Seguidores

miércoles, 15 de enero de 2014

* VÍCTOR FERNÁNDEZ “EL SALINERO”

NUNCA TUVE ZAPATOS,
NI TRAJES, NI PALABRAS,
SIEMPRE TUVE REGATOS,
SIEMPRE PENAS Y CABRAS.

Hace unos días, Televisión Canaria, emitió uno de los programas de “La Bodega de Julián”, espacio que creé y dirigí durante una década. Algunos de estos espacios, dedicados a la divulgación de nuestro folclore o música popular, los organicé de forma temática, citando en el plató o recopilando aspectos ya emitidos para comparar aires que creía interesante para una mejor comprensión de la audiencia… A veces, como hormiguita, hacía grabaciones que, posteriormente, formaban parte del programa… Así fue con “Isas y variantes”, “Albricias”, “Versiadores”, “Folías”, “Chácaras y Tambores de la Gomera”, etc.

En cierta ocasión, cité en el plató, con motivo del Día de Canarias, a Sergio Cabrera y Sandra Sarriá, una pareja que además de ser excelente cantadores rodean a las seguidillas conejeras de una creíble complicidad interpretativa… También a otra señora de nuestro folclore: la veterana África Alonso, única intérprete, que conozco, de seguidillas Manchegas, aquellas que “ponían de los nervios” a Cervantes… Durante largo rato, al peso del mediodía,  estuvimos ensayando hasta que todo quedó en su justo punto… Aproveché, en otra ocasión, también, la visita de “Los Sabandeños” que custodian y atesoran un valioso archivo que recoge, en su larga andadura, además de una parte importante del legado folclórico, adaptaciones o canciones de creación propia… Además, en la grabación a la que me refiero, Elfidio Alonso, había invitado para la ocasión a otro excepcional conejero: Ciro Corujo… “Los Sabandeños”, emocionan, sorprenden y transmiten, en su amplio y documentado trabajo discográfico sobre Víctor Fernández Gopar “El Salinero”. Son “Los Sabandeños”, a través del vehículo universal de la música, quienes  desempolvan los versos del Salinero… 

Otro de los invitados fue Antonio Corujo “El Barbero”, genial intérprete de las coplas de Víctor Fernández “El Salinero” (1.844-1.920). Antonio Corujo, se acompaña de los versos sencillos y rotundos de un autor que aprendió a leer y escribir para volcar en su libreta de “dos rayas”, las penas y alegrías del pueblo…

Agustín de la Hoz (con el que recorrí Lanzarote en distintas ocasiones) describe al “Salinero” como “Un poeta que creyó no serlo porque no rumiaba sino palabras pequeñas, ignorando que esas son las palabras poéticas, las mismas que van y vienen sobre el mismo tema y se posan en toda la tierra para asumir los reflejos de las hierbas mas pisadas.

Es la voz del pueblo llano que se expresa con cantares y repentes inspirados, casi infalibles, aunque de amarga ironía contenida y amplia emoción y fuerza realista. De ahí la enorme popularidad de Víctor Fernández, a quien acudían sus paisanos para escuchar el coplero rusticano”…

Con estos condimentos pegué a levantar un programa dedicado a las seguidillas del Salinero y emitido hace algunos años… 

La otra noche, cansado de escuchar en tele, radio, prensa y redes sociales, que un día sí y otro también expresan su calentura por una justicia mediocre tirando a mala, corrupción, evasión de capitales, listillos, politicuchos, ricachones y otras muchas gaitas, me senté a ver la Bodega de Julián y las coplas del Salinero, escritas hace más de una centuria, mostraba con rotundidad que la vida pasa pero la situación continúa siendo la misma: los pobres cargando el saco de la pobreza y los ricos cada vez más poderosos…

Para que comparen, ahí les dejo algunos cantares de Víctor Fernández “El Salinero”

Vi de legisladores
En unas estampas
Que unos hacían leyes
Y otros trampas.
Las leyes eran justas
Según parece
Dándole a cada uno
Lo que merece.
Mas luego se juntaron 
en conformidad
y ya no se sabrá
lo que era verdad.
No se si es debido
A ignorancia
O porque han convenido
A partir ganancias
Pero de vista baja
Veo en su modo
Que con una navaja
Se afeitan todos
Luego se acercan
A las Audiencias
Y según sean los jueces
Son las sentencias…

Les recomiendo el sustancioso trabajo recopilatorio, de las coplas del Salinero de Agustín de la Hoz, editado por el cabildo conejero en 1.977.

ALFREDO AYALA OJEDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario