Seguidores

sábado, 2 de octubre de 2010

* MIS RESPUESTAS PERSONALES DEL “CUESTIONARIO REVELADOR DE LA SITUACIÓN DE NUESTRO FOLKLORE”

Me van a permitir que participe en este cuestionario, pues me consta que mucha gente lo ha hecho, aunque pocos lo hayan querido publicar, también me parece bien, pues cada uno puede tratar sus respuestas de un modo más privado. Sólo el haber respondido de una forma u otra, me satisface.


1. ¿A qué nos referimos cuando hablamos de folklore?

- Cuando hablamos de folklore nos referimos a un grupo de individuos vestidos con trajes de épocas pasadas, alineados de esta manera: instrumentos de pua delante, guitarras, timples, contrabajo, bombo, pandereta y huesera repartidos en el coro de detrás dispuestos paralelamente a los primeros que iban sentados y separados por tesituras de sus voces. Los solistas intervienen organizadamente según se haya tratado, los coros repiten o continuan con la canción o la pieza musical a diferentes voces. En reciente incorporación a este tipo estandar de agrupación folklórica los bongós, el bajo eléctrico y la flauta travesera que también va ganando adeptos. Gran parte de los grupos folklóricos incorporan un cuerpo de baile, que organizadamente danzan unas coreografías estipuladas según isla, zona, grupo. También ataviados con ropa tradicional.

El repertorio que se interpreta suele ser variado, representación de temas principales de las Islas Canarias, otros temas populares, unas rancheras y cualquier otro tema gracioso o animado sea cual sea su procedencia.

Si bien, no estaría mal mi respuesta, si que creo, en mi modesta opinión, que tenemos una idea totalmente equivocada de lo que es el folklore.

El folklore no empieza mucho antes de subir a un escenario. El folklore empieza en el día a día, cuando pensamos folklore, cuando en la soledad de nuestra casa agarramos un instrumento y nos ponemos a tocar, cuando nos reunimos con los amigos, cuando compramos un instrumento, cuando tocamos, cantamos, bailamos por amor al arte… Pienso que un escenario no es folklore, creo que eso es exibición, espectáculo. He aquí cuando justifico que sobre el escenario todo tiene que estar medido, no se puede entrar a cantar cuando a uno le apetezca, o no puede verse desordenado. Pero eso es espectáculo, y lo entiendo, y no dudo en que lo haya hecho y lo haga. Pero no es folklore.


2. ¿Qué es cantar bien?, ¿cantar con sentimiento?, ¿afinado/a?, con estilo propio, con soltura, trasmitiendo el sentir de la copla?...

Cantar bien es, lograr trasmitir el sentido de una copla a traves de una voz agradable al oido general.

Lo de afinado/a se supone que tiene que ser así. Hoy en día canta todo el mundo, y se le permite cantar al que sea. Antiguamente solo cantaba el que sabía. El que no, bien porque desafinaba o porque no tenía la capacidad innata de llevar el tiempo, no cantaba, ni se atrevía.

Y ya si el solista marca un estilo y se llega a caracterizar e identificarse por su cante, mejor.

Pero ahora canta todo el mundo, hasta yo podría cantar, con mi voz fea e incontrolada, y además poquita, que enseguida me quedo ronco.


3. ¿Qué es tocar bien?

Parecido a cantar bien, pero con un instrumento en las manos. Por mi formación, he tenido la suerte de adquirir cierta técnica con el instrumento, así que la aprovecho. Estoy seguro que si nuestros antepasados hubieran podido tenerla, no la hubieran desaprovechado. Si no tocaban mejor era porque no podían. Pero hoy en día con todas las posibilidades de aprender que hay, es casi imperdonable que se le aplauda a un individuo que no saca una nota tras otra con limpieza y soltura.


4. ¿Y bailar?, ¿cómo diferenciamos un bailador o bailadora de calidad?, ¿y un cuerpo de baile?

Bailar bien, digo yo a hacerlo con soltura, con gracia, sin ademanes extraños, sin gestos raros, ni formas del cuerpo obligadas, ir al ritmo… en definitiva, tiene que ser un movimiento natural. Creo que como espectáculo es necesario la uniformidad, tanto en el vestido como en la coreografía, pero para representación del folklore tal cual, no se debe buscar tanta simetría. Pero tampoco que sea un “cachondeo”. Debe ser algo natural.


5. Folklore es: ¿espectáculo?, (digo plaza con sillas orientadas a un escenario y grupo de cuerda, canto y/o baile sobre el mismo representando un repertorio regional), ¿un programa de televisión?, ¿una romería?, ¿un grupo reducido de intérpretes en un local privado o público que de forma espontánea representan una serie de canciones de su cultura?...

Creo que el folklore no es espectáculo. Otra cosa es que se haga para divertir, entretener… pero espectáculo como tal, no. Espectáculo es un acto al que acude bajo precio en la entrada, y se sabe que vas a ver unas coreografías y un colorido, plan aquel programa de Tv “noche de Fiesta”. Y ahora el folklore casi sólo se hace, bien para salir por la tele, bien para un escenario donde la gente, el público no participa en absoluto.

Tampoco, y me llamarán renegado, pero no apoyo las romerías, a parte que se han convertido en “Ronerías”, como bien se ha dicho en ocasiones, ya que estoy seguro, hablo con conocimiento de causa, que si dejaran de pagar a los grupos que van a las romerías, éstas se verían más desiertas que las llanuras de la luna.

Folklore creo que ha de ser algo cotidiano, una manera de vivir, de pensar, de costumbres que no son forzadas, el tocar, cantar, bailar, comer, según nos sale de dentro siguiendo unas normas impuestas por la tradición sin desvirtuar y para los que lo sienten de igual manera.

Por ello, creo que pocos divulgadores del folklore. Porque no saben difundirlo de esta manera.

6. ¿Hace mejor folklore un “Viejo” que un “Joven”?

No. Un viejo puede estar influenciado por grupos posteriores a su fase de aprendizaje, y puede que un “viejo” haya aprendido folklore después que un joven. Hay de todo: “viejos” con una sabiduría interminable, al igual que jóvenes muy experimentados y documentados, y jóvenes que pese a su juventud y posibilidades de aprender como es debido no se desarrollan, y “viejos” que en sus clubes de 3ª edad mal aprenden a tocar un timple o a cantar una isa…


7. ¿Qué repertorio sería el idóneo para representar nuestro folklore? (nombrar canciones o géneros)

Recuerdo que hace unos años, había el comentario de muchos grupos folklóricos que estaban cansados de las “tres Marías”, isas, folías y malagueñas. Pues creo que si, que era verdad, ahora la gente solo sabe “pachanga”, el gallo sube y baja de las rancheras y “pa´lantre”. Está bien divertirse, pero… ¿a que precio?

No me digan que no es lo que se ve por la tele, parrandas, como se llaman las recientes formaciones, donde con la escusa de que pueden ampliar repertorio, meten este tipo de música. Sin darse cuenta que se están copiando unas a otras y esto se convierte en el pez que se muerde la cola.

Por experiencia, se que muchos de los solistas que vemos, o se hacen llamar solistas, no saben cantar y menos tocar, seguidillas, saltonas…y bueno, menos las diferentes versiones que hay en las islas de un mismo género.


8. Poniendo el caso de que hiciéramos una representación, tipo espectáculo, como muestra o exaltación de nuestro folklore, ¿debería ir en concordancia nuestra vestimenta con el repertorio a interpretar?

Bueno, aquí, se podría ver acertado cualquiera de las dos cosas, está bien que se haga un espectáculo en el que se vea y se muestre la vestimenta tradicional, con todos los contenidos que se pueda, y los bailes, música…

Pero por otro, creo que también está bien que se haga una muestra vestidos de calle, como actual, sin uniformidad, pero la música y el baile esté también bien hecho, con rigor y con clase.

Lo que no veo muy bien, son las mezclas, ropa tradicional, además certificando o justificando que es tal cual hace varios siglos incluso, y el repertorio no concuerde con la época de la ropa, y los arreglos musicales tampoco. Esto sería falta de rigor.


9. ¿Podríamos hacer una representación de nuestro folklore con ropa de calle? (me refiero con nuestra ropa del día a día)

Creo que si. Siempre que se haga con rigor y con conocimiento, y esté todo bien explicado.


10. ¿Qué instrumentos deberíamos usar para interpretar nuestro folklore?

Los que se tengan a mano, como si son dos cucharas, o las palmas de las manos. En conversaciones con los “viejos”, me han dicho que en pocas ocaciones recuerdan ver un timple en los tenderetes o en los bailes. Depende de la zona o la isla. Por lo menos en La Matanza, como tenían una banda municipal desde principios de siglo, pues eran músicos de ésta, los que amenizaban los bailes con “instrumentos de aire”, como dicen los “viejos”.

Desde hace unos años, vi, y dije, que se establecería en la formación folklórica, la flauta travesera. Y bueno, ya son varios los que la tienen, no para hacer solamente algún arreglo o una parte, sino como instrumento base.

Recuerdo una época con polémica sobre: bajo si, bajo no. Eléctrico, acústico…

El tiempo pasa, pone las cosas en su sitio, o donde no van, y al pasar el tiempo hay cosas que se olvidan…


11. En cuanto a la vestimenta, los que usamos gafas (de vista, no de sol) qué debemos hacer buscar una montura apropiada a la de la época de nuestra ropa, nos las quitamos, o mantenemos las que tengamos?

Hay una romería concretamente, en La Orotava, en la que supuestamente, no te dejan pasar si no vas correctamente vestido/a, he visto de todo… Pero bueno, el caso es otro, creo que hacemos el payaso, cuando nos vestimos con la ropa tradicional y nos espichamos las gafas de sol. Hay gafas de vista, que las tenemos que llevar cotidianamente, que no son nada discretas y para los tiempos que corren son perfectas, porque están a la moda. Pero si queremos ser rigurosos y serios con lo que hacemos creo que debemos buscar algo más discretito y acorde a la vestimenta. Piensen que muchos combinan sin ningún problema el color de las gafas con los zapatos, o el ribete de los calzoncillos. ¿Por qué no hacemos los mismo con nuestra ropa tradicional?

12. ¿Un sombrero con telarañas o sin ellas?, ¿con estampita o sin ella?

Un sombrero “digno”. Mis abuelos lo usaban, y cuando salían, a entierros, médicos, o alguna excursión familiar, sacaban su mejor sombrero, el más limpito… Me gusta usar sombrero, y los cuido mucho.

Creo que ponerse el sombrero con telarañas es de “mago”, como queriendo buscar la caricatura oportunista.

La estampita va en la devoción de cada uno. Si es por eso la defiendo, si es por el vistosismo, la rechazo.


13. Las letras. ¿Es un sacrilegio, por ejemplo, cambiar o quitar de las seguidillas la copla “Como vienes del campo vienes airosa, vienes coloradita como una rosa”?, o tantas otras. Me refiero con esto, si una letra tiene que ir ligada a un género determinado, o si yo puedo, o debo introducir nuevas letras, o rebuscar y preguntar a los mayores con mentes privilegiadas que recuerdan miles y miles.

El folklore es del pueblo, y lo tiene que hacer suyo, por tanto, ha de contar lo que se quiera contar con el folklore. Que sea un medio más si se quiere de comunicación.

Creo que no hay buenas ideas, se repite todo y se desvirtua. Hay que tener más picardía, más iniciativa, más capacidad de reacción, y ser más creativo.


14. Un “cantante” ¿puede o debe emplear su técnica vocal cuando está siendo “cantador”? (me refiero, si uno ha estudiado en escuela o conservatorio o simplemente ha imitado a un ídolo “popero”, ha de notarse esa escuela en el resultado de una interpretación folklórica)

Antiguamente solo cantaba el que lo hacía bien, el otro ni se atrevía. Ahora puede todo el mundo, y además le aplaudimos o le apoyamos simplemente por el sentimiento de apego, o de que como por lo menos lo intenta… Creo que se a de aprovechar toda la técnica posible, si bien, debe camuflarse bien, para que no se desvirtue la mezcla de estilos. Me refiero, cantantes que estudian lírico, y se les nota esa técnica en el folklore, lo bueno es que la aprovechen. Pero mimetizado.


15. ¿Quién es el grupo, parranda, colectivo… que mejor ha representado, representa o podría representar nuestro folklore?. En el caso de que no haya, o no quiera nombrarlo, defina cuál sería el modelo perfecto para dicha representación.

La verdad que aún no lo se. Ando pensando, investigando, e intentando sacar conclusiones, pero no tengo uno que diga: Este.


16. Canarias siempre ha absorbido rasgos de otras culturas, ¿debemos seguir así?, ¿dónde parar?, de lo que tenemos, ¿debemos desechar algo?, ¿es por eso por lo que se dice que nuestro folklore es tan amplio?

Debemos actuar con criterio. Analizar, y medir si lo que vamos a introducir en el folklore cabe.

Son cosas inevitables, pero hay que ser siempre coherente y consecuente.


17. ¿Qué sensación tiene acerca de la estabilidad del folklore?, ¿cree que es interés de la juventud?, ¿seguirá ésta con el testigo?, ¿dicho testigo se lo dejaremos en buen estado?, ¿ese testigo se ha estropeado en algún momento de la historia más de lo debido, o se ha visto mejorado?

Pienso que siempre podríamos estar peor, no veo tan mal, creo que son rachas. La juventud hay que educarla bien y dejarle el testigo cuando estén capacitados. Debemos trabajar para que éste no se desvirtue ni se vea influenciado por “cosas raras”.

Lo mismo: debemos ser coherentes y consecuentes.


18. Los “Viejos” suelen decir, esto ya no es como “antes”. ¿a qué se refieren?

Lo dicen en todos los aspectos, en ocasiones lo digo, y no soy tan viejo. Pero hay veces que los “viejos” lo dicen como quitándose el muerto de encima. Y creo que debemos decirlo, pero a la vez arrimar el hombro para que no se tuerza más.


19. ¿Vamos por el buen camino en cuanto al folklore?

Por la parte que conozco de cerca, amigos profesores, si. Por algunos frentes que conozco y suelo ver, no. Y se los he dicho. Y no creo llevar la razón plena. Pero es lo que pienso, y como opinar es gratis. Y lo hago sin ofender…


20. ¿Qué debemos hacer?, ¿mantenerlo, mejorarlo, o corregir?

Debemos mantenerlo, mejorarlo y corregirlo. Pero, desde la coherencia y la consecuencia.

Bueno, la verdad que no ha sido fácil este cuestionario… esto es lo que yo humildemente opino. No creo llevar la razón absoluta. Y no me creo ser quien más sepa. Seguro que tengo muchos errores. Pero si que me gusta ser observador y analizar las cosas que me afectan.

Espero que compartan algo de lo que aquí he puesto, y si no, pues digan. También espero que no haya ofendido a nadie.


PEDRO IZQUIERDO

2 comentarios:

  1. Creo Pedro, que el folclores es tambien un sentimiento nostalgico del pasado cuya realidad hoy en día podemos imaginar, pero no vivirla ni sentirla como hicieron nuestro antepasados.

    ResponderEliminar
  2. Si Efrén, puede que tengas razón, mas no podemos consolarnos con eso y quedarnos con los brazos cruzados. Hay que pasar a la acción y tomar las riendas.

    Pedro Izquierdo.

    ResponderEliminar