don Juan Brito,,, Titulé el artículo que se publicó en este mismo blog “La miseria política”… Pensé, -por fortuna no ha sido así- que, como siempre, se volvía a llegar tarde a la cita de urgencias. Me alegro haberme equivocado porque don Juan Brito, ha recibido, en vida, el más preciado y merecido distingo: Hijo Predilecto de Lanzarote…


Don Juan Brito emocionado, con el corazón henchido de gozo, con el aliento contenido, pronunció en su intervención unas sentidas palabras de agradecimiento:
 
"¡¡¡Qué bien suena escuchar de voz de las autoridades representativas de mi isla,  que me distingan con el nombramiento de Hijo Predilecto de Lanzarote!!...
Quiero, sobre todo, mostrar mi agradecimiento a mi familia especialmente a mi mujer Isabel Paz… Compañera infatigable en tiempos difíciles… Siempre a mi lado compartiendo penas y alegrías a lo largo de casi 70 años… Ella, alumbró a mis nueve hijos: cuatro hembras y cinco varones a los que les hemos dado toda la educación que estuvo a nuestro alcance… Recuerdo que tras el nacimiento de cada uno de mis hijos, ella los acunaba en una humilde cunita que yo mismo hice usando las tablas de aquellas cajas de velas y jabón que caían en mis manos… Isabel, cada noche le cantaba su arrorró… ¡Cuánto daría yo por tener su bella voz!
Recuerdo de niño, con pantalón corto, que a mi llegada a la capital no salía de su asombro al ver tantas casas juntas… ¡¡Cuanto trajín de hombres y animales!!... Era un niño, humilde, disciplinado y respetuoso. Un niño de campo que con el paso del tiempo, trabajando y obedeciendo a Lanzarote, se fue formando con múltiples encuentros afortunados andando por caminos y veredas donde intuía el hallazgo…
Y el niño de campo, se hizo hombre. Un hombre que junto a mi mujer escuchó el primer llanto de aquéllos niños que me llamaron padre. Un hombre que hoy está aquí, 80 años después, para agradecer a la familia hacer este largo camino juntos…"

Así, sin más es Juan Brito, al que yo distingo como mi catedrático en cultura popular y que conocí hace muchísimos años. Generoso, desinteresado y trabajador que ha dedicado su vida a recuperar, divulgar y documentar una parte importante de la historia de su Lanzarote natal y que el día 30, señalado Día de Canarias, la isla entera lo nombra con todo merecimiento hijo Predilecto.  Es la historia de un nonagenario y distinguido artesano, folclorista, arqueólogo, historiador conejero que a sus primeros 93 años continúa manteniendo intacta la ilusión de aquel niño de campo que un día llego a Arrecife para hacerse no sólo hombre… También un ejemplo.

Un abrazo, amigo.

ALFREDO AYALA OJEDA


1 comentario:

  1. Felicidades a Don Juan Brito. Se ha hecho justicia por parte de los políticos de Lanzarote.

    ResponderEliminar